FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

09/10/2009

Interna en Carrefour por llevar lujo a las góndolas

Por qué el principal accionista de la cadena, Bernard Arnault, intenta desinvertir en América latina y Asia. Su plan para hacer masivas algunas de sus marcas premium. La pelea con los otros dueños. Por Roberto Anselmino La noticia despertó la curiosidaddel sector del retail:dos de los principales accionistasde Carrefour, ColonyCapital y Bernard Arnault, presionana la […]

Por qué el principal accionista de la cadena, Bernard Arnault, intenta desinvertir en América latina y Asia. Su plan para hacer masivas algunas de sus marcas premium. La pelea con los otros dueños.

Bernard Arnault
Bernard Arnault

Por Roberto Anselmino

La noticia despertó la curiosidaddel sector del retail:dos de los principales accionistasde Carrefour, ColonyCapital y Bernard Arnault, presionana la compañía para que vendalas operaciones en mercados emergentescomo Asia y América latina,con excepción de China y Brasil. Sibien desde la cadena negaron expresamentela posibilidad de esta operación,la explicación que se da desdelas oficinas de estos accionistas esque se busca un dividendo especialcon esta venta que permita recuperarlas pérdidas de más del 30% queafrontan por la descapitalizaciónbursátil desde que compraron lasacciones en marzo de 2007. ¿Pero esrealmente ese el verdadero objetivo?¿O existe detrás de la intención dedesprenderse de esos negocios unplan estratégico ideado mucho antescon el fin de cambiarle el perfil a laprincipal competencia de Walmart,el número uno del sector?

La respuesta tal vez se encuentre en Bernard Arnault –asociado con ColonyCapital en Blue Capital para canalizarla inversión en el hipermercado francés–,el hombre que es conocido comoel zar de las marcas de lujo. Y tienebien merecido el apodo por ser dueñodel Grupo LVMH (Louis Vuitton MoëtHennessy). Es el rico más rico de Franciay ocupa el decimoquinto puesto enla lista de Forbes con una fortuna deu$s 16.500 millones.

Una arista visible de esa estrategiase puede encontrar en una frasepronunciada antes de ingresar a lacadena de retail: “Comprar una botellade vino con una vetusta añada;lucir un traje o un vestido de firmareconocida internacionalmente; adquirirun reloj armado a mano y conmetales o piedras preciosas o colgaren la pared un cuadro de un artistafamoso, son lujos que cada vez tienenmás consumidores”, dijo.

La cartera de marcas de LVMHincluye Céline, Kenzo, Thomas Pink,Loewe, Fendi, Pucci, Marc Jacobs, Donna Karan y Louis Vuitton. Tambiénposee en cosmética y perfumes, íconos como Guerlain y Dior, Loewe,Givenchy y Fred. Además controlala cadena de distribución de cosméticosy perfumes Sephora.

Lea el artículo completo en la última edición de revista Fortuna

9/10/2009

Archivado en:

 

 

Expertos