FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

15/01/2010

Prohíben la importación de vinos argentinos en Alemania

Fue luego de que las autoridades sanitarias de ese país hallaran rastros de natamicina, un antibiótico no permitido, en 7 de 42 partidas analizadas. El Instituto de Vitivinicultura ya trabaja en el tema, que podría cerrar las puertas del mercado europeo. El titular del Instituto Nacional de Vitivinicultura, Guillermo García, confirmó que autoridades de control […]

Fue luego de que las autoridades sanitarias de ese país hallaran rastros de natamicina, un antibiótico no permitido, en 7 de 42 partidas analizadas. El Instituto de Vitivinicultura ya trabaja en el tema, que podría cerrar las puertas del mercado europeo.

Prohíben en Alemania la importación de vinos argentinos tras hallar antibióticos en 7 partidas.
Prohíben en Alemania importar vinos argentinos tras hallar antibióticos en 7 partidas.

El titular del Instituto Nacional de Vitivinicultura, Guillermo García, confirmó que autoridades de control sanitario de Alemania detectaron antibióticos de uso no permitido en algunos vinos de origen argentino, lo que motivó que el gobierno de ese país dispusiera el retiro del mercado y la suspensión de la importación de vinos nacionales.

Las autoridades alemanas descubrieron restos del antibiótico natamicina en siete vinos mendocinos, de los 42 vinos argentinos analizados, según informó Peter Hauk, ministro de Defensa del Consumidor del Estado federado de Baden Wurttemberg. En total se investigaron en las últimas semanas 237 vinos de países productores como España, Chile, Sudáfrica, México y Estados Unidos.

Si bien los residuos de natamicina detectados “no significan un peligro para la salud del consumidor, es algo que no tiene por qué estar en una botella de vino”, dijo el ministro. Ese elemento no es tóxico ni hace daño a la salud y en algunos países está permitido, pero en otros no, como en Alemania y el resto de Europa.

La natamicina es un fungicida que se utiliza en la producción de alimentos, sobre todo en la corteza de quesos o embutidos. Algunas bodegas la usan durante el proceso de elaboración para eliminar microorganismos, y luego la sustancia es eliminada, antes de proceder a su comercialización. No obstante, es probable que se hayan conservado algunos vestigios y en Alemania, donde cuentan con tecnología de primer nivel, los detectaron rápidamente.

15/1/2010vino

Archivado en: , ,