FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

30/08/2009

Ha-Joon Chang: “Tienen que explicar al campo en qué gastarán los impuestos”

Por Matías Barbeira | Los sectores más heterodoxos de la ciencia económica local disfrutaron de la visita del economista coreano Ha-Joon Chang. En dos presentaciones, la semana pasada, se ganó aquí el aplauso de oficialistas e industriales. Primero frente a la joven y oficialista Asociación de Economía para el Desarrollo de la Argentina (AEDA) y […]
CHANG. Economista heterodoxo
CHANG. Economista heterodoxo

Por Matías Barbeira |

Los sectores más heterodoxos de la ciencia económica local disfrutaron de la visita del economista coreano Ha-Joon Chang.

En dos presentaciones, la semana pasada, se ganó aquí el aplauso de oficialistas e industriales. Primero frente a la joven y oficialista Asociación de Economía para el Desarrollo de la Argentina (AEDA) y más tarde durante Protextil, la convención anual de la Fundación ProTejer, que agrupa a industriales textiles nacionales, Chang defendió las medidas proteccionistas para el desarrollo de los países emergentes.

Luego de la presentación ante los industriales, Chang accedió a una entrevista con PERFIL. “Tal vez hace cien años, cuando la población era mucho menor, era posible volver rico a un país puramente exportando carne y trigo. Pero ahora, ningún país se hace rico vendiendo granos.”

—¿Acaso no es la opción más inteligente optar por vender los productos más competitivos?
—En el corto plazo, es más eficiente optar por el libre comercio, porque un país vende su carne, vende su soja y compra juguetes chinos o autos japoneses. Pero en el largo plazo, si un país no desarrolla sus industrias de valor agregado, no va a alcanzar nunca un nivel de desarrollo aceptable.

—¿Cómo se alcanza ese balance entre el corto y el largo plazo?
—Se necesita un acuerdo político enorme, un consenso nacional en este tema. Los productores agrarios se van a quejar, y es lógico, porque el Estado les quita un montón de dinero, pero ese desacuerdo disminuye si los productores logran ver que esos impuestos que les aplican son utilizados eficientemente. ¿Cómo es que se llega a ese tipo de acuerdo? La verdad es que no sé, no quiero ser simplista ni tengo un conocimiento tan grande de la política argentina.

—¿Una política impositiva eficiente sería la clave?
—Exacto. Impuestos eficientes son la clave. Los proteccionistas deben persuadir al sector agropecuario de que tienen una verdadera política productiva de desarrollo. Tienen que decirles a los productores agropecuarios que van a invertir esos impuestos en infraestructura, en desarrollar sectores estratégicos y ese plan debe ser conocido, compartido y creído por los distintos sectores.

—¿En qué dirección cree que va la Argentina?
—En realidad, no lo sé. Depende mucho de qué hagan los argentinos en estos próximos años, cómo manejen la salida de la crisis financiera internacional y las decisiones que tomen. Creo que el Gobierno argentino no ha sido perfecto, para nada, pero ha hecho un trabajo bastante bueno en el intento de restaurar la salud de la economía local luego de la crisis anterior. Pero más allá de este gobierno, tendrá que ver más con la estrategia de largo plazo que elijan para su país. Ustedes pueden decidir seguir exportando soja, carne y otros productos primarios, pero en el largo plazo seguirán quedando retrasados respecto del resto del mundo.

La salida proteccionista
Ha-Joong Chang es un economista heterodoxo, de 43 años, nacido en Corea del Sur, egresado de la Universidad de Cambridge, donde hoy se desempeña como profesor.

Es uno de los autores preferidos del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, uno de los principales aliados del venezolano Hugo Chávez en Latinoamérica.

Chang ganó renombre internacional gracias a una amplia obra bibliográfica en la que se destaca el libro Patear la escalera, en el que denuncia como interesada la intención de los países ricos de exportar la creencia en el libre comercio a los países no desarrollados.

Según su análisis, los países que hoy gozan de los más altos nivels de desarrollo y optan por el libre comercio alcanzaron su prosperidad gracias a potentes políticas proteccionistas que permitieron a sus industrias desarrollarse hasta volverse competitivas.

* Diario Perfil

Archivado en: