FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

12/02/2010

Decálogo de la inflación: Las principales fuentes de suba de precios

El recalentamiento de los últimos dos meses promete un año intenso para el bolsillo: salarios, gasto público, oferta escasa y el efecto arrastre, apenas algunos componentes de un cóctel fuerte. Por Pablo Menna y Conrado Martínez Al parecer, el ministro de Economía, Amado Boudou, no adhiere a dicha teoría, con lo que parcería habilitar un […]

El recalentamiento de los últimos dos meses promete un año intenso para el bolsillo: salarios, gasto público, oferta escasa y el efecto arrastre, apenas algunos componentes de un cóctel fuerte.

Fuente: Fortuna con base sobre consultoras privadas

Por Pablo Menna y Conrado Martínez

Al parecer, el ministro de Economía, Amado Boudou, no adhiere a dicha teoría, con lo que parcería habilitar un reconocimiento de los indicios que hacen prever un alto nivel de inflación para 2010, de hasta 25%. A saber:

1. El efecto arrastre. 2009 no dejó buenas noticias en cuanto al comportamiento de los precios, y el arrastre se hará sentir. Según un informe de la consultora FIEL, la inflación de todo 2009 en la Ciudad de Buenos Aires fue del 17.3%. Diciembre fue un mes particularmente recalentado con subas de casi el 4% en alimentos y bebidas, de casi 3% en atención médica y gastos de salud, casi 6% en esparcimiento (el único impacto verdaderamente estacional) o superiores al 1% en equipamiento y mantenimiento del hogar o transporte y comunicaciones, lo que dejó un buen piso para los meses siguientes. La Argentina se hace así acreedora del quinto puesto a nivel mundial en cuanto al nivel de inflación más elevado, detrás de Congo, Etiopía, Pakistán y Venezuela, según el último informe World Economic Outlook del FMI.

2. Primer trimestre. Enero no sólo trajo un calor agobiante. También fue un mes difícil para el bolsillo: el primer mes de 2010 registró el nivel de inflación más alto de los últimos dieciocho años, con una cifra entre 2,2% y 2,5%. De esta manera, aun cuando haya un aplacamiento en los próximos índices, lo cierto es que difícilmente la inflación del primer trimestre, crucial para marcar el ritmo del año, esté por debajo de 5%, incluso con las explicaciones respecto del turismo, la inercia de los precios de las fiestas, etc.

3. Recesión y crecimiento: El año pasado, la Argentina registró una caída en su nivel de actividad del orden del 3.5%, según fuentes privadas lo que técnicamente significa que el país entró en estanflación, ya que los precios siguieron aumentando. Ahora bien, si con tamaña reducción en su PBI la Argentina tuvo que soportar un alza del 17% en sus precios internos, con un crecimiento del PBI de entre 3% y 4% como se pronostica, el nivel de inflación será más elevado que durante 2009.

4. Presiones salariales. Los caciques sindicales se aprestan a liderar los reclamos salariales de los sectores económicos que representan. Ya hablan de una pretensión mínima de ajuste salarial del 20%. Demás está decir que si los salarios se incrementan en promedio en dicho porcentaje, la inflación de 2010 estará por encima. Habrá que ver qué sucede en caso de que se conforme el tan anunciado Pacto Económico y Social entre empresarios y trabajadores, pero, a pesar de esto, el consumidor ya parece conocer el final de antemano: “Los salarios terminan subiendo por la escalera y los precios por el ascensor”, la frase típica de los años 80 volverá a repetirse en los tiempos que vienen.


5. El nuevo BCRA. La salida “por la ventana” de Martin Redrado, colocó en la presidencia de la entidad reguladora a la desarrollista Mercedes Marcó Del Pont. Desde el Gobierno creen que la nueva mandamás de la entidad se alinea, mejor que su inmediato predecesor, con las necesidades de caja del Poder Ejecutivo. Por tal motivo, es de esperar quizás para 2010 una política monetaria más laxa, y habrá que prestar más atención a la evolución de los agregados monetarios.

6. Oferta restringida. El galimatías regulatorio que los Kirchner ofrendan a diario al sector productivo, son un fuerte desincentivo a la hora de incrementar la oferta de productos y servicios. Falta de financiamiento, extrema rigidez del mercado laboral, restricciones energéticas, presión impositiva asfixiante, discrecionalidad sin límites; todos ellos constituyes un cóctel explosivo que atenta contra el crecimiento del PBI y, por lo tanto, contra la estabilidad de precios. La carne, el mejor ejemplo.

