FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Opinión

29/01/2010

Pou 2001 – Redrado 2010 ¿Un sólo corazón?

Opinión. Por Juan Carlos de Pablo | Pedro Pou presidió el Banco Central desde el 27 de julio de 1996, cuando reemplazó a Roque Benjamín Fernández, quien se hizo cargo del Ministerio de Economía, sucediendo a Domingo Felipe Cavallo. Fernández fue titular del equipo económico hasta el 9 de diciembre de 1999, cuando Carlos Saúl […]
EX PRESIDENTES DEL BCRA. Martín Redrado (iz) y Pedro Pou (de)

Opinión. Por Juan Carlos de Pablo |

Pedro Pou presidió el Banco Central desde el 27 de julio de 1996, cuando reemplazó a Roque Benjamín Fernández, quien se hizo cargo del Ministerio de Economía, sucediendo a Domingo Felipe Cavallo.

Fernández fue titular del equipo económico hasta el 9 de diciembre de 1999, cuando Carlos Saúl Menem le pasó la Presidencia a Fernando de la Rúa. Pero Pou continuó en su cargo, pues había sido nombrado por 6 años.

Pero no duró hasta julio de 2002, porque fue despedido el 25 de abril de 2001, permaneciendo en su cargo 1.732 de los 2.191 días previstos.

¿Qué pasó? Que a comienzos de 2001 Elisa Carrió trajo de Estados Unidos un conjunto de cajas de color verde, conteniendo -según ella documentación probatoria del lavado de dinero que se hacía en nuestro país, cajas que mostró en “respetables” programas de televisión (¿alguien vio, alguna vez, qué contenían esas cajas?), iniciando una fuerte embestida contra el entonces presidente del BCRA.

Embestida complementada por el ministro Cavallo. Que se sepa, la discrepancia entre ambos funcionarios tuvo que ver con el tratamiento de los fondos “en tránsito”, a efectos del cálculo de los efectivos mínimos. El Poder Ejecutivo, munido de un dictamen del Congreso favorable a la remoción de Pou, dictó el decreto 460/01, que efectivizó la medida.

Cualquier presidente de un Banco Central adopta decenas de decisiones discrecionales por día, por lo que -cuando existe “voluntad política”- es muy fácil cuestionarlo, particularmente si lleva vabrios años en el cargo. En especial esto es así si tuvo que intervenir en el caso de la intervención y la liquidación de entidades financieras, donde normalmente al titular del BCRA se lo acusa simultáneamente por haber actuado, y por no haber actuado.

Pou fue reemplazado por Roque Maccarone, funcional al Ejecutivo de turno. No cometeré la idiotez de afirmar que si Pou hubiera seguido en su cargo, la corrida bancaria se hubiera revertido, el corralito no hubiera existido, etc.; pero estoy convencido de que el reemplazo de Pou por Maccarone, en todo caso, aceleró e intensificó el proceso.

Martín Redrado preside el Banco Central desde el 23 de setiembre de 2004, y según la legislación vigente tiene mandato hasta el próximo 23 de setiembre.

La presidenta de la Nación, el 7 de enero pasado dictó el decreto 18, removiéndolo de su puesto. Desde entonces se está desarrollando una pulseada, donde están involucrados la Justicia y todo el cuerpo político, es decir, tanto el oficialismo como la oposición.

Al igual que en 2001, una comisión bicameral está analizando la gestión de Redrado. Este último, igual que Pou, Bernanke, Greenspan y Volcker, tiene que haber adoptado diariamente decenas de decisiones discrecionales. Nuevamente, la “voluntad política” tendrá más importancia que las consideraciones técnicas, en el informe final.

Este ejercicio de historia comparada sirve para plantear la siguiente cuestión, importante no solamente desde el punto de vista de la política económica, sino también para las decisiones individuales. Hay un nuevo “deporte” en la Argentina: consiste en “pegarle” a Redrado, puntualizando lo blanda que fue su gestión (ejemplo: ¿por qué no implementó una diferente política monetaria, para que Guillermo Moreno no tuviera que estropear las estadísticas del INDEC desde comienzos de 2007?), lo que gastó en reuniones técnicas, etc. Cualquier día de estos van a descubrir que pagó la gomina con la cual se alisa el cabello, con la tarjeta corporativa que abona el Central.

