FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Opinión

10/04/2010

¿Quién gana en una guerra comercial China – Argentina?

Opinión. Por Juan Carlos de Pablo* | Si los profesores no serían tales sin alumnos, los médicos sin pacientes y los artistas sin público; ¿por qué en cada caso los primeros le cobran a los segundos, en vez de pagarles? La respuesta radica en la fuerza con la que cada uno negocia, en función de […]

Opinión. Por Juan Carlos de Pablo* |

Si los profesores no serían tales sin alumnos, los médicos sin pacientes y los artistas sin público; ¿por qué en cada caso los primeros le cobran a los segundos, en vez de pagarles? La respuesta radica en la fuerza con la que cada uno negocia, en función de la necesidad que tiene del otro.

Esto, que se da en las prestaciones profesionales, también ocurre en el intercambio internacional de mercaderías y servicios.

Hace algunas semanas, el Gobierno argentino dispuso que, independientemente del precio de compra (mejor dicho, del precio que figura en la factura) de zapatillas fabricadas en China, el derecho de importación debía calcularse en base a un precio mínimo de u$s 13 el par. Según las autoridades y los fabricantes locales, para evitar la subfacturación; según los consumidores locales, para proteger la elaboración local a costa de los demandantes.

Hace algunos días las autoridades chinas anunciaron la imposición de trabas a la importación de aceite de soja de la Argentina. Formalmente debido a nuevas exigencias sanitarias, resulta claro que se trata de una represalia comercial.

La cuestión merece varios comentarios. Por una parte, el tamaño relativo de las economías de China y de la Argentina es tal que, más allá de los problemas de medición del PBI de los países moneda comparable, mientras los chinos están hoy peleando el puesto número 3 en la tabla de posiciones mundial, nosotros debemos estar en la cuarta decena. En una palabra, en esta pulseada ellos son los grandes y nosotros los pequeños.

Lo cual no quiere decir que podemos adoptar medidas unilaterales, en el plano comercial externo, sin temor a represalias. Los argentinos habíamos analizado el impacto de las trabas a la importación de zapatillas exclusivamente desde el punto de vista del sector involucrado, prestándole atención al impacto sobre productores y consumidores de zapatillas. A esto ahora hay que agregar el impacto generado por la represalia china, porque también quienes fabrican soja y aceite de soja son argentinos.

¿Cómo se desarrollará la “pulseada” entre los funcionarios de ambos países? Tendrán en cuenta la facilidad y los costos de sustituir los productos importados, tanto desde el punto de vista de la demanda como desde el de la oferta.

Es difícil pensar que, como consecuencia de esta guerra comercial, los chinos dejarán de consumir aceite de soja y los argentinos zapatillas. Lo más probable es que, como consecuencia de las medidas adoptadas y preparándose para futuras negociaciones entre ambos países, las autoridades de ambos países busquen fuentes alternativas de abastecimiento.

¿Dónde comprarán los argentinos las zapatillas que antes importaban desde China? En la Argentina, a precios superiores (los productores locales siempre juran por lo que más quieren, que los precios no habrán de aumentar. Juramento que no es creíble y como enseña la historia, nunca se cumple).

¿Dónde comprarán los chinos el aceite de soja que antes importaban desde Argentina? No en China, porque no tienen, sino que lo importarán de otros países. Pagando también precios más caros (porque de lo contrario ya lo hubieran adquirido allí, antes de comprarnoslo a nosotros).

Cada uno de los países, en función de este análisis, volverá a la mesa de negociaciones, aflojando o manteniéndose en la posición inicial. ¿Qué harán los chinos? No tengo cómo saberlo. En cambio, en función de las ideas y políticas puestas en práctica en los últimos años, es factible conjeturar lo que va a hacer el Gobierno argentino.

No hay nada neutral en la apertura o el cierre de una economía, de la misma manera que no hay nada neutral en la regulación o desregulación económica. Imponer barreras a la importación de zapatillas de China, y recibir como represalia crecientes dificultades a la exportación de soja y derivados al referido país, genera los siguientes efectos: aumentan las ganancias de los productores locales de zapatillas, el número de horas trabajadas por los operarios de sector y probablemente también sus salarios.

