FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 
18/09/2009

La reforma fiscal en Buenos Aires, el nuevo conflicto rural

El proyecto sube el Inmobiliario Rural hasta 30%. Sociedad Rural y Federación Agraria dieron duras críticas al proyecto oficial desde la Mesa Provincial de Agricultura. Fratenovich buscará volver al diálogo. La reforma fiscal en la provincia de Buenos Aires impulsada por su gobernador, Daniel Scioli, tuvo media sanción en la Cámara de Diputados provincial y […]

El proyecto sube el Inmobiliario Rural hasta 30%. Sociedad Rural y Federación Agraria dieron duras críticas al proyecto oficial desde la Mesa Provincial de Agricultura. Fratenovich buscará volver al diálogo.

OTROS TIEMPOS.
OTROS TIEMPOS. Cristina Fernández, Florencio Randazzo, Daniel Scioli y Ariel Fratenovich.

La reforma fiscal en la provincia de Buenos Aires impulsada por su gobernador, Daniel Scioli, tuvo media sanción en la Cámara de Diputados provincial y aguarda la ratificación del Senado. El texto propone una suba promedio del 30% del impuesto Inmobiliario Rural, que se aplicará con el revalúo inmobiliario de 2005 y coeficientes de productividad vigentes desde 2006.

Aunque la medida contempla exenciones para 12 municipios afectados por la sequía, el incremento de impuestos que propone Scioli fue amplicamente rechazado por el arco rural de la provincia. En medio de un clima de tensión entre las entidades rurales y el Gobierno, esta nueva medida suma más críticos. El condimento extra fue que Emilio Monzó, ministro de asuntos agrarios desplazado por Scioli y actual crítico de las políticas agrarias del kirchnerismo, fue quien habilitó el quórum en Diputados de la provincia; al dejar su cargo de ministro retornó a su banca de diputado provincial.

SRA
La Sociedad Rural Argentina, dirigida por Hugo Biolcati, fue una de las primeras entidades que catalogó a la ley de “impuestazo”. La media sanción hizo volver a la carga a Biolcati: “El gobierno provincial está sometido al poder nacional, incapaz de reclamar los fondos que le pertenecen por coparticipación federal, e ineficaz para administrar su propio presupuesto”.

Las medidas del proyecto de ley “son manifestaciones de desconocimiento, o de ensañamiento con el productor agropecuario, que viene de enfrentar una de las mayores sequías de la historia”, añadió Biolcati.

Federados
En referencia a esta medida, el presidente del Consejo Federado de Buenos Aires y director de la Federación Agraria Argentina, Guillermo Giannasi, sostuvo que “la seguridad, la salud, la educación y el trabajo no se desarrollan gravando bienes de producción por su supuesto valor venal, ni atosigando comerciantes, industriales y prestadores de servicios”, y agregó que “tampoco” se logra ese objetivo “cobrando entrada y salida a las mercaderías de los bonaerenses”.

Por su parte, el director de FAA y diputado provincial electo por Unión PRO en las últimas elecciones, Jorge Solmi, manifestó que “en lugar de ser un gobernador soberano en un país federal, Scioli persiste en su rol de ser un ‘Comisionado’ del gobierno nacional, desconociendo la angustia económica en la que se desarrolla la realidad cotidiana de la provincia”.

Mesa Provincial
La Mesa Agropecuaria provincial manifestó su “mas absoluta oposición” al proyecto de Reforma Fiscal. “Ante la desaceleración de la recaudación, debido a la caída de la actividad económica ocasionada por las nefastas políticas sectoriales aplicadas por el gobierno nacional y la pasividad del provincial, hoy las arcas bonaerenses se encuentran necesitadas de fondos frescos”, advirtió la Mesa.

Los miembros del grupo sostienen que el impuesto al movimiento de mercaderías en los puertos bonaerenses representa una “retención encubierta” a las exportaciones provinciales.

Fratenovich busca diálogo
Después de las críticas, el flamante ministro de Asuntos Agrarios bonaerenses, Ariel Fratenovich, volvió a llamar a reunión a la Mesa Agropecuaria provincial. Lo confirmó titular de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (CONINAGRO), Mario Raiteri.

El rol de Fratenovich será acercar posiciones con los más críticos al Gobierno nacional y Scioli: CARBAP, FAA, SRA y CONINAGRO. Sin embargo, los dirigentes rurales no olvidan que durante el conflicto por la resolución 125 Fratenovich, entonces intendente de Chivilcoy, criticó duramente a los ruralistas y el hombre de confianza del ministro del Interior, Florencio Randazzo, otro crítico del campo.

“Le trasmitimos reclamos del sector, entre ellos la necesidad de fijar un impuesto Inmobiliario Rural más justo por zona y productor; contar con puertos eficientes y baratos para poder sacar mercaderías y dotar al productor rural de un documento único de tránsito de mercadería de origen agropecuario en toda la provincia”, dijo Raiteri después de reunirse hoy con Fratenovich en La Plata.

Archivado en: , ,

 

 

Un pensamiento en “La reforma fiscal en Buenos Aires, el nuevo conflicto rural”

  1. El problema del gobierno es la falta de coherencia en sus políticas: Hace pocas semanas estaba tratando de subsidiar a los productores en emergencia agropecuaria a causa de la sequía y ¿ahora les aumentan los impuestos sobre el capital de trabajo que no pueden utilizar a causa de dicha emergencia? Muy poco serio.

Los comentarios están cerrados.

Expertos