FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Opinión

04/09/2009

Muy pronto para cantar victoria en el mercado cambiario

Opinión. Por Gabriel Caamaño Gómez* | El mercado monetario da buenas señales, pero aún no cambia la preferencia por el dólar. El sector privado no financiero parece haber reducido en algo más el ritmo de dolarización de sus carteras de activos, pues las estimaciones privadas indican que el volumen involucrado durante agosto de 2009 se […]

Opinión. Por Gabriel Caamaño Gómez* | El mercado monetario da buenas señales, pero aún no cambia la preferencia por el dólar.

DÓLAR.
DÓLAR. El proceso de dolarización se redujo, pero todavía continúa siendo considerable.

El sector privado no financiero parece haber reducido en algo más el ritmo de dolarización de sus carteras de activos, pues las estimaciones privadas indican que el volumen involucrado durante agosto de 2009 se habría ubicado entre los U$S 1.000 – U$S 1.200 millones, bien por debajo de los U$S 2.500 millones registrados durante junio pasado y en línea con los U$S 1.200 millones correspondiente a enero de 2009.

De esta manera, la dolarización de carteras privadas acumulada durante los primeros 8 meses de 2009 rozaría los U$S 14.000 millones, cifra muy similar a la registrada durante el mismo período del año pasado.

En consecuencia, tendríamos un dato positivo y uno negativo. Pues, por un lado, estaríamos indicando que el ritmo de dolarización se redujo por segundo mes consecutivo (positivo). Pero por el otro, tampoco podríamos dejar de recalcar que el proceso de dolarización local aún se sostiene en un nivel considerable, a pesar de la ya prácticamente confirmada recuperación de la economía mundial y una contienda electoral que fue superada hace ya poco más de dos meses (negativo).

Esta última afirmación, toma más fuerza cuando se observa la dinámica reciente de la demanda privada de pesos. En particular, las primeras tres semanas de agosto permiten estimar un crecimiento nominal promedio de todos los medios de pago (dinero circulante + saldo de cajas de ahorro y cuentas corrientes) en torno a 0,3% respecto del mes anterior y a 8% respecto de agosto de 2008. Ambas variaciones nominales están bastante por debajo de las tasas de inflación comprables, con lo cual los medios de pago privados habrían caído en torno a 0,9% real y 4% real, respectivamente.

La incipiente reversión que está experimentando el proceso de destrucción de la suma de todos los medios de pago privados sólo se registra a nivel nominal, pues en términos reales la caída continúa cayendo. En decir, aún falta mucho para que la reducción del ritmo de dolarización privada sea compatible con la recuperación de los niveles de liquidez real.

Asimismo, Julio y agosto son dos meses que tienen factores de estacionalidad superiores a la unidad. En particular, los medios de pago privados desestacionalizados arrojan una variación mensual negativa de -1,7% para julio y -1,4% para agosto pasado, acumulando en lo que va de 2009 una contracción cercana a 5%.

Aún es demasiado pronto para afirmar que el proceso de dolarización de carteras privadas está experimentando un cambio de tendencia. Lo que si se puede decir, es que se está produciendo una estabilización en un nivel que, si bien es inferior a los picos de julio y marzo de 2009, aún continúa siendo significativamente alto e incompatible con el retorno de tasas de crecimiento significativas (superiores a 2% real anual) en el corto plazo.

* Economista jefe de Joaquín Ledesma & Asociados

Archivado en:

 

 

Expertos