FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

21/05/2010

Obama avanza en la aprobación de la reforma financiera

El Senado de Estados Unidos aprobó la reforma financiera de Wall Street. Con 59 votos a favor, el presidente de ese país, Barack Obama, da un paso clave adelante en el control de los bancos para evitar nuevas crisis en los Estados Unidos. Con 59 votos a favor y 39 en contra, el Senado de […]

El Senado de Estados Unidos aprobó la reforma financiera de Wall Street. Con 59 votos a favor, el presidente de ese país, Barack Obama, da un paso clave adelante en el control de los bancos para evitar nuevas crisis en los Estados Unidos.

LUZ VERDE. Avanza la aprobación de la reforma financiera que impulsa Obama.
LUZ VERDE. Avanza la aprobación de la reforma financiera que impulsa Obama.

Con 59 votos a favor y 39 en contra, el Senado de estadounidense dio una victoria a Obama, un defensor de una normativa más estricta para los bancos y los mercados de capitales luego de la crisis financiera del 2007 al 2009 que llevó a una profunda recesión y a enormes rescates con dinero de los contribuyentes.

El proyecto ahora debe ser fusionado con una medida aprobada en diciembre por la Cámara de Representantes.

La reforma impulsada el senador demócrata Chris Dodd y tiene como objetivo prevenir futuras crisis económicas reforzando la supervisión gubernamental de la banca, ampliando los poderes de la FED y los organismos reguladores.

El presidente de Estados Unidos aplaudió la aprobación del proyecto de ley en el Senado y calificó la medida como una victoria sobre la industria financiera y las “hordas de grupos de presión” que han tratado de ahogar el proyecto de reforma. “La reforma de Wall Street traerá más seguridad para el ciudadano de a pie”, señaló el dirigente norteamericano durante un discurso pronunciado en Portland, en el estado de Oregon (noroeste).

La legislación prevé darle al Gobierno federal la autoridad de desmantelar instituciones en precarias condiciones y que supongan una amenaza a todo el entramado financiero del país. También crea una agencia de protección al consumidor y establece mecanismos para una mayor supervisión de los mercados de derivados.

Pero el cambio radical que impulsará es el de obligar a los grandes bancos a contribuir a un fondo gestionado por el Estado que se destinará para eventuales rescates de empresas del sector que estén en problemas y presenten un riesgo para el sector. Así serán los propios bancos los que deberán pagar al menos una parte de los rescates de sus colegas.

21/5/2010

Archivado en: