FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

02/10/2009

El efecto Kraft en el empleo

La crisis en la alimenticia es la punta del iceberg de un escenario laboral cada vez más difícil: sólo en septiembre hubo más de 20 focos de conflictos en el país. Cómo hoy, a diferencia de 2003, se complica la reactivación por el alto costo del empleo. El escenario que se prevé. Por Patricio Ballesteros […]

La crisis en la alimenticia es la punta del iceberg de un escenario laboral cada vez más difícil: sólo en septiembre hubo más de 20 focos de conflictos en el país. Cómo hoy, a diferencia de 2003, se complica la reactivación por el alto costo del empleo. El escenario que se prevé.

EXPRESS. Una de las marcas de galletitas de Kraft.
EXPRESS. Una de las marcas de galletitas de Kraft.

Por Patricio Ballesteros Ledesma

El escenario muestra que el mercado de trabajo dejó de ser demandado, no hay demanda laboral insatisfecha. Primero se empezó a crear menos empleo, después no se crearon puestos de trabajo y ahora se viene destruyendo empleo”, la síntesis pertenece a Ernesto Kritz, titular de SEL Consultores, y es una síntesis perfecta de la situación laboral. Incluso hasta podría explicar una parte al menos de la crisis que en los últimos días capturó la atención de todos y que no se explica con manuales de Recursos Humanos: el Caso Kraft.

Habría que agregar que en el primer semestre del año, que es cuando se vienen produciendo diversos conflictos laborales, el sector privado acumuló alrededor de 230.000 puestos perdidos. Es un dato público pero confiable, extraído de las declaraciones de las empresas por aportes patronales que están en los registros administrativos de la AFIP. No es una cifra menor: equivale a casi el 3% de la población ocupada en blanco, que además pesa mucho en términos de la capacidad de negociación y movilización porque están encuadrados en los sindicatos.

Este escenario laboral es muy distinto al de un año y medio atrás: no se generan nuevos puestos y, por el contrario, se destruyen miles de los existentes. Es probable que de aquí a fin de año, esta tendencia comience a estabilizarse. Para el analista Kritz, aunque la tendencia no sigue
el ritmo de pérdidas de empleos del primer semestre, la realidad permitiría presumir que la recuperación de esas fuentes de trabajo va a ser muy lenta. “El nivel de ocupación y desempleo que tenemos hoy va a persistir en niveles similares durante 2010, aún cuando la economía crezca”, estima.

”]Mapa de los conflictos gremialesInflexión
En los últimos días, nuevos ingredientes parecen haber ido incorporándose a la relación trabajadores-empresas. El detonante estuvo en la toma de la planta bonaerense de Kraft Foods, los cortes de la Panamericana y sus derivaciones con manifestaciones frente a la UIA, el Ministerio de Trabajo y en diversos puntos porteños. En los pasillos de la central fabril, se lamentan por lo que consideran en off un pésimo manejo de la crisis de la ex Terrabusi, tanto desde la compañía como del Ministerio de Trabajo nacional y provincial. “Lo novedoso del conflicto de Kraft es que la negociación no se hizo en la mesa sino en la calle y hubo represión a los manifestantes que no era lo usual”, advierte Kritz.

Sin embargo, y aunque con menor virulencia, con sólo ver el mapa de conflictos gremiales y sociales que involucraron a empresas sólo en setiembre, un informe relevado por Diagnóstico Político, se puede se puede tener real dimensión de los focos de tensión.

Lea el informe completo en la última edición de revista Fortuna

2/10/2009

Archivado en: