FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

09/01/2010

Rally Dakar: la dueña de la carrera extrema

Marie Odile Amaury maneja ASO, la compañía que lleva a cabo la competencia que se desarrolla en la Argentina y Chile. Posee medios en Francia y organiza el Tour de Francia, el Abierto francés y la Maratón de París. Facturó 600 millones de euros en 2009. El negocio a nivel local. Por Claudio Celano Gómez […]

Marie Odile Amaury maneja ASO, la compañía que lleva a cabo la competencia que se desarrolla en la Argentina y Chile. Posee medios en Francia y organiza el Tour de Francia, el Abierto francés y la Maratón de París. Facturó 600 millones de euros en 2009. El negocio a nivel local.

Dakar - Marie Odile

Por Claudio Celano Gómez

La 32º edición del Rally Dakar, que se corre por segundo año consecutivo en la Argentina y Chile, tiene todos los componentes que lo hacen un negocio más que rentable para la empresa organizadora (ASO), los sponsors y patrocinadores, y para los países sedes.

Entre todos los players, se invirtieron más de u$s 50 millones; están compitiendo 373 vehículos entre autos, cuatriciclos, motos y camiones; llegaron cerca de nueve mil turistas a Buenos Aires para presenciar la largada desde el Obelisco, dejando US$ 14 millones en la Ciudad; las 1.153 horas de cobertura televisiva que se estiman que habrá están valuadas en US$ 390 millones; la audiencia mundial acumulada superará los 2.500 millones de espectadores en 190 países; y, en concepto de turismo, en el país quedarán US$ 120 millones.

Pero, ¿quién llevá adelante y organiza el evento? ¿Quién decide las sedes? ¿Quién es la cara del Rally? Las respuestas a estas preguntas están en Francia, desde donde durante 30 años se largó esta carrera hasta África.

Aunque se trate de una travesía que atrae mayormente al sexo masculino, en 2009 el 84% de los espectadores fueron hombres, quien maneja los hilos del andamiaje del Rally es una mujer. Su nombre es Marie Odile Amaury, una de las  personas más ricas de Francia; dueña de un poderoso conglomerado de medios en el país galo y de Amaury Sport Organisation (ASO), empresa que lleva adelante más de veinte eventos deportivos de primer nivel en todo el mundo, entre los que se destacan, además del Rally, el Tour de Francia, la maratón de París, el Abierto de Golf francés, y el
encuentro equino de Normandía.

El poder que actualmente tiene Marie Odile Amaury en Francia y en el mundo del deporte fue construido durante varios años. Todo comenzó a mediados del siglo pasado, cuando Émilien Amaury fundó un grupo publicitario
que tenía su apellido. Era uno de los hombres más conocidos dentro del mundo de la publicidad en Francia. En 1968 decidió comprar L´Equipe, un diario deportivo de gran prestigio.

Siempre, todo había sido manejado por él, hasta que en 1977 falleció, dejando acéfalos sus negocios. Los seis años siguientes estuvieron marcados por fuertes batallas legales entre su hijo y su hija, quienes se disputaban el control de las empresas de su padre. Finalmente, decidieron dividir los negocios: Philippe Amaury se quedó con los diarios, mientras que su hermana se hizo cargo de las revistas. Desde entonces, Philippe sólo supo hacer crecer su compañía y creó Éditions Philippe Amaury (EPA). En 2006, a la edad de 66 años, murió dejando todo el imperio a cargo de su mujer, Marie Odile Amaury. Hoy en día, EPA es manejado en su totalidad por Marie, aunque Jean-Etienne Amaury, su hijo, es el presidente formal. Es dueña de Le Parisien, uno de los diarios de mayor tirada y ventas en Francia; de

L´Equipe; de la prestigiosa revista France Football, que cada año entrega el Balón de Oro y en diciembre pasado fue el argentino Lionel Messi quien levantó el premio; de revistas especializadas como Velo Magazine, Le Journal du Golf, Le Journal de L´Equitation y Le Journal du Tenis.

Además, posee el canal de televisión L´Equipe 24/24; un distribuidor de diarios (SDVP); y seis imprentas distribuidas en Francia. Pero no sólo maneja un poderoso y completo conglomerado de medios, sino que además, es quien toma las decisiones en ASO, la compañía encargada de llevar adelante eventos de bicicleta, de motor, equinos, de golf y de atletismo alrededor de todo el globo. El expertise de ASO ha ido mejorando año tras año, y actualmente es considerada una de las mejores empresas en el diseño y management de competencias deportivas. Marie Odile Amaury no deja nada al azar, y está en el día a día en cada una de sus revistas y de los eventos que se están llevando a cabo.

