FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

15/09/2009

Uno de cada $3 de aumento en el gasto público fue para subsidios

Un informe de IDESA sostiene que la Nación se ha apropiado de un mayor porcentaje de gasto público a punta de cobrar más impuestos, que destina a “estructuras burocráticas”. Sin embargo, no mejoró la distribución del ingreso. Uno de cada tres pesos de aumento del gasto público va a parar a subsidios a empresas, afirma […]

Un informe de IDESA sostiene que la Nación se ha apropiado de un mayor porcentaje de gasto público a punta de cobrar más impuestos, que destina a “estructuras burocráticas”. Sin embargo, no mejoró la distribución del ingreso.

TRANSPORTE Y ENERGÍA. El principal destino de los subsidios nacionales.
TRANSPORTE Y ENERGÍA. El principal destino de los subsidios nacionales.

Uno de cada tres pesos de aumento del gasto público va a parar a subsidios a empresas, afirma un informe del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA). Según el trabajo, “en 2008, los subsidios a empresas públicas y privadas casi duplican el nivel de 2007; y en los primeros 6 meses de 2009 ya son 24% superior a igual período del año anterior”.

El dato surge del análisis del gasto público consolidado entre los años 2000 y 2007 (últimos publicados) del ministerio de Economía. Jorge Colina, jefe de estudios económicos de IDESA, en diálogo con FortunaWeb afirmó que el crecimiento real del gasto en período fue 40% y “la principal finalidad fue servicios económicos; es decir, subsidios a empresas y servicios públicos y privados, de electricidad y transporte en su mayoría“.

El crecimiento del gasto se distribuyó:

* 35% a aumentar el gasto en servicios económicos, básicamente subsidios de los cuales el 82% fue ejecutado por la Nación.

* 15%  fue aumento del gasto previsional, básicamente las moratorias para personas sin aportes de los cuales el 83% lo ejecutó la Nación.

* El 50% restante de aumento fue al resto de los gastos sociales (educación, salud, vivienda, asistencia social) y gastos de funcionamiento del Estado de los cuales sólo el 27% fueron ejecutados por la Nación.

“Las estadísticas ponen en evidencia que una creciente proporción del ingreso es apropiado por el sector público y que se ha producido un brusco cambio de prioridades”, dijo Colina y aclara que en los últimos datos no se encuentran incuídos compensaciones a productores agropecuarios.

“Aunque se trata de erogaciones de naturaleza muy distinta, tienen dos elementos comunes. El primero es que son gastos administrados mayoritariamente por la jurisdicción nacional. El segundo es que no mejoran la distribución del ingreso, ni mucho menos contribuyen a aliviar la pobreza. Gran parte de los subsidios a empresas terminan siendo asignados a sostener burocracia y corrupción, y en el caso que impliquen reducciones de precios para los consumidores son los segmentos medios y altos lo que se apropian de la mayor parte del beneficio (por ejemplo, los pobres no viajan en Aerolíneas, ni cuentan con servicios de gas en red).”, afirma el trabajo.

Para los economistas de IDESA,  la orientación del gasto está relacionada con la concentración de fondos en el Gobierno nacional. Entre el 2000 y el 2008, la presión impositiva nacional y provincial creció desde el 21,5% al 30,8% del PBI.

Documento

Fuente: IDESA

15/9/2009

Archivado en: , ,

 

 

Expertos