Como dije, quien está a cargo de una institución como un Banco Central adopta cotidianamente gran cantidad de decisiones discrecionales, así que embocárselo es fácil. Pero el punto central es otro: quien aquí y ahora participa del mencionado deporte, o le pega al débil para quedar bien con el (aparentemente) poderoso, o cree en los Reyes Magos.

Integran este último grupo quienes piensan que, removido Redrado de su cargo, la presidencia del Banco Central será ocupada por alguien que sí le pondrá el pecho a las demandas financieras que plantea el kirchnerismo, para financiar el descomunal aumento del gasto público. Esto es creer en los Reyes Magos, como a fines de 2007 parece haberle ocurrido a Martín Lousteau, cuando aceptó ser ministro de economía de Cristina Fernández de Kirchner (¡luego de 4 años de gobierno kirchnerista!), creyendo que iba a cambiar el estilo K y a desalojar a Moreno de la Secretaría de Comercio.

Más allá de sus méritos personales y experiencia, en 2001 Maccarone fue parte del problema, porque todos quienes tomaban decisiones leyeron que el Banco Central se había convertido en un apéndice del ministerio de economía. En 2010 va a ocurrir exactamente lo mismo, no importa los antecedentes y los títulos universitarios que tenga quien -llegado el caso- lo reemplace a Redrado.

Lamentablemente, en Argentina 2010 todo se plantea “blanco o negro”. No necesito a Néstor Kirchner para que me defienda de La Nación y de Clarín (de ellos sé me defender solo), en cambio necesito a todos los medios de comunicación para que me defiendan de los Kirchner. Con el Banco Central ocurre exactamente lo mismo: no necesito al matrimonio Kirchner para que me defiendan de lo que sé le puede ocurrir a Redrado, en cambio lo necesito a él (y a varios más) para que me defiendan de lo que se les puede ocurrir a Cristina y Néstor Kirchner.

Está hoy en las manos de la Comisión Bicameral, y de la Justicia, contribuir a destituir a Redrado, ayudando a transformar al Banco Central en la Dirección Nacional de Financiamiento Inflacionario del Déficit Fiscal, o intentar mantenerlo en el cargo para evitar males mayores. Este gobierno no puede mejorar las expectativas destituyendo al presidente del BCRA y reemplazándolo por otro, por más antecedentes académicos y profesionales que tenga.

* Economista. Columnista de Revista Fortuna

29/1/2010

Archivado en:

 

 

16 pensamientos en “Pou 2001 – Redrado 2010 ¿Un sólo corazón?”

  1. El riesgo país también bajó a l a mitad y no dijeron nada, pero en este diario de morondanga te ponen los artículos del chanta “Juan carlos De Pablo!

  2. SR; JUAN CARLOS DE PABLO: ME DA VERGUENZA AJENA LAS EXPLICACIONES ESOTÉRICAS E INENTENDIBLES, IGUAL HABLA COMO ESCRIBE…

  3. Qué ignorancia… todos sabemos de dónde venían y qué tenían las cajas de Carrió que no era menos que la investigación que hizo el Congreso de EEUU y que, con la fuerza de la comisión investigadora salió a la luz acá, con causas impecables como la de Megacanje de Carrió y Mario Cafiero que ahora está bien en curso y a punto de poner a Cavallo y Marx tras las rejas, como debe ser.

  4. Todos sabemos qué tenían las cajas de Carrió ” NADA, NADA, NADA. FUE OTRA MENTIRA MAS DE ESTA IMPRESENTABLE TIRA BOMBAS !!!!!!!!!

