FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Opinión

26/12/2009

Monedas, cuasimonedas y trueque: ¿cómo en 2001?

Por Juan Carlos de Pablo * | Los “leales”, como en Córdoba denominan a los bonos con los cuales –llegado el caso– la provincia abonará algunos de sus gastos, probablemente hayan sido impresos pero (hasta ahora) no fueron emitidos. Pero si fueron impresos, mejor que las autoridades provinciales no los destruyan, porque los pueden llegar […]

patacon

depabloPor Juan Carlos de Pablo * |

Los “leales”, como en Córdoba denominan a los bonos con los cuales –llegado el caso– la provincia abonará algunos de sus gastos, probablemente hayan sido impresos pero (hasta ahora) no fueron emitidos. Pero si fueron impresos, mejor que las autoridades provinciales no los destruyan, porque los pueden llegar a necesitar.

En 2001, el último año de vigencia de la libre convertibilidad entre pesos y dólares, en Argentina se emitieron monedas y cuasi monedas, y –dentro del sector privado– también se realizaron operaciones de trueque, es decir, intercambio de mercaderías y servicios sin utilizar dinero.

En el año que está por comenzar; ¿cuán cerca o lejos estamos volver a todo esto? Desde el punto de vista político esta hipótesis resulta inadmisible, y puede influenciar ciertas decisiones públicas. Pero desde el punto de vista técnico el análisis que sigue muestra que la aparición de las cuasi monedas, como la existencia de operaciones de trueque, no es el resultado de una ideología sino de una circunstancia. Frente a circunstancias parecidas, no resulta fácil impedir el resurgimiento de las mismas soluciones.

El principio básico que ayuda a entender lo que ocurrió en 2001, y lo que puede pasar el año que viene, dice que la ausencia de determinado aumenta la demanda de los sustitutos, comenzando por los más cercanos. Cuando no consigo entradas para ver determinada película, a cierta hora, en determinado cine, lo más probable es que espere hasta la próxima función, o vaya a otro cine; lo menos probable es que me ponga a estudiar latín. Pero si es lo único que puedo hacer…

Aquí lo mismo. Un gobernador a quien no le alcancen los fondos que recaudó, más los que recibió del Gobierno nacional, no se va a suicidar ni quedarse cruzado de brazos, sino que emitirá “su propia moneda”. El asalariado provincial, a falta de alternativas, la aceptará; y el supermercado que opera en la ciudad donde esto ocurra, por la misma razón, también la aceptará. Con o sin descuento, dependiendo de las alternativas.

Como políticamente parece menos costoso que el Banco Central emita moneda, a que las provincias emitan cuasi monedas, probablemente “en el último minuto” los fondos lleguen a las provincias… con cuentagotas, para maximizar la presión del oficialismo sobre los gobiernos provinciales, particularmente ahora que perdió la mayoría en el Congreso Nacional.

La historia dice que, emitidas las cuasi monedas, el Gobierno nacional las termina rescatando, con lo cual –a la ausencia de alternativas– en el caso de los empresarios la demanda de cuasi monedas también se relaciona con la posibilidad de pagar impuestos o simplemente, pasada la crisis, de canjearlas por monedas.

Es difícilmente concebible que una provincia vuelva el trueque con sus empleados y/o proveedores. No lo es, en las transacciones entre privados.

Durante la crisis de 2001 y 2002 una enorme cantidad de personas “le encontró la vuelta” intercambiando mercaderías y servicios sin utilizar dinero. No porque lo eligieran, sino ante la ausencia de alternativas. La peluquera que quería comer una torta trocaba con la repostera que necesitaba que le tiñeran el cabello.

Sin ningún tipo de planificación central, aparecieron lugares donde se encontraban oferentes y demandantes de bienes dispuestos a transar sin utilizar dinero. También aparecieron servicios de centralización de información; el crédito –¡sin utilización de dinero!– como cuando alguien, en vez de retirar algún bien como contrapartida del que había vendido, acumulaba “puntos”; y, no sorprendentemente, también aparecieron las estafas, protagonizadas por el que salió corriendo llevándose la computadora donde había anotado todos los “puntos”.