Pero también aumenta el precio interno de las zapatillas, lo cual implica el deterioro del salario real del resto de los asalariados (el Gobierno no explicará esto como consecuencia de la mayor protección arancelaria, sino por la “picardía empresaria”). Al mismo tiempo implica menores ganancias de los productores de soja y derivados, reducción del número de horas trabajadas por los operarios del sector, etc. Si la medida se extrema, o dura mucho tiempo, puede implicar quebrantos y despidos.

¿En qué medida las autoridades locales revisarán su decisión inicial, a la luz de la represalia por parte de las autoridades chinas, y el impacto que esta última tiene sobre la economía local? Mucho me temo que en muy poca. Porque para el actual Gobierno parecería que la producción local de zapatillas es una maravilla, mientras que la producción local de soja y derivados es algo… tolerable, pero nada más.

En este sentir se mezclan consideraciones ideológicas bastantes atrasadas desde el punto de vista de los hechos (algunos funcionarios creen que todavía hoy las zapatillas se hacen a mano, mientras que la soja crece sola), junto al hecho de que en 2008 el campo le hizo “perder el invicto” al estilo K de toma de decisiones.

No seremos “nadie” en el concierto internacional, pero esto no quiere decir que podemos adoptar medidas unilaterales en el plano comercial externo, sin temor a represalias. Amparado en el superávit comercial, después de la Segunda Guerra Mundial el gobierno de entonces desafió al mundo diciéndole que si querían determinado aceite para pintar sus casas, que las trajeran aquí. El resto del mundo hizo algo mejor: encontró una fuente alternativa para el aceite que necesitaba, y producto de decisiones como ésta, en 1952 el propio Perón tuvo que encarar el ajuste.

* Economista. Columnista de Revista Fortuna

9/4/2010

Archivado en: ,

 

 

21 pensamientos en “¿Quién gana en una guerra comercial China – Argentina?”

  1. Muy buen articulo pero quiero agregar que por las trabas a las importaciones desde China y la falta de compentencia comercial de empresas, fabricas, locales no se invierte en nueva tecnologia en Argentina.
    Para que invertir en mayor produccion,mejor calidad cuando uno tiene el lujo excluir a la competencia y falta decir que ademas puede ser que existen acuerdos entre los productores como hemos visto entre telecom y telefonica cual implica casi una monopolirizacion de parte del mercado cual anteriormente fue dividido.
    Al final no tiene nada que ver con el empleo pero si con la calidad del empleo,en Argentina todos pueden estudiar pero la verdad si argentina sigue asi se puede casi cerrar las universidades porque no hace falta de personal cualificado en Argentina, por eso ya se han ido muchos profesionales!!!cual podrian ser fuentes de trabajo para los demas atravez de tecnologia nueva, ejemplo la fabrica de INTEL en Costa Rica!!
    De esta forma el pais se queda estancado mientras que los demas paises progresan y la brecha siempre este mas grande.
    Tengo la impresion que la Argentina no sale de los años 50 y los politicos ni se dan cuenta que el mundo cambio.
    Todos pensaron que la republica de China iva devorar a Hong Kong,simbolo del capitalismo, pero el contrario es la realidad!!
    Hace 25 años,China era muy pobre y hoy es una potencia mundial gracias a buena politica, que lastima que en 200 años en Argentina no lo han logrado.

