FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

08/12/2009

Burbuja Inmobiliaria: fuerte recorte en la entrega de créditos para vivienda en 2009

Para comprar una vivienda usada en la Capital Federal, hoy hace falta un 90% más de sueldo para acceder a un crédito hipotecario. La crisis impactó en 2009: este año los créditos otorgados fue sólo un cuarto frente al volumen de 2006. El otorgamiento de créditos hipotecarios para la vivienda se redujo en los últimos […]

Para comprar una vivienda usada en la Capital Federal, hoy hace falta un 90% más de sueldo para acceder a un crédito hipotecario. La crisis impactó en 2009: este año los créditos otorgados fue sólo un cuarto frente al volumen de 2006.

departamento

El otorgamiento de créditos hipotecarios para la vivienda se redujo en los últimos 12 meses, tras un bienio de recuperación, al tiempo que ahora se requiere casi el doble de salarios que en la segunda mitad de la década pasada y principios de la actual para adquirir un departamento usado en la Capital Federal.

Ahora son necesarios un 90% más de salarios de un trabajador formal que los que se requerían hace catorce años atrás para adquirir una determinada propiedad en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Los montos prestados durante 2009 representaron, medidos a septiembre último, menos de un cuarto de los que se habían entregado hace dos años atrás.

Así surge de un informe elaborado por la consultora Finsoport, que precisó que “el costo de un inmueble medido en términos de salarios prácticamente se duplicó frente a los estándares de la década pasada e inicios de la presente”. El informe señaló los montos cancelados este año superaron al nuevo financiamiento.

El informe detalló que desde mediados de 2006 hasta similar período del año pasado “se había duplicado el magro stock existente, con una tendencia creciente en el ritmo de expansión”, hasta totalizar una suba cercana a $2.800 millones anual. Hasta julio 2008 se verificaron ascensos interanuales de los montos prestados. Pero a partir de entonces se registró una reversión de la tendencia, situación que durante el ejercicio en curso se reflejó en una dramática contracción.

La consultora evaluó que “entre prestamistas sensibilizados por los efectos generados por la crisis de las hipotecas subprime en los Estados Unidos y prestatarios cautelosos en cuanto a sus decisiones en materia de adquisición de bienes durables, se acrecienta una desventajosa relación entre los ingresos de los potenciales compradores y el precio de las viviendas”.

La consultora afirmó que todo el crédito al sector privado fue afectado en el último año, pero el financiamiento para la vivienda fue el “más dañado”.

“La progresiva mejora del contexto macroeconómico contribuirá a superar en 2010 los pobres niveles del ejercicio en curso”, vaticinó el informe aunque advirtió que “no pueden esperarse grandes avances”.

8/12/2009

Archivado en: ,