Le gusta saber todo lo que pasa y es considerada una mujer que no teme tomar decisiones duras. Durante 2009,
las ventas de Le Parisien no fueron buenas, ya que cayeron más de un 6% respecto a 2008 y durante los primeros
meses del año pasado los ingresos por publicidad se habían derrumbado un 10%. Su círculo financiero le recomendó que debían ahorrar 10 millones de euros en 2010, por lo que no le tembló el pulso y decidió reducir el staff de sus  periodistas. En noviembre pasado, decidió despedir a 25 de los 200 periodistas del medio, en lo que se consideraba “la primera etapa de reestructuración”. Pero, como era de esperar, los empleados reaccionaron y durante un par de días, el diario no salió a la calle.

Actualmente, hay una fuerte puja entre la empresa y el sindicato. El Grupo aseguró que, aunque todavía no tienen el balance cerrado, Le Parisien culminará 2009con pérdidas, lo que sería el segundo año consecutivo con números rojos, después de los 9,6 millones de euros de déficit con que cerró 2008. Pese al mal desempeño del diario, la facturación del grupo en 2009 fue de 600 millones de euros, con 22,5 millones de ganancia; lo que hizo que Marie Amaury acreciente su fortuna personal. En 2008, era la 166º más rica de Francia, con 228 millones de euros, pero el año pasado logró escalar varias posiciones. Con una fortuna de 243 millones de euros, logró ubicarse en el puesto 127 de los más ricos en su país. Su presentación formal en América latina fue en el Rally Dakar 2009.

Gracias al éxito de la pasada edición, la organización decidió repetir los hermosos escenarios de la Argentina y Chile en este año y, según aseguraron desde ASO, hay un 50% de posibilidades que el año próximo se vuelva a correr en ambos países.

DAKAR 2010
Todavía faltan varias semanas para saber el impacto económico que esta edición del Rally tendrá en la Argentina, pero las proyecciones son más que prometedoras. En cuanto al turismo, se espera que en el país queden cerca de u$s 120
millones, lo que supone un 20% más que los u$s 100 millones de 2009. En la Ciudad de Buenos Aires, desde donde largaron los corredores y donde se terminará la competencia, este año también se estima un aumento en el gasto de
los turistas: de los US$ 12 millones del año pasado, se espera llegar a casi u$s 15 millones (un 25% más). En comparación al año pasado, la capacidad hotelera de este año en CABA fue del 86%, lo que representó un crecimiento del 11% en los hoteles cuatro estrellas y del 18% en los de máxima categoría. Para los organizadores, el día de cierre de la competencia, la capacidad podría superar esos márgenes.

El gran éxito que está teniendo esta 32º edición del Rally Dakar se debe, en gran parte, a la fuerte apuesta de la organizadora ASO, que invirtió US$ 15 millones y es la encargada de llevar adelante el merchandising de la competencia. Pero también los países dieron su aporte: el gobierno argentino desembolsó u$s 6 millones, cuyos destinatarios son ASO y la Organización Dakar (Odasa) de la Argentina.

“Es difícil explicar cómo vuelve el dinero invertido en cifras económicas. Pero sabemos que el impacto que genera el Dakar en el turismo es muy positivo”, aseguró Enrique Meyer, secretario de Turismo de la Nación. Según una encuesta mundial realizada por ASO a partir de la edición pasada, 257 millones de personas de todo el mundo quisieran venir a conocer los paisajes de la Argentina y 57 millones lo harían en los próximos dos años.

En esta misma encuesta, 40,5 millones de personas vieron por primera vez imágenes de la Argentina. En cuanto al apoyo de las empresas, los patrocinadores y proveedores oficiales invirtieron entre 200 mil y 6,5 millones de euros para que su imagen salga en las transmisiones que serán vistas por más de 2.500 millones de espectadores en todo el mundo. Personal y Total son los dos sponsors del Dakar, mientras que diez compañías forman parte como proveedores: Arcor, BF Goodrich, ELF, Henkel Loctite, Lan, Lonco Leche, Menthoplus, Novotel, Red Bull y Sodexo. En un tercer nivel, están los auspiciantes como Andesmar, Pullman y Cetelem.

La inyección económica del evento para la Argentina y Chile, sin tener en cuenta el impacto turístico, que es lo más fuerte, fue de u$s 76 millones en el Dakar 2009. El año pasado, la cantidad de espectadores que vieron a los vehículos pasar directamente delante de sus ojos fue de 3,4 millones en la Argentina y 600 mil en Chile.

9/1/2010

Archivado en:

 

 

Expertos