  2. imaginense en Argentina con los controles nulos o que no existen como tenemos que estar contaminados con estas sustancias.
    Toxicología El n-hexano es uno de los pocos alcanos tóxicos. El efecto fisiológico no se debe a la misma sustancia sino a los productos de su metabolización, especialmente la 2,5-hexadiona. Este compuesto reacciona con algunas aminas esenciales para el funcionamiento de las células nerviosas. Por lo tanto es neurotóxico. Además posee un potencial adictivo y es peligroso. espero que los chinos le rechazen estas partidas y que las mismas no vuelvan a la Argentina

  3. La lógica China supongo es más o menos así : usteles no complal alpalgatas chinas , nosotlos no complal aceite de soja .. plesidenta no visital Peking nosotlos no visital Buenos Ailes.
    Argentina hace tiempo que ya no es más el granero del mundo , pero parece que nuestros gobernantes no lo saben o no lo quieren saber , la soberbia llega también al intercambio comercial

  4. Hay si nosostros los argentinos somo los perseguidos del mundo que siempre esta contra nosotros unos pobrecitos nenes de pecho en el pais jardin de infantes. Hay si que horror tener a todo el hemisferio en nuestra contra, siempre la culpa sera de ellos de que tengamos millones y millones de famelicos y harapientos.

  5. NO SE PREOCUPEN, PAPI Y MAMI NOS PROTEGEN, ES SOLO UNA CORTINITA DE HUMO, LO QUE OCURRE QUE CON LA PRODUCCIÓN QUE LOS CHICOS DEL CAMPO HAN PRODUCIDO, PESE A TODO Y CONTRA TODO, TOTAL DESPUÉS HARÁN MARCHAS Y CONTRA REVUELTAS EN LAS RUTAS PARA PODER COBRAR UNOS MANGOS MAS, MIENTRAS EL PADRINO ORDENA A LA REINA A JUGAR ANTE LA GILADA A QUE ES UNA GRAN ACTRIZ, Y ÉL EMBOLSA LA GUITA QUE LE COBRA A LOS CHINOS, Y DESPUÉS HACE EL INGRESO ASÍ, VIEJA CUENTA, 1 AL BANCO DE LA GILADA, 9 A LAS ARCAS DE LA FAMILIA REAL, Y ASÍ, VIVA ARGENTINA, SIN INFLACIÓN Y CRECIENDO, AUNQUE LO NIEGUEN, MAS DESOCUPADOS Y MAS POBRES, PERO ELLOS MAS RICOS, O NÓ?…SIGAN VOTANDO…

  6. Los Chinos entendieron el mensaje virtuoso de CFK, y respetuosos de su integridad politica y personal y su fina etica, decidieron NO comprar mas en la Argentina ni el yuyo ni sus derivados. Reconocen la superioridad moral de CFK y de su esposo, y admirandola, no participaran jamas en nada que afecte su sentencia inapelable: el “yuyo ese” nos llevara a la miseria. Bravo Kris !! En mi epoca Juan, Perico y Andres, todos calzabamos Llavetex !! Hechos los espores por manos argentinas, de insuperable calidad, seran pronto la moda imperante. Pero a no olvidar de que el publico argentino puso a CFK donde esta, por mayoria abrumadora, para que lo represente. Tampoco olvidar que surgio de ese publico la Sra., y no esta contaminada por el imperio…excepto cuando de atesorar dolares se refiere. Hasta la victoria…siempre !! Cristina, Castro y Peron…un solo corazon !!

  7. La industria argentina es un factor de atraso del pais, junto las leyes laborales, los sindicatos y la industria del juicio. En todo caso los consumidores argentinos debemos agradecer al gigante asiatico que defiende nuestros derechos como consumidores, ya que sus productos son de mejor calidad y mucho mas baratos que los producidos localmente. Si hay algo bueno que tuvieron Martinez de Hoz y Menem es que le dieron la oportunidad a los argentinos que no tenian los medios de conocer el mundo, de conocer la verdadera estafa de ´´lo nacional´´ y el modelo de sustitucion de importaciones. Lamentablemente no hicieron la suficiente para aniquilar la industria. Ojala china lo logre porr Knock-out tecnico y nos olvidamos de una vez de engendros como la UIA, la GCT, de mendiguren, Giorgi, etc…

  8. Facil, obligamos a los consumidores locales a comprar zapatillas argentinas caras y berretas y les tiramos unos mangos a los “empresarios” locales, y mientras fundimos a la agricultura local competitiva y moderna capaz de traer millones y millones en divisas al pais. La Argentina siempre para adelante.

