FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Estilo

20/11/2009

La arquitecta que diseña las carteras de Máxima

Historia de una emprendedora salteña que hizo de la crisis una oportunidad: ahora es una de las proveedoras favoriras de la princesa de Holanda Por María José Bonacifa * Sacar lo mejor de las malas experiencias, esa es la lección de Gabriela Fiori, una arquitecta salteña con diez años de carrera que se reconvirtió a […]

Historia de una emprendedora salteña que hizo de la crisis una oportunidad: ahora es una de las proveedoras favoriras de la princesa de Holanda

Gabriela Fiori
Gabriela Fiori

Por María José Bonacifa *

Sacar lo mejor de las malas experiencias, esa es la lección de Gabriela Fiori, una arquitecta salteña con diez años de carrera que se reconvirtió a raíz de la crisis de 2001. Como muchos argentinos, tenía una profesión y un trabajo que creía que serían para siempre. Pero todo se derrumbó y se vio obligada a tomar un nuevo camino. Su gusto por la moda y el diseño (“está muy ligado a mi carrera”, subraya); la llevó por la senda de la marroquinería y decidió fabricar carteras y cinturones con un aire muy autóctono y un sello propio.

Al cuero de vaca, oveja y conejo le agrega detalles de asta de vaca, onyx de la cordillera y alpaca. El resultado: exquisitas piezas que resumen la simpleza de lo autóctono con un toque vanguardista, “tratando de recuperar las técnicas artesanales de los maestros salteños”, explica.

Sus primeros pedidos fueron entre conocidos o para quienes vendían con sus marcas, hasta que se animo a participar en ferias que la llevaron por todo el país, incluso en Puro Diseño. En 2006 se animó a abrir su propio local en Salta, aprovechando el auge del turismo en esa provincia. Confiesa que el 90% de sus ventas se reparten entre el extranjero y Buenos Aires.

En su afán por hacer crecer y promocionar su artesanal negocio, Fiori, que se estaba presentando en una feria, le envió una cartera de regalo a Máxima Zorreguieta, junto con un catálogo de sus productos y la invitación. Muy pronto la tuvo como su clienta, y ahora la princesa es la mejor de las embajadoras de sus carteras y cinturones. Tanto es así que se venden hasta en La Haya, en un local llamado Pampa Bags. La argentina lleva por todo el mundo los modelos, que se pueden ver en la galería de fotos.

El mismo intento hizo Fiore con la Presidenta Cristina de Kirchner, amante de la marroquinería. Pero no tuvo suerte, jamás le llegó acuse de recibo ni tampoco tiene registro del uso de la cartera que le obsequió.

Volviendo a Máxima, también pudo conocerla personalmente cuando ésta visitó el país junto a su suegra, la reina Beatriz y el príncipe Guillermo Alejandro. Los tres concurrieron a una feria donde Gabriela exponía sus productos, interesados por la factura artesanal del norte argentino.

MÁXIMA. La princesa de Holanda en una de sus visitas oficiales luciendo una cartera de Fiori.
MÁXIMA. La princesa de Holanda en una visita oficial luciendo una cartera de Fiori.

El año pasado “se animó”, según cuenta, a participar en ferias en el exterior como el “Accesories.The Show” en Nueva York o en San Pablo y Madrid. “Fue espectacular”, dice con entusiasmo y cuenta que con ayuda de la Cancillería tuvo la oportunidad de participar en rondas de negocios en España y en Holanda.

En diálogo con FortunaWeb, la diseñadora confesó que su tarea se complica por momentos teniendo en cuenta lo ancestral de los procesos: son artesanos atomizados que ella intenta reunir, cada uno con sus tiempos y sus estilos. “Se complica porque no hay costumbre de trabajar en grupo y tampoco los gobiernos no apoyan el trabajo del artesano”. Su gran sueño, confesó, es lograr un gran emprendimiento no ya a nivel personal sino para toda la región, que permita capacitar a mucha gente armando un taller a nivel provincial. Sin perder la esperanza, confiesa “es un proyecto que tengo, pero no he tenido eco”. Y mientras sueña, continúa desperdigando diseño argentino por el mundo.

* Editora de Perfil.com

21/11/2009

Archivado en: ,

 

 

10 pensamientos en “La arquitecta que diseña las carteras de Máxima”

  1. Sensación dual: orgullo por la compatriota emprendora y sus logros, ¡¡Felicitaciones!! por sus diseños dignos de una verdadera “reina”. Por otra parte, la inevitable sensación de náusea por la actituid de la presidenta, que ni siquiera en nombre de su pregonado y mal usado feminismo, se digna usar esas bellezas. Una muestra más…. y van tantas. Señora Fernández de Kirschner, ¡pobre mujer! a sus congéneres, su banalidad , su grosería y falta de modales, nos produce vergüenza ajena

  2. Felicitacioes a Gabriela, realmente la diferencia de Maxima con la progre KK, es que Máxima es realmente una princesa, con respeto con educación y la otra es una resucitada que vive a costa del pueblo Argentino, pero cada uno en el momento oportuno vamos a dar cuenta de nuestros actos.

  3. Màxima tiene clase y eso no se consigue asì no màs. En cambio Cris es un desfile de vulgaridades.Por eso insiste con Louis Vitton que a pesar de lo caro ya simboliza mal gusto por la portadora Cris.

  4. Máxima Zorreguieta muesta que tiene puesta constantemente la camiseta argentina.
    Mereseria ser nombrada con alguno de los titulos honorificos, que tenemos
    para los personajes que muestran su cariño y dedicación por nuestro pais.
    Y hasta Embajadora -de ser posible-
    Creo que se lo merece ampliamente

  5. Quiero aclarar: la rata de cloaca que vive con nuestra plata en la quinta de olivos: cristina fernandez. Hasta asco me da escribir su nombre.

  6. Seguramente Máxima hace mucho por el país, dejenme de joder…
    El padre estuvo involucrado con el régimen de Videla, de que me están hablando?

  7. Me parecen fabulosas las carteras, originales y con muy buen gusto, espero que siga con el emprendimiento!!!!!!!!!! En cuanto a Maxima, me parece elegante de mas y tiene gusto propio, y no reniega de donde viene. En cuanto a que su padre trabajo durante l a dictadura, tendra que hacerse cargo su padre no ella.
    Ojala las vendan en Buenos Aires pronto, son bien diferentes y bellas.

  8. Me parece barbaro que la presidenta no use las mismas carteras que la tilinga de Maxima, que podia estudiar en el exterior gracias a su padre se enriquecia a costa de sangre y muerte impuesta por la dictadura militar de la que participio y apoyo, Ademas la familia real holandesa ( una de las mas ricas) compro grandes extenciones de tierra y viñedos en Salta, continuando la expulcion y la explotacion de los pueblos originarios diaguto-calchaqui.
    Me alegro que a una salteña de valla bien en su emprendimiento, pero me quedan dudas si las ganacias que tiene las comparte con los artesanos que menciona.
    que quieren que les dirga hay gente con la que jamas me sentaria a la mesa y ni les venderia ni un llavero…

  9. Me sorprende la vulgaridad y la falta de respeto con que algunas personas se dirigen a nuestra presidenta. Tal vez a ella no le gustaron los diseños ¿y cuál es el problema?.
    Un poco de respeto, por favor!.

Los comentarios están cerrados.