FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

28/01/2010

Tras el fracaso de la estrategia del Gobierno, renunció el procurador del Tesoro

Fue uno de los que diseñó los pasos legales para crear el Fondo del Bicentenario y echar a Martín Redrado del Banco Central. Además, provenía de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, escenario de la derrota gubernamental. En medio del conflicto desatado en torno al uso de reservas del Banco Central (BCRA) para el pago […]

Fue uno de los que diseñó los pasos legales para crear el Fondo del Bicentenario y echar a Martín Redrado del Banco Central. Además, provenía de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, escenario de la derrota gubernamental.

Renunció el procurador general del Tesoro, Osvaldo Guglielmino.

En medio del conflicto desatado en torno al uso de reservas del Banco Central (BCRA) para el pago de deuda y a la remoción de Martín Redrado de la presidencia de la entidad monetaria, el procurador del Tesoro de la Nación, Osvaldo Guglielmino presentó su renuncia.

Guglielmino fue, junto al secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, uno de los responsables de la fracasada estrategia jurídica del Gobierno en ambos casos. Fue quien presentó la denuncia judicial contra Redrado por “incumplimiento de deberes de funcionario” y quien dispuso que se diera cuenta a la comisión bicameral del Congreso, pero sin antes consultarla.

Conforme a la ley 24.667, el procurador del Tesoro de la Nación depende directamente de la Presidenta. Brinda asesoramiento jurídico al Poder Ejecutivo y asume la representación y defensa del Estado en juicio.

Su reemplazante es Joaquín Da Rocha, un abogado, egresado de la Universidad de Buenos Aires en 1969, especializado en procuración. Se desempeñó como consultor de la Procuración General de la Nación desde 1997.

28/1/2010

Archivado en: , , ,

 

 

Un pensamiento en “Tras el fracaso de la estrategia del Gobierno, renunció el procurador del Tesoro”

  1. Es una muy mala práctica no hacer siquiera una autocrítica y echarle la culpa a los subordinados de los errores propios; claramente – y hasta lo dijo la justicia – el problema reside en la ilegalidad del decreto que creó el fondo del bicentenario. La responsabilidad de todo esto recae en la presidente.

Los comentarios están cerrados.

Expertos