FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

18/05/2010

Negocio total por el Bicentenario y el Mundial: bandera y vincha

Textiles, talleres de confección y vendedores de enseñas azulceleste y blancas extienden horarios de trabajo para satisfacer la creciente demanda. Cómo impactan el fútbol y la celebración del Bicentenario. Por Matías Barbería * El Bicentenario de la Revolución de Mayo y el Mundial de fútbol generan oportunidades de negocios. Los sentimientos “patrióticos” que impregnan ambas […]

Textiles, talleres de confección y vendedores de enseñas azulceleste y blancas extienden horarios de trabajo para satisfacer la creciente demanda. Cómo impactan el fútbol y la celebración del Bicentenario.


Por Matías Barbería *

El Bicentenario de la Revolución de Mayo y el Mundial de fútbol generan oportunidades de negocios. Los sentimientos “patrióticos” que impregnan ambas celebraciones prometen crear un año excelente para un sector generalmente modesto: el de la producción y venta de banderas, escarapelas y toda una gama de productos orientados a la identificación con los colores patrios.

Con turnos de trabajo extendidos y trabajando al 100% de su capacidad, los empresarios textiles, los talleres de confección y revendedores se preparan para hacerse su agosto en pleno mayo, junio y julio.

“Tenemos un crecimiento de los pedidos para ese destino de 30%, y esperamos que cuando se acerque el Mundial crezca un poco más”, aseguró, alegre, Yael Kim, de Textil Amesud, una tejeduría del partido bonaerense de General San Martín. Kim es el primer eslabón de la cadena de producción de banderas y, como tal, se lleva parte de los beneficios del furor de ventas: produce polyester blanco, la materia prima con la que se confeccionan la mayoría de las banderas

de plaza.

“Destinamos el 2% de nuestra producción a talleres de confección de banderas, pero este año esa proporción va a saltar al seis u ocho por ciento para el momento del Mundial”, se entusiasma el industrial.

“Extendimos el horario de trabajo de confección, generalmente trabajábamos de nueve de la mañana a siete de la tarde, pero ahora se confeccionan banderas de siete a 22; parece que todos se acordaron tarde”, bromea Ronel Rafal de Antigua Casa Cesto, una tienda especializada en banderas, cercano a Plaza Italia. La empresa, con 68 años de antigüedad, tiene como clientes a la Cancillería, la Cámara de Senadores y a Radio 10, que todos los años reparte banderas a los automovilistas porteños.

“Los municipios están demandando de a miles; estamos tratando de completar un pedido de 2.500 banderas de la Municipalidad de Salta, hoteles que embanderan sus frentes o empresas, como Techint,que piden hasta 20.000 escarapelas para sus empleados”, comentó. “Todavía no pudimos hacer los números, pero va a ser un muy buen año”, concluyó.

1,5 MILLONES DE BANDERITAS EN LA 9 DE JULIO
Los clientes de los talleres de confección son, principalmente, consumidores finales y minoristas. Pero la parte más jugosa del negocio son las ventas a empresas y organismos públicos.

La Unidad Bicentenario de Presidencia de la Nación, por ejemplo, decorará el Paseo del Bicentenario en la Avenida 9 de Julio entre los días 21 y 25 de mayo con 1,5 millón de banderitas plásticas, 2 mil banderas argentinas de tela, 240 banderas de países invitados, 288 banderas de provincias argentinas y 130 mástiles en una inversión que en el sector calcularon cercana a los $ 250 mil.

Las banderas decorarán todo el paseo que está siendo montado actualmente en los alrededores del Obelisco y acompañarán la serie de desfiles, recitales y eventos culturales que se llevarán a cabo allí.

Otro ejemplo del sector público es el de la Cámara de Senadores, que adquirió cien nuevas banderas de ceremonia para las que gastó cerca de $ 30 mil. El Gobierno de la Ciudad invirtió en 2.500 distintivos para la gala con la que celebrarán el Bicentenario y la reapertura del Teatro Colón, el próximo 24 de mayo.

* De la redacción de Diario Perfil

18/5/2010

Archivado en: , , , ,

 

 

Expertos