FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

13/11/2009

Ante un imprevisto, 60% de las personas pueden conseguir al menos $ 2.000

Según un estudio de TNS Gallup, sus primeras opciones para resolver una dificultad son sus familiares y amigos. Luego, recurren a ahorros y a préstamos sin garantías. De acuerdo a un informe de TNS Gallup, seis de cada diez personas son capaces en la Argentina de conseguir rápidamente $ 2.000 para enfrentar una necesidad inesperada. […]

Según un estudio de TNS Gallup, sus primeras opciones para resolver una dificultad son sus familiares y amigos. Luego, recurren a ahorros y a préstamos sin garantías.

Ante un imprevisto, 60% de los argentinos pueden conseguir al menos $ 2.000.
Ante un imprevisto, 60% de los argentinos pueden conseguir al menos $ 2.000.

De acuerdo a un informe de TNS Gallup, seis de cada diez personas son capaces en la Argentina de conseguir rápidamente $ 2.000 para enfrentar una necesidad inesperada.

El informe de “vulnerabilidad financiera” asegura que los principales medios de financiación ante un imprevisto serían la ayuda de familiares, con 43%; amigos, con 19%; ahorros previos, 19%; y la solicitud de préstamos sin garantía, 16%. Otras fuentes con menos importancia son trabajar horas extras, conseguir otro trabajo, vender objetos personales, pedir un adelanto del sueldo, financiarse con la tarjeta de crédito y empeñar alguna joya.

Para Constanza Cilley, directora de investigaciones de la consultora, los datos reflejan “la fuerza que tiene la familia y la amistad, que además de dar compañía y afecto son la principal fuente de financiación ante imprevistos”.

Ante la pregunta sobre qué tan seguro se puede estar de conseguir efectivo rápido para un imprevisto, el 85% de los consultados en Capital Federal dijo que podría mientras que para Gran Buenos Aires y el Interior, esta respuesta alcanza al 51%.

El pedido de préstamos o ayuda a la familia es la primera mención en todos los segmentos salvo entre los de educación universitaria, en donde el recurso de los ahorros adquiere mayor preponderancia. Por su parte, entre quienes afirman que pedirían prestado a sus amigos, los porcentajes son algo mayores entre los jóvenes de 25 a 34 años, en la clase media y en Capital Federal.

Respecto de quienes recurrirían a sus ahorros para financiarse, las respuestas aumentan entre los hombres, en la clase alta y media alta, en la Capital Federal, y – como se mencionó antes – entre los universitarios. Finalmente, las horas extras son más mencionadas por los hombres y los jóvenes de 18 a 24 años.

13/11/2009

Archivado en:

 

 

Expertos