FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

07/09/2009

Ahora los supermercados quieren eliminar los descuentos de 20 ó 25% con tarjetas

En su momento, fueron una estrategia central de los supermercados para disminuir el impacto de la crisis. Hoy, son un salvavidas de plomo. Las grandes cadenas buscan el modo de eliminar las ofertas sin enemistarse con sus clientes. Las cadenas de supermercados están buscando la mejor estrategia posible para eliminar los descuentos de hasta 25% […]

En su momento, fueron una estrategia central de los supermercados para disminuir el impacto de la crisis. Hoy, son un salvavidas de plomo. Las grandes cadenas buscan el modo de eliminar las ofertas sin enemistarse con sus clientes.
SupermercadoLas cadenas de supermercados están buscando la mejor estrategia posible para eliminar los descuentos de hasta 25% que ofrecen en determinados días y en operaciones conjuntas con diferentes tarjetas de crédito.

Según publica hoy el diario La Nación, Antonio Coto Gutiérrez, presidente de los supermercados de descuento Día%, dijo en una presentación en las jornadas de supermercados, que “las promociones de 20 o 25% de descuento con alguna determinada tarjeta o banco que se aplican en la Argentina no se ven en ningún otro lugar del mundo, y no me parecen sustentables en el tiempo, con lo cual creemos que más temprano que tarde desaparecerán”.

Carlos Velazco, director de Carrefour Argentina, opina de modo similar: “Cuando un competidor comienza con este tipo de descuentos lo tenés que seguir; si no, te quedás fuera del mercado. El problema es que los clientes se vuelven completamente infieles, con lo cual termina siendo un arma de consumo muy peligrosa y que no se puede sostener demasiado tiempo”.

Un aspecto central del tema es quién se hace cargo de los descuentos. En el caso de los supermercados, la inversión se comparte entre la cadena y el banco. Por ejemplo, si el descuento es de 20%, 10% es aportado por el banco emisor del plástico y 10%, por la cadena. Pero en el acuerdo se fija un monto máximo para la inversión del banco. Si se supera esa cifra todo el descuento pasa a ser absorbido por el supermercado, uno de los puntos que los supermercados pretenden sentarse a negociar con las entidades bancarias.

07/09/09

Archivado en:

 

 

Expertos