  9. CFK y NK estan tomando de su propio veneno.
    Lo que China hizo con Argentina es lo mismo que ha hecho Argentina con las naciones mas pequenas del Mercosur.
    Abusa porque es mas grande. Aprendiendo para el futuro..

  10. Che, que pasa en estos comentarios, ninguno labura?. Todos abogaditos, tienditas de todo x 2$, especuladores, viven de rentas o qué, desconocen la funcion social del laburo, yo soy tornero y quiero la posibilidad de producir, no de “trabajar”, que si lo piensan no es lo mismo

  11. Parece que nos vamos a tener que meter el aceite de soja en el orto. Algun dia terminaremos con los intereses mezquinos de unos pocos (politicos, industriales,………., que la pasan muy bien y aprenderemos por el bien de todos?

  12. Marcelino, yo laburo, en el agro, y a mi me estan perjudicando en mi laburo. Producir como vos decis noe s hacer cualquier cosa, es hacer algo que alguien quiera comprar al precio que vos lo vendes. Yo tengo un producto asi y a mi me perjudican para que se vendan productos que otra gente nop compraria si tuviera opciones.
    Cuando uno produce algo que solo se puede vender si papa estado le prohibe a tus conciudadanos que compren cualquier otro, quizas es hora de que si no te tenes que dedicar a otra cosa. Producir al precio que vos queres con elestado atras tuyo para obligar a que te compren es meterle la mano en el bolsillo a tus conciudadanos.

  13. Marcelino de lugano, gracias a la combinacion nefasta de una economia cerrada y gente que ”tiene un torno” y se cree industrial para vendernos su escoria a cualquier precio, los los argentinos tuvimos que bancarnos comer Dulce de batata, usar motos Zanella y disfrutar los paseos en Rastrojero durante 80 años. Basta de eso. En lugar de cazar en un zoologico amparado por una legislacion aduanera facho-peronista, porque no salis con tu torno a recorrer el mundo a disputarle los mercados a los chinos. ***COMENTARIO MODERADO – NO SE PERMITEN INSULTOS***

  14. De Pablo; barbara la teoria, lastima que no tenes la menor idea de lo que es una medida antidumping, ni un fob minimo, de como lo aplican otros paises, ni que pasa en el mercado de calazado argentino, brasilero, etc. Te pareces a los que te explican como mandar un cohete a alfa de centauro y no saben como es una regla te tres.

  15. NÉSTOR Y CRISTINA KIRCHNER ESTÁN TERMINANDO DE ARREGLAR TODOS LOS INCREÍBLES DESPELOTES Y RUINOSOS DESASTRES Q CREARON EN LA ARGENTINA LOS LIBERALES: MARTÍNEZ DE HOZ-CAVALLO-MENEM-CAVALLO-DE LA RÚA-CAVALLO..!!!! NO SÓLO ELLOS NOS HAN SACADO DEL POZO MÁS GRANDE DE LA HISTORIA (LA CONVERTIBILIDAD Y POS-CONVERTIBILIDAD) SINO Q HAN RESTAURADO ESTRUCTURALMENTE A LA ARGENTINA, ENCAMINANDOLA A NUEVOS RUMBOS CON MANO FIRME -A PESAR DE SUS ENEMIGOS EXTERNOS E INTERNOS (LOS PEORES..!)!!! NO QUERRÁN RECONOCERLO LOS “ANALISTAS PRIVADOS” Y FUNCIONARIOS DEFENESTRADOS DE LOS 90 (TIPO J.C. DE PABLO, M.SOLANET O J.ASÍS), NI LOS PERIODISTAS MENTIROSOS DE TODAS LAS ÉPOCAS (LISTA INTERMINABLE ENCABEZADA X J.M.SOLÁ, M.GRONDONA Y M.R.GUIÑAZÚ), NI LOS FARSANTES CUAN PATÉTICOS “OPOSITORES” ANTI-PERONISTAS… PERO ES ASÍ: LOS KIRCHNER HAN SALVADO LA PATRIA Y SON YA PRÓCERES!!! NO ES SORPRENDENTE Q TENGAN TANTOS ENEMIGOS COMO TUVIERON LOS PRÓCERES DE ANTAÑO -PERO NO TERMINARÁN EN EL EXILIO, COMO VARIOS DE ELLOS… ES Q LO MÁS SANO DE LA SOCIEDAD (NO SU CLASE MEDIA-PAVOTA, X CIERTO..!) YA NO SE DEJA ENGAÑAR. -NÉSTOR 2011!!!!

