FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

07/09/2009

Una protesta gremial en Kraft terminó en violencia

Un grupo de 160 trabajadores despedidos después de una protesta gremial quizo ingresar a trabajar y se enfretó con la policía que custodiaba la planta. La empresa acusó a manifestantes de reaccionar con violencia y la comisión interna afirma que no se respetó la conciliación obligatoria. Un conflicto gremial en Kraft Foods terminó el lunes […]

Un grupo de 160 trabajadores despedidos después de una protesta gremial quizo ingresar a trabajar y se enfretó con la policía que custodiaba la planta. La empresa acusó a manifestantes de reaccionar con violencia y la comisión interna afirma que no se respetó la conciliación obligatoria.

KRAFT.
KRAFT FOODS. Planta productora de General Pacheto, partido de Tigre. (Foto: CEDOC)

Un conflicto gremial en Kraft Foods terminó el lunes a la madrugada en hechos de violencia cuando 160 empleados despedidos se presentaron a trabajar y no fueron autorizados a ingresar por las autoridades de la planta productora en General Pacheco, provincia de Buenos Aires. Ante la negativa, se produjeron forcejeos que terminaron con represión policial.

La tensión entre trabajadores -agremiados en el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA)- y la empresa se originó el 3 de julio pasado cuando los empleados reclamaron en el edificio de personal de la compañía más medidas de higiene para prevenir contagios por gripe A H1N1. La protesta terminó en 160 telegramas de despido dado que, según la versión de la empresa, “se produjeron hechos de violencia que incluyeron el bloqueo de la planta por la fuerza durante 3 horas”.

Entre los despedidos se encontraban miembros de la comisión interna y del STIA, por lo cual la empresa inició presentaciones para obtener su desafuero.

Por su parte, María Rosario, miembro de la comisión intena gremial de Kraft, en diálogo con FortunaWeb relató que durante la represión policial de hoy los efectivos “dispararon balas de gomas, gases lacrimógenos y pegaron garrotazos” a quienes en encontraban protestando “por orden de la fiscal Laura Capra, a cargo de la Fiscalía Nº 1 de Tigre. “La empresa está violando la conciliación obligatoria, dictada por el Ministerio de Trabajo, que termina mañana”, afirmó y agregó por parte del sindicato que los hechos del 3 de julio “no incluyeron violencia”.

“No es verdad la toma del edificio que ellos relatan”, dijo Rosario y completó que “la empresa mandó a suspender por hoy (lunes) el servicio que comedor que brinda”.

La empresa respondió esta mañana con un comunicado de prensa detallando que un grupo de trabajadores despedidos “rompieron el cerco perimetral y entraron por la fuerza” y “otro grupo permaneció frente al portón de acceso arrojando elementos contundentes a la policía y personal del a empresa”. Además, las autoridades de la compañía relatan que el “grupo de despedidos estaba armado con palos” y lastimaron a empleados y policías.

Actualmente, los efectivos se encuentran dentro de la planta custodiando por orden judicial. En el comunicado de prensa, autoridades de Kraft afirman que “en una recorrida a las instalaciones, se encontraron elementos acopiados ilícitamente para ser utilizados en hechos vandálicos”.

No obstante, el gremio -consultado por este medio- desmintió esta versión.

7/9/2009

Archivado en:

 

 

3 pensamientos en “Una protesta gremial en Kraft terminó en violencia”

  1. ¡¡¡¡ Unidad de los trabajadores, y al que no le guste, se jode, se jode!!!! Compañeras y Compañeros de la Kraft. Todo el apoyo para la lucha que llevan adelante, entero el Pueblo trabajador está pendiente. Firmeza en la Unidad. Por más que la sucia patronal, la cobardía de Daer y el entreguismo antipopular de los K se combinen, el Pueblo apoya y entiende la lucha. ¡¡¡ Fuera la policía represora!!! ¡¡¡ Todos los trabajadores a sus puestos, YA!!!!!
    Un fuerte abrazo.

  2. yo trabaje en terrabusi y les comento que el problema en terrabusi siempre fueron los sindicalistas ya que cuando uno no queria aderise a un paro ellos te obligaban con sus muchachotes o te molian a palos en el vestuario uno nunca podia trabajar tranquilo por tal motivo luego de 12 años de trabajo en la empresa me fui a otra empresa por que en esta no se podia trabajar por que estos muchachos le hacian la vida imposible al personal , yo creo que no tendria que existir sindicato dentro de la empresa y con eso se solucionarian todos los problemas

  3. Los sindicalistas son la condena de nuestro país. Yo también trabajé en Kraft. Es una empresa que paga los sueldos y trata bien a la gente… No se puede vivir siendo rehén de los sindicalistas.

Los comentarios están cerrados.

Expertos