7. Acuerdo de precios. El ministro de economía, Amado Boudou, sostuvo que para atenuar la suba en el costo de vida, el Gobierno pretende reflotar los acuerdos de precios. Éstos, se sabe, son un instrumento que puede tener cierta utilidad como complemento de otras medidas más de fondo, y si el mismo se aplica por un corto período de tiempo. Si la política anti inflacionaria del Gobierno se limita a tales acuerdos, no cabe duda de que los precios terminarán ganando la batalla.

8. Gasto público. El nivel de erogaciones del Estado se sitúa en un récord histórico: 36% del PBI, y parece ser que desde el Gobierno están dispuestos a “cebar aún más la bomba”. De hecho, en los últimos tres meses de 2009 el gasto creció a una tasa del 28% anual, con respecto a idéntico período del año anterior.

9. Restricciones a las importaciones. La política de sustitución de importaciones se espera continúe durante el 2010, al igual que lo que ocurre desde la asunción de Néstor Kirchner como presidente en 2003. Al mismo tiempo, y dado que los compromisos de la deuda pública obligan a la generación de divisas, es probable que desde el Gobierno continúen ralentizando el ritmo de las compras al exterior.

10. Memoria inflacionaria. Los argentinos, en cuanto a la inflación, somos como los alcohólicos recuperados: toda la vida deberemos tener cuidado de no volver a las andadas. Luego de la hiperinflación que dio origen al Plan de Convertibilidad, muchos pensaron que la sistemática suba de los precios era un tema del pasado. La historia demuestra que esto no es así, y que la inflación, especialmente en el país, es un tema que ningún gobierno debe descuidar. También las expectativas cuentan. Los actores económicos viven en un clima de constante remarcación de precios y, de tal forma, tienen una conducta adaptativa, operando en consecuencia. Es un círculo vicioso del cual es difícil salirse.

Lea el artículo completo en la última edición de Revista Fortuna

13/2/2010

encima. Habrá que ver qué sucede
en caso de que se conforme el tan
anunciado Pacto Económico y Social
entre empresarios y trabajadores,
pero, a pesar de esto, el consumidor
ya parece conocer el final de antemano:
“Los salarios terminan subiendo
por la escalera y los precios por el
ascensor”, la frase típica de los años
80 volverá a repetirse en los tiempos
que vienen.
5. El nuevo BCRA. La salida
“por la ventana” de Martin Redrado,
colocó en la presidencia de la entidad
reguladora a la desarrollista
Mercedes Marcó Del Pont. Desde el
Gobierno creen que la nueva mandamás
de la entidad se alinea, mejor
que su inmediato predecesor, con
las necesidades de caja del Poder
Ejecutivo. Por tal motivo, es de esperar
quizás para 2010 una política
monetaria más laxa, y habrá que
prestar más atención a la evolución
de los agregados monetarios.
6. Oferta restringida. El galimatías
regulatorio que los Kirchner
ofrendan a diario al sector productivo,
son un fuerte desincentivo a
la hora de incrementar la oferta
de productos y servicios. Falta de
financiamiento, extrema rigidez
Archivado en: , ,

 

 

Un pensamiento en “Decálogo de la inflación: Las principales fuentes de suba de precios”

  1. El tema de la inflacion es largo y complejo pero voy a un punto que pusiste el tema salarial, soy empleado no te voy a aburrir con un detalle de gastos minimos para que te des cuenta que con un sueldo que cobra el 80% del pais no se llega a fin de mes, mas alla de eso las subas de sueldo no compensan la inflacion y siempre corrieron atras de esta y si algo comenzo la carrera esta que planteas fue el aumento de precios, decir que parte del a culpa de los aumentos son los salarios es una pavada y una excusa burda, los precios suben todo el año, yo trabajo en compras y ademas confecciono la lista de precios y te aseguro que especialmente en febrero marzo todas las empresas suben un 10% sus precios sin mediar razon alguna y despues ajustan durante el año un par de veces mas, y cuando se da la oportunidad abusan como paso el año pasado con la gripe, ademas de este gobierno que es sumamente incompetente en el tema, los empresarios argentinos no son carmelitas descalzas y son parte del problema. Me gustaria que me digan cual es su idea del salario justo de una persona en empleados de comercio por ejemplo que son un gran porcentaje de la poblacion, les aclaro que estoy en el interior donde los salarios son mas bajos que en capital.

Los comentarios están cerrados.

Expertos