FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

20/04/2010

En qué consiste la reforma financiera que impulsa Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, busca acelerar la aprobación de la reforma financiera en Estados Unidos tras el escándalo y acusación de fraude realizada contra Goldman Sachs. La intención del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, es acelerar una reforma del sistema regulatorio de Wall Street, un tema que será eje de discusión […]

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, busca acelerar la aprobación de la reforma financiera en Estados Unidos tras el escándalo y acusación de fraude realizada contra Goldman Sachs.

OBAMA. Aprovechará la acusación contra Goldman para impulsar una reforma financiera.
OBAMA. Aprovechará la acusación contra Goldman para impulsar una reforma financiera.

La intención del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, es acelerar una reforma del sistema regulatorio de Wall Street, un tema que será eje de discusión en el Senado estadounidense por estos días.

INFORME DEL FMI
La crisis financiera costará al sector financiero mundial U$S 2,3 billones, medio billón menos que lo estimado anteriormente por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Para el organismo, los mayores puntos de riesgo son ahora los déficit públicos.

Por eso el  jueves próximo pronunciará en Nueva York un discurso sobre su propuesta a la que se oponen los republicanos y parte de su propio partido.

La reforma en realidad la impulsa el senador demócrata Chris Dodd y tiene como objetivo prevenir futuras crisis económicas reforzando la supervisión gubernamental de la banca, ampliando los poderes de la FED y los organismos reguladores.

La citada reforma se difunde, además, justo cuando sale a la luz una denuncia de fraude de Goldman Sachs llevada a cabo por la Comisión del Mercado de Valores de EE.UU. (SEC, por sus siglas en inglés).

La legislación prevé darle al Gobierno federal la autoridad de desmantelar instituciones en precarias condiciones y que supongan una amenaza a todo el entramado financiero del país. También crea una agencia de protección al consumidor y establece mecanismos para una mayor supervisión de los mercados de derivados.

Pero el cambio radical que impulsará es el de obligar a los grandes bancos a contribuir a un fondo gestionado por el Estado que se destinará para eventuales rescates de empresas del sector que estén en problemas y presenten un riesgo para el sector. Así serán los propios bancos los que deberán pagar al menos una parte de los rescates de sus colegas.

20/4/2010

Archivado en: , ,