Recuerdo haber filmado un testimonio para un documental preparado por no recuerdo qué universidad, donde se pretendía demostrar que “el trueque había derrotado al capitalismo”. Expliqué delante de las cámaras que eso era una tontería, y que lo único que estaba ocurriendo era que, como dije, cuando falta un bien aumenta la demanda del sustituto, por lo que cabía explicar lo que estaba ocurriendo como una nueva manifestación de la lucha por la vida, pero también cabía pronosticar que en cuanto se normalizara la situación, desaparecerían el trueque primero y las cuasi monedas después. Que fue lo que ocurrió (ignoro si quienes prepararon el documental editaron, tiraron o finalmente incluyeron mi testimonio).

¿Por qué no va a ocurrir durante 2010, lo que pasó en 2001? La respuesta politizada es porque ahora no somos más esclavos del “Consenso de Washington”. La respuesta profesional es que ahora no estamos en Convertibilidad, y por consiguiente el Banco Central puede emitir moneda “sin respaldo”. Que pueda no quiere decir que lo vaya a hacer; si los problemas económicos se resolvieran emitiendo moneda, hace rato que la Argentina no tendría ningún problema económico.

¿Qué puede llevar al Gobierno nacional, a limitar la cantidad de dinero que emita para financiar el déficit fiscal? (suponiendo, como creo, que no termine acordando con el Fondo Monetaria, y que tampoco consiga fondos frescos en el mercado voluntario de deuda). El hecho de que si la gente no quiere más dinero que el que tiene, para mantener en sus bolsillos o en sus cuentas bancarias, la emisión monetaria resultante redundará en inflación y más presión sobre las reservas, o devaluación.

Se entiende, políticamente, que no haya interés en que vuelvan las cuasi monedas y el trueque, pero no es simplemente una cuestión de gustos. Esto de que no hay límites a la emisión monetaria para financiar el déficit fiscal, porque “de la tasa de inflación se ocupa el secretario de Comercio Guillermo Moreno”, a esta altura de los acontecimientos no se lo cree ni la propia familia del funcionario citado.

Pero si esto es así, la aparición de las cuasi monedas, así como la vuelta a operaciones de trueque, no deben descartarse en 2010.

* Economista. Columnista de Revista Fortuna

26/12/2009

Archivado en: ,

 

 

15 pensamientos en “Monedas, cuasimonedas y trueque: ¿cómo en 2001?”

  1. El Banco Central podría emitir moneda sin respaldo. Cierto. Si nos mienten con los índices estadísticos oficiales ¿porqué no hacerlo con alguna forma subrepticia de emisión?

  2. Si la Sra. Presidente dice que hay superavit fiscal, y saldo a favor en la balanza comercial porque no distrubuye el dinero (que segun ella dice y habla del superavit) entre las PROVINCIAS que bastante dinero les han sacado en nuestro caso en particular a la PROVINCIA DE BUENOS AIRES.

  3. Alguna vez un sabio, con palabras más “sabias” que las mias, expresó que cuándo uno hace “más de lo mismo”, es imposible obtener un resultado distinto al obtenido cuándo realizaba esas mismas cosas en el pasado.
    Este gobierno, en lo “económico”, nada distinto está haciendo de lo que hicieron los que nos gobernaron las últimas tres décadas.
    ¿Y qué se logró con lo hecho durante ese período?
    Se llevó a una población, que hace treinta años estaba compuesta por treinta millones de habitantes con dos millones de excluídos (menos del 10%), a ésta de la actualidad, con treinta y ocho millones de integrantes y casi catorce millones de excluídos (más del 35%).
    Sigamos “permitiendo” que nos hagan “más de lo mismo”, que alguna vez entenderemos que de aquellas cosas que nos quejamos en lo social (falta de educación e inseguridad entre otras) no son obra de la “casualidad” sino de la “causalidad” del accionar de nuestros gobernantes.

  4. Que el universo sea infinito tengo dudas……
    Que Boudu es aprendiz de Gelbar, y que el proximo ministro de economia sera Celestino Rodrigo, no tengo ninguna duda.

  5. En la argentina vale siempre lo que dice la cancion “yo veo el futuro repetir el pasado,un museo de tristes novedades….”por que serà que nos gusta tanto repetir lo conocido..porque nos da seguridad?parece que nunca nos cansamos..desde los programas televisivos-tinelli etc-y los comicos que repetian las mismas frases-tambien los mas famosos como olmedo,hasta los discursos politicos y las elecciones

  6. Cuando a los 55 años me dejaron sin trabajo (fines de 1997) el TRUEQUE
    mme contuvo primero y me ayudo economicamente despues, sacando a relucir
    las videncias de mi niñes y juventud. Fabrique y aun lo hago dulces y conservas como lo hacia mi madre. Ademas cultivo aromaticas y verduras como lo hacia mi padre.

