FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

13/09/2009

Una ola de suicidios en France Télécom preocupa a los empresarios franceses

Veintitrés trabajadores se quitaron la vida en los últimos 19 meses. La empresa está instruyendo a sus directivos para detectar “señales de debilidad psicológica” entre el personal. Los gremios denuncian presión. Una serie de suicidios entre empleados de France Télécom preocupa a las autoridades francesas. Ante la crisis, la compañía se vio obligada a suspender […]

Veintitrés trabajadores se quitaron la vida en los últimos 19 meses. La empresa está instruyendo a sus directivos para detectar “señales de debilidad psicológica” entre el personal. Los gremios denuncian presión.

1252803654_0

Una serie de suicidios entre empleados de France Télécom preocupa a las autoridades francesas. Ante la crisis, la compañía se vio obligada a suspender los traslados internos de personal, a reforzar su plantel de psicólogos y a negociar con los sindicatos su plan de reestructuración, al tiempo que el Gobierno tuvo que intervenir y llamó a los directivos a una urgente reunión.

Desde febrero de 2008 a la fecha, 23 trabajadores de la compañía francesa se han quitado la vida.

Sin embargo la situación cobró notoriedad cuando la semana pasada una mujer de 32 años se arrojó al vacío desde la ventana de su oficina tras comunicársele le cambiaban de jefe en su equipo, según admitió una fuente de la empresa. Días antes otro empleado había intentado suicidarse apuñalándose en el estómago en plena reunión de trabajo.

El ministro de Trabajo, Xavier Darcos, tiene previsto reunirse con el
presidente de France Télécom, Didier Lombard, para dialogar sobre las
condiciones de seguridad del trabajo en la compañía. Como primer punto de la agenda está la aplicación de acuerdos sobre prevención de situaciones de estrés laboral, es que los sindicatos denuncian los métodos de trabajo de la multinacional, que se privatizó en 1998 y ven la raíz de las muertes en los traslados internos de los trabajadores.

Por el contrario, France Télécom afirma que la tasa de suicidios que padece no es algo estadísticamente inusual en una empresa que cuenta con 100.000 trabajadores. Señala que muchos de estos casos tienen que ver más con las circunstancias personales que con las profesionales, pero admite que las nuevas políticas en Recursos Humanos implementados durante el proceso de privatización pueden haber generado estrés.

Ahora ha anunciado que contratará a 100 empleados más y se instruirá a 20.000 directivos para “detectar señales de debilidad psicológica“.
Durante el primer semestre del año, la compañía tuvo beneficios por 2.559 millones de euros, un 4,3% menos que en el mismo periodo de 2008, y se espera que su resultado operativo vuelva a empeorar en la segunda mitad del año. Los planes de reestructuración interna de su plantilla es parte de la estrategia para mejorar la rentabilidad.

Desde que pasó a manos privadas hace once años se han eliminado unos 40.000 puestos de trabajo. Los gremios han venido denunciando una fuerte presión sobre los empleados para que dejen la compañía o acepten las nuevas condiciones.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), Francia registró durante 2008 una tasa anual de suicidios de 26,4 por cada 100.000 y de 9,2 suicidios por cada 100.000 mujeres.

Archivado en: ,

 

 

Un pensamiento en “Una ola de suicidios en France Télécom preocupa a los empresarios franceses”

  1. Desde mi punto de vista el simple hecho de no haber abierto una investigación judicial para determinar quienes y con qué acciones han producido esta tragedia, me parece una desvergüenza monumental. ¿Cómo se puede permitir que alguien que en once años haya eliminado 40.000 puestos de trabajo presente como únicos avales de su “buena gestión” una notable y sucesiva disminución de sus beneficios Y 23 SUICIDIOS DE SUS TRABAJADORES EN LOS ÚTIMOS DIECINUEVE MESES? En mi opinión Este Sr. debería estar encerrado en la cárcel sin fianza posible hasta esclarecer sus responsabilidades.

Los comentarios están cerrados.