FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

04/02/2010

Un año después, el boleto electrónico no se termina de implementar

Funciona sólo en 7 líneas de colectivo y 12 estaciones de tren. Hasta ahora no tiene terminales propias. Funciona sólo en lectores magnéticos privados de empresas que ya tenían sistemas similares. El boleto electrónico impulsado por el Gobierno para disminiur la utilización de monedas en el transporte público cumplió un año, pero actualmente sólo puede […]

Funciona sólo en 7 líneas de colectivo y 12 estaciones de tren. Hasta ahora no tiene terminales propias. Funciona sólo en lectores magnéticos privados de empresas que ya tenían sistemas similares.

El boleto electrónico impulsado por el Gobierno para disminiur la utilización de monedas en el transporte público cumplió un año, pero actualmente sólo puede utilizarse en 7 de las 340 líneas de colectivos que atraviesan la Ciudad de Buenos Aires.

El Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) está disponible en las líneas de subterráneo, dado que utizan la infraestructura instalada por Metrovías (Grupo Roggio) para su sistema “Monedero”. Además, funciona en 3 de las 22 estaciones del Ferrocarril Belgrano Norte y en 9 de las 23 del Ferrocarril Urquiza.

SUBE está dotado de tarjetas, todavía no tiene lectores propios para instalar en líneas y sólo funciona en sistemas de lectores magnéticos ajenos: “Monedero”, de Roggio -que también tiene convenio con las líneas de colectivo 5, 8, 20, 50 y 101-; Ferrobaires (FF.CC. Belgrano Norte), que tiene su propio sistema y las líneas 61 y 62, del Grupo Plaza, que ya contaban con sus propios lectores a través de un acuerdo firmado con Siemens.

Es decir, actualmente existen 700.000 usuarios de los 5 millones proyectados originalmente.

El SUBE nació a través del decreto 84/2009, cuando la presidenta Cristina Fernánez anunció que sería “implementado en 90 días” para 5 millones de pasajeros que se movilizan en Capital Federal y el conurbano bonaerense. Tres meses más tarde el sistema no funcionaba. Su arranque fue recién el 20 de junio de 2009. La demora en la implementación fue  a raíz de la dilación en la licitación para adquirir 5 millones de tarjetas magnéticas, que terminó ganando la alemanda G&D.

EL DATO

El 42% de los pasajes de subterráneo en Buenos Aires se pagan con boleto electrónico.

Expansión

En enero la Secretaría de Transporte anunció que el SUBE se expandirás a las líneas 28, 6, 12, 23, 39, 102, 150, 151, 168, 86, 57, 88, 129, 194 y 195, aunque aclaró que “la implementación llevará todo el 2010”.

4/2/2010

Archivado en: ,

 

 

2 pensamientos en “Un año después, el boleto electrónico no se termina de implementar”

  1. Ademas, en Ferrobaires, te cobran el boleto maximo y a la salida te descuenta si no es el maximo, pero como no esta en todas las estaciones, en muchos casos te terminan cobrando de mas usando la tarjeta.

  2. Es inquietante que el gobierno no sea capaz de implementar algo como el boleto único, común y ordinario en muchas ciudades del mundo, después de tanto tiempo.

Los comentarios están cerrados.

Expertos