  7. Este pais rico en recursos y pobre en elaborar un proyecto de pais, al estilo chileno o al uruguayo o brasilero( el mas desigual en America Latina), pero que avanza en pos de revertir la pobreza estructural de su sociedad y a su vez llevan un ferrea disciplina fiscal y monetaria, para paulatianmente no depender del FMI o Banco Mundial, y que llevan un proceso de desendeudamiento claro y persistente(Brasil), la Argentina lleva haciendo en las ultimas 7 decadas, lo mismo que es lo siguiente: Como los industriales no pueden competir con productos importados de caracteristicas similares, llaman al ministerio que conduce Boudou o quien este, para concretar un shock devaluatorio predatorio del salario real de los trabajadores o como los economistas decimos a este proceso de stop ang go, y vuelve a comenzar cuando la UIA pierde trascendencia en el sector, por que lo unico que buscan es abaratar el costo laboral de sus empleados, a lo que ellos llaman competitividad o como frenkel diria un tipo de cambio real competitivo. En definitiva esa decadencia pasada, y latente hoy vuelve a repetirse con el agravante del exorbitante aumento del Gasto Publico y de la potencial financiacion del Gasto con emision monetaria, bien tipico como paso en los años 1980.

  8. Para ser honestos, deberíamos decir que existen estadísticas de todo tipo que demuestran bien a las claras que desde hace 60 años los sucesivos gobiernos vienen haciendo las cosas mal, por lo que, yo diría que existen culpas concurrentes: en 1º lugar, tendríamos que “analizar la sociedad” donde “se formaron” esos gobernantes, y en 2º lugar culpar a los sucesivos gobiernos de turno. Criticar es fácil, “reconocer y/o admitir “los defectos y los errores” de cada uno es mas complicado. La sociedad argentina diría que es (a) “mal educada” en el hogar, (b) “mal enseñada” en la escuela, (c) esta enferma de hipocresía, (d) es una enorme máquina de impedir, (e) no tiene respeto por el prójimo, (f) existe un enorme resentimiento social (g) no respeta las instituciones, (h) no sabe trabajar en equipo ni en sociedad: tiene grabado en la mente el slogan de: “solo no puedo pero acompañado no quiero”, (j) es autoritaria, no sabe escuchar y por lo tanto no comprende razones, (i) etc, etc, etc… Por todo lo antes mencionado y por muchas cosas mas que no he escrito, digo que la sociedad argentina “no tiene conciencia cívica”, es decir no sabe votar, y porque es crítica en lugar de ser hacedora, y porque es en su esencia una enorme maquina de impedir vota y aplaude al que esta en la vereda del frente. Por eso para algunos, la política es un gran negocio: “para ser senador de la Nación, el camino es simple, basta con ser berborrágico, salir en los medios (ser mediático) y comenzar desde allí a criticar al gobierno” y ya, en la próximas elecciones se es senador. Por eso, para que el año que esta por comenzar, y los venideros nos vaya mejor, invito a todos por este medio, a hacer un mea-culpa, aceptar nuestros defectos y errores individuales y colectivos, y comencemos el año 2010 con la firma convicción de “hacer” en lugar de “criticar” simplemente con eso, comenzaremos a transitar el camino del crecimiento y del desarrollo individual y colectivo.
    Feliz año 2010 para todos.

  9. Al comentario de Gabriel.
    Lo peor no es que emitan Lebacs para absorber los pesos emitidos al comprar reservas.
    Lo peor es que después utilizan las reservas sin rescatar las Lebacs.

  10. es simple , es claro, no demos vueltas se vienen repitiendo las formulas por una simple razon y es seguir robando con (valga la redundancia) “la formula” de reiterar ,el hacer mal las cosas para que de tanto en tanto hayan crisis con la cual es mas facil las ganacias ilegales por el mismo descontrol financiero y como dije “ROBAR” que ese es el unico objetivo real de estas lacras.

Los comentarios están cerrados.

Expertos