FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

16/01/2010

González Fraga: “Es absurdo no usar las reservas”

El economista cree que el Fondo del Bicentenario es “realista”, aunque no concuerda con las presiones sobre Redrado y el decreto que lo creó. Pronostica un año con lento crecimiento e inflación. Por Matías Fuentes Dice que el Gobierno “no es progresista” sino que “tiene un discurso progresista pero una realidad regresiva que fabrica pobres, […]

El economista cree que el Fondo del Bicentenario es “realista”, aunque no concuerda con las presiones sobre Redrado y el decreto que lo creó. Pronostica un año con lento crecimiento e inflación.

Gonzalez-fraga

Por Matías Fuentes

Dice que el Gobierno “no es progresista” sino que “tiene un discurso progresista pero una realidad regresiva que fabrica pobres, desempleo y malas expectativas”. Javier González Fraga, ex presidente del Banco Central y uno de los economistas más consultados de la city, afirma que sus críticas “no son tanto a la política macroeconómica como a los atropellos, llámese INDEC, ONCCA, prohibiciones a exportar y los subsidios”.

Uno de esos es la embestida contra el presidente de la autoridad monetaria. El economista se mostró a favor de la utilización de las reservas para pagar deudas, pero cuestiona las presiones sobre Redrado y la conformación del fondo a través de un decreto de necesidad y urgencia.

FORTUNA: Su crítica no apunta al uso o no de reservas sino a las consecuencias.

GONZÁLEZ FRAGA: El anuncio del Fondo del Bicentenario es realista. Pero habrá más inflación porque ese fondo y las reservas de libre disponibilidad acotan la política cambiaria de la entidad y se le da un sesgo devaluacionista.

FORTUNA: El Gobierno necesita que lo vean sólido frente a las obligaciones externas.

GONZÁLEZ FRAGA: Sí, no tengo dudas de que el Gobierno va a evitar el default. Nunca estuvo esa palabra en mis pronósticos porque creo que Kirchner es un hombre en ese aspecto muy cuidadoso. Sabe que un default lo voltea políticamente. Y como tiene todos los márgenes de maniobra posibles heredados de la política de Duhalde y Lavagna, tiene muchos más mecanismo que en la convertibilidad. El anuncio del Fondo del Bicentenario es realista. Nadie prefiere en su sano juicio dejar de pagar una deuda por no usar las reservas. Sería un absurdo. Acá las reservas disponibles también tienen que ver con el tipo de cambio. Si devalúo un 10 % tengo un 10 % más de recursos disponibles. Pero no olvidemos que esta cuota de realismo obedece a un debilitamiento fiscal.

FORTUNA: ¿A nivel mundial usted cree que está cerca la salida definitiva de la crisis o todavía se pueden producir otros coletazos como el de Dubai?

GONZÁLEZ FRAGA: Creo que no son las únicas dos opciones. Hay una tercera alternativa que es la que más me convence: una salida lenta y corta. Que entremos nuevamente en un crecimiento cero en algún momento de 2011. O sea una suave W ascendente. Pero creo que el mundo no está para crecer fuerte como creció en los últimos 25 años. Fundamentalmente por dos razones: porque se está poniendo de moda la austeridad y la gente no está en un “déme dos” usando el crédito sino que está ahorrando. Y, en segundo lugar, porque los intermediarios financieros no pueden ni quieren volver a la creatividad y a la sofisticación que tuvieron inventando y transformando malos créditos en atractivos fondos de inversión. Creo que sin crédito y con más austeridad, el mundo va a crecer a una tasa más lenta. Por otro lado, veo que no se están solucionando los desequilibrios globales. Y que China sigue acumulando superávit, que EE.UU. ya está de vuelta construyendo déficit externo. Por todo esto me parece que no están dadas las condiciones para solucionar los desequilibrios estructurales. Más que Dubai, un país petrolero pobre con primos ricos, me preocupa Grecia y Japón. Si la tasa de interés sube un punto, el déficit fiscal de Japón sube 2,5. Creo que estamos ante un contexto que no es sostenible en el largo plazo con el dólar débil y tasa de interés sumamente baja. En algún momento, nadie sabe cuando, pero no antes de seis meses y no después de un año y medio, EE.UU. va a tener que empezar a absorber los fondos que ha emitido y a aumentar la tasa de interés. Cuando eso ocurra, el contexto mundial va a cambiar y en forma muy desfavorable para la Argentina.

FORTUNA: ¿Por qué?

GONZÁLEZ FRAGA: Porque hoy la Argentina está teniendo el mejor combo del exterior posible, mucho mejor que con la soja a u$s 500. Porque la soja está a u$s 380, que es muy buen precio, y porque la tasa de interés es del 11%, cuando con la soja a u$s 500 teníamos que endeudarnos al 15%. Y además todos los países aprecian sus monedas por lo que la Argentina devalúa sin devaluar. La Argentina ha colocado al peso en una competitividad sin devaluar casi nada. Porque el real pasó de 2,50 a 1,70, porque el peso chileno pasó de 650 a 550. Entonces todas estas apreciaciones regionales le solucionan la vida a la Argentina. Todo esto depende de la tasa de interés del dólar. Cuando empiece a subir se va a apreciar frente al euro y el real y va a obligar a la Argentina a devaluar. Nosotros lo que tenemos que mirar es el real.

FORTUNA: ¿Qué análisis hace de la economía de 2009 y cuáles cree que serán los principales desafíos para este 2010?

GONZÁLEZ FRAGA: Nuestros problemas no han sido por la crisis sino los que nosotros nos inventamos. Cerramos 2009 con una leve caída. No es del 4%, pero es leve porque en los últimos meses ha comenzado a reactivarse la economía. El problema más grave lo tenemos en la inflación y en la pobreza. La crisis y el deterioro han golpeado más en términos de pobreza que de desempleo, si bien éste subió 2 puntos. La pobreza subió más y es por la inflación.

FORTUNA: Usted habló de un combo externo favorable para la Argentina. ¿Qué medidas deberían adoptarse para aprovechar esta situación?

GONZÁLEZ FRAGA: En este momento estamos desaprovechando una gran situación. Aún con este combo positivo, la inversión está bajando entre 5 y 20 %. Creo que la manera de evaluar una política económica es mirar la inversión. Y cayó 20 % la adquisición de equipos para la producción. Estamos perdiendo grandes oportunidades. No solamente vendiendo soja sino colocando carne, lácteos. Hoy la Argentina tendría la posibilidad de duplicar las exportaciones de esos productos si tuviésemos una política correcta. Lo que no significa de ninguna manera dejar a los argentinos sin carne ni leche. Hay que mirar a Uruguay, que exporta casi tanta carne como la Argentina con la tercera parte del stock ganadero del país. Compensa con la exportación de los cortes más caros el precio de los cortes populares. Tienen al pueblo bien alimentado y suman reservas.

FORTUNA: Es una verdadera política redistributiva.

GONZÁLEZ FRAGA: Por supuesto. Estas políticas implementadas por Moreno, pero pensadas por Kirchner, lograron una maraña de compensaciones, subsidios y castigos a la exportación que hacen que finalmente el que se coma un lomo en Puerto Madero está siendo subsidiado por el Estado; pero el pobre tiene que pagar $ 22 por un kilo de asado. Algo parecido pasa en el sector energético. Me avergüenza decir que pago $ 16 de gas por mes. Tenemos que abandonar esta política de subsidios a la oferta por uno a la demanda. Por otra parte aplaudo el subsidio a la niñez, que puede ser mejorado pero es una muy buena medida. Utilicemos esa tarjeta que se va a entregar para cargar viajes en colectivo y para comprar alimentos subsidiados. Pero sólo para los titulares de esas tarjetas, no para todos.

FORTUNA: Sus colegas pronostican un 2010 con crecimiento pero, al mismo tiempo, un regreso a inflación. ¿Concuerda?

GONZÁLEZ FRAGA: A mí me cuesta mucho hablar de 2010 porque seguramente va a tener una faceta favorable en su primera parte que no se cuánto va a durar, y una segunda parte no tan favorable, dependiente de los factores externos. Si me pregunta a cuánto va a estar el dólar a fin de año, no lo sé. Lo que sí sé es que cuando cambie la situación externa la Argentina va a tener que devaluar. Creo que el crecimiento económico de 2010 va a ser bajo. El número puede estar alrededor de 3%, que tiene un punto de arrastre. La tendencia y la sensación del mundo de los negocios para mí va a estar más cerca de 2 que de 4. Porque creo que la inflación se va a comer gran parte del poder adquisitivo. Los empresarios no van a querer invertir en generar empleo, se van a manejar con lo que tienen por toda la incertidumbre y el pésimo clima de negocios que este gobierno ha creado. Vamos a tener lento crecimiento, bastante inflación y conflictividad social y sindical y va a seguir muy alta la pobreza. Y creo que va a seguir relativamente alto el desempleo, porque no veo que las empresas estén queriendo hacer otra cosa que volver a emplear a los suspendidos. No está generándose un aumento del empleo.

FORTUNA: Conjugando estas variables ¿Cómo cree que va a evolucionar el consumo? ¿Piensa que lo van a impulsar?

GONZÁLEZ FRAGA: Pienso que sí. El consumo va a crecer claramente menos que las exportaciones y que el gasto público, pero más que la inversión. Porque va a haber crédito, lo que va a permitir un mayor consumo de las clases más altas, pero no tanto de las clases medias y bajas, que son los que no acceden a las tarjetas de crédito. Nuevamente va a haber un boom del consumo con crédito. Porque en la medida que siga muy líquida la economía internacional acá va a haber mucha liquidez con un nivel de reservas elevado, las compras del dólar por parte del BCRA van a seguir porque va a haber un superávit importante. Y toda esa liquidez a la mitad más rica del país le va a permitir seguir consumiendo a tasas de interés bajas. Este es el factor positivo. Pero el negativo es que no va a haber una expansión del salario.

16/01/2010

Archivado en: , ,