FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Tecnología

25/09/2009

Hacia dónde va la inversión tecnológica en 2010

Ahorro de costos y espacio parece ser la consigna que marca la tendencia entre las compañías a la hora de mantener su infraestructura informática. El foco está en los servicios en internet. Quiénes ganan con este cambio. Por Roberto Anselmino ¿Cómo seguirá la historia corporativa en la era tecnológica? ¿Las empresas seguirán ampliando cada 5 […]

Ahorro de costos y espacio parece ser la consigna que marca la tendencia entre las compañías a la hora de mantener su infraestructura informática. El foco está en los servicios en internet. Quiénes ganan con este cambio.

tech

Por Roberto Anselmino

¿Cómo seguirá la historia corporativa en la era tecnológica? ¿Las empresas seguirán ampliando cada 5 años sus centros de cómputos a medida que necesiten más espacios para almacenar datos y los softwares necesarios para procesarlos?

Pareciera que se acerca una revolución que haría del año 2010 un hito que marque el límite entre el pasado y el futuro. Al menos es la visión sobre las últimas tendencias de la industria tecnológica de la consultora Gartner. Nombres algo complejos como Cloud Computing (CC), Green IT y Software as a Service (SaaS) son los nuevos conceptos que se van imponiendo de la mano de las posibilidades que ofrece internet. Y no parece que sea moda. Las tendencia la marca más la necesidad que el simple deseo de un CIO de estar en la cresta de la ola con lo último en el mercado.

La tecnología verde o Green IT se está empezando a imponer en el mundo corporativos para reducir el gasto en energía, y reciclar equipamiento, pero además para mejorar la reputación ambiental de la empresa. De acuerdo a un estudio de Symantec, “Informe sobre Green IT 2009“, el 97% de las empresas a nivel mundial está analizando una estrategia de Green IT.

Para el analista distinguido y vicepresidente de Gartner la demanda de energía de los centros de datos es parte importante de los gastos de la compañía además de los costos de infraestructura que deben afrontar para albergar más equipamiento como la ampliación edilicia y la refrigeración. “Actualmente, las empresas tienen que adecuar sus centros de datos cada tres a cinco años cuando antes era cada 10, y en lo que respecta a lo energético muchas empresas las tienen en zonas de ciudades en donde la provisión de energía eléctrica ya ha llegado al límite, como ocurre en algunos lugares de New York o Londres”, señaló.

Según un estudio realizado por investigadores de las universidades Berkeley y Stanford, financiado por Microsoft e Intel, el costo de la electricidad (incluyendo refrigeración, alimentación de reserva y distribución de energía) representa un 50% del costo anual de la manutención de un Data Center. ¿Pero cuál es la solución para tener una conciencia “verde” al tiempo que se bajan los costos astronómicos en energía e infraestructura? La solución viene de la mano del Cloud Computing -más conocida como “la nube“, según al jerga informática-, que no es exactamente una nueva tecnología o tendencia, sino una evolución natural de Internet que empieza a sustituir a los data center.

Con esta aplicación, la información no queda almacenada en servidores físicos, lo que aporta más agilidad y accesibilidad a diferentes servicios ofrecidos por Internet. Un ejemplo sencillo de utilización de la “nube”: en vez de utilizar un procesador de textos que resida en el ordenador, el usuario se conecta vía web a una aplicación con la que redacta su documento, que luego se guarda en la nube de Internet.

tech_2

David Cearley, vicepresidente de Gartner Investigación, explica que el Cloud Computing “es un estilo de computación que se ofrece por internet. Es escalable y flexible para trabajar, tanto con muchos recursos como con menos. Tiene una elasticidad que permite adecuarse a la necesidad del momento”.

Lea el artículo completo en la última edición de la revista Fortuna

25/9/2009

Archivado en: ,