  5. DE PABLO : NO ERAN ESTOS LOS ECONOMISTAS QUE PRONOSTICABAN QUE EL DOLAR LLEGABA A LOS 10 PESOS. QUE SIEMPRE ESTAN DEL LADO DE LAS FINANCIERAS, DE LOS BANCOS, DE LAS MEDIDAS DE AJUSTE, DEL LIBRE MERCADO, DE LA COPA QUE REBALSO EL VASO Y LLEGO A LOS POBRES,
    POR FAVOR NO TIENEN VERGUENZA ESTOS TIPOS.

  6. para los nabos que dicen que las cajas de carrio no tenian nada. acuerdense las condiciones del FMI DE DEROGAR LA LEY DE SUBVERSION ECONOMICA.
    QUE MALA MEMORIA TIENEN ALGUNOS, ESAS CAJAS TENIAN MUCHO QUE DECIR PERO ESTOS CARADURAS COMO DE PABLO NUNCA COMENTARIAN NADA AL RESPECTO. VA CONTRA LO QUE DEFIENDEN. NO LES TOQUEMOS LA QUINTITA

  7. Es muy facil criticar a De Pablo, yo aconsejo esperar y ver lo que pasa. Luego los que lo criticaron tendran tiempo de pedir disculpas, si son personas de bien. Los que lo entendimos y tenemos alguna nocion de economia, que como decia von Mises es la accion humana, sabemos que es lo que va a pasar. Dios salve a los Argentinos de los gobernantes que supieron conseguir.

  8. Rafael querido: acaso estos tipos los clasicos economistas se jugaron alguna vez por el pueblo argentino?
    por favor basta de harvard recorran el pais. dejen de venir a hablarnos de la oferta y la demanda y siempre a favor de los ajustes. ustedes me dan verguenza algun dia van a ponerlos en su lugar como bien hizo kirchner los dos primeros años de su gobierno. lamentablemente para mi punto de vista no se siguio esa senda. habria que haberlos echado del pais.

  9. Estoy de acuerdo con De Pablo, lamentablemente mucho resentimiento y pocos conocimientos en los comentarios de este artículo. Tirando la bomba neutrónica sobre el presidente del banco central (ejerció casi 6 años) no va a mejorar, sino todo lo contrario. Paremos las ideologías que no sirven para nada, tratemos de ser mínimamente serios y no nos equivoquemos sobre los K. Son enfermos…

  10. me da risa los que hablan de los k como enfermos, a estos tipos nunca los escuche criticar al menemato, es cierto es un tema de ideologias, pero las reservas nunca estuvieron en 48-000 eso a tipos como patalar les revienta.

  11. Es casi intolelable el olor a oficialistas que en vez de rebatir conceptos o argumentos (con conceptos y/o argumentos), están dedicados a hacer prensa viral contra quienes critican “limpiamente” la política oficial.
    Es decir, los K en vez de telemarketers, tienen cibermarketers.
    Ojo al piojo, en cualquier momento me suena el teléfono con alguna campaña “de oferta” de los K. No se les ocurrió? Les estoy tirando una idea.
    J.C. de Pablo, ya lo sabés, pero me sumo a las críticas, es muy fácil entender algunas coyunturas económicas explicadas por Ud. Es un placer. Aquí tiene un adepto.

  12. Circo Romano. Epoca del Imperio. El Emperador baja su dedo en señal a Maximo para que de muerte a su adversario en inferioridad de condiciones. El gladiador, en actitud magnanima, le perdona la vida. El Emperador, ante el incumplimiento de una orden suya lo condena a muerte. LA HISTORIA VOLVIO A REPETIRSE. A ver si entiendo: esta comision bicameral puede aconsejar la destitucion del, por ejemplo, Presi del BCRA. Y la presidenta puede o no hacerlo efectivo. OK, tiene sentido. Pero en esta oportunidad, ya está echado (ahora renuncia pero no se la aceptan) SIMPLE, MUY SIMPLE. Sigo: pero si la bicameral, en definitiva Cobos, decidiera que cumplió sus funciones los KK diran: ” no es vinculante”. Acaso estan reunidos “pour la galeríe”, estan jugando a que laburan. SI ES ASI. ES UNA PAYASADA. o me equivoco?

Los comentarios están cerrados.

Expertos