  16. ESCRACHE A JAIME EN CÒRDOBA. ¡ALLI ESTUVIMOS! Invitamos a la Ciudadanìa toda a plegarse a este tipo de manifestaciones. NINGÙN KIRCHNERISTA debe transitar por la calle, junto a usted o a nuestro lado, COMO SI FUERA UN CIUDADANO HONESTO. Debemos hacerles sentir el estado de ànimo POR HABER TRAICIONADO al Pueblo Argentino. Lo dijimos oportunamente… despacito… despacito… estamos volviendo. (GRUPO BAQUEANO). ¡Muy bien Laguna Paiva, muy bien Entre Rios, màs recientemente! ¡Bien Reconquista, Santa Fe! ¡ Bien Còrdoba, MUY BIEN! (Perfil. Publique TODOS nuestros comentarios. Nos hacemos responsables)

  17. A mis amigos argentinos: La economía internacional se rige por los principios del realismo (una patada en las canillas implica una patada de vuelta). Ningún país está obligado a hacer lo que no le conviene (como comprar productos a quien boicotea mis productos). Los costos de fabricar zapatillas son increiblemente diferentes en China respecto a Argentina (fabrica millones de pares al día, hay salarios bajos, las fábricas son de última tecnología, mientras en Argentina nadie se atreve a invertir en nueva tecnología para fabricar zapatillas debido a sus desventajas competitivas). Entonces, para tomar medidas hay que medir la fuerza de las anti-medidas que vendrán. Es un ejercicio de realismo, ni chinos ni argentinos son buenos o malos por ello.

  18. Naic, no se puede pretender festejar que los K estén arreglando los líos dejados por los gobiernos pasados cuando durante casi 18 años ha gobernado el mismo partido del cual forman parte y formaron parte entonces. Ellos también fueron los creadores de esos líos. Como mucho, estarían arreglando sus propios errores, que son exactamente iguales a los de sus opositores: por ejemplo, NK firmá en el 92 un decreto provincial que le reducía los sueldos y jubilaciones a los estatales de Santa Cruz en un 15%, más que el 13% que hizo la Alianza. No somos ingenuos, y si vos y los K intentan seguir tratando a la gente como si fueran zonzos, van a perder más votos todavía.

  19. como se ve que no sos empleado en una fabrica de zapatillas argentinas, basura, los mismos viejos argumentos de siempre, lo vienen diciendo desde 1810, la Argentina no debe industrializarse, hay paises mas fuertes que tienen ese derecho, la Argentina no, debemos ser proveedores de matiras primas de la potencia de turno, es lo maximo que podemos aspirar, si China hubiera pensando como lo hacen los liberales argentinos, que repiten una y otra vez, todos los dias, a toda hora, por todos los diarios (son dueños de todos) el mismo viejo puto argumento, se estarian pasando hambre como lo pasaban solo apenas hace veinte años….

  20. UN HURRA POR LA PRESIDENTA DE USTEDES ! DEFENDAMOS LAS INDUSTRIAS NACIONALES CARAJO !! BASTE DE PORQUERIAS CHINAS A TAN BAJO PRECIO QUE ESTAN ACABANDO CON TODO POR CULPA DE NUESTRO GOBIERNOS.. ACA ACABA DE CERRAR UNA FABRICA DE CIERRES CON 70 EMPLEADOS POR CULPA DE LOS CIERRES CHINOS. OSEA, LA CULPA LA TIENEN LOS GOBIERNOS NO LO CHINOS NO.. ACA EN URUGUAY EL GOBIERNO SE SIENTA EN LA FALDA DE LOS CHINOS CONSTANTEMENTE..

Los comentarios están cerrados.