FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Opinión

21/05/2010

Bicentenario económico: un par de siglos “ciclónicos”

Opinión. Por Juan Carlos de Pablo * | La Argentina cuenta con estimaciones del PBI desde 1875. Entre dicho año y la Primera Guerra Mundial creció “a tasas chinas”, luego creció a tasas moderadas, entre mediados de la década de 1970 y fines de la de 1980 no creció nada, y luego volvió a crecer […]

Opinión. Por Juan Carlos de Pablo * |

La Argentina cuenta con estimaciones del PBI desde 1875. Entre dicho año y la Primera Guerra Mundial creció “a tasas chinas”, luego creció a tasas moderadas, entre mediados de la década de 1970 y fines de la de 1980 no creció nada, y luego volvió a crecer a tasas moderadas. Desde mediados del siglo XX se viene descolocando frente al PBI de casi todos los países del mundo.

Pero el propósito de estas líneas, inspirado en el hecho de que en pocos días más se cumplirán 200 años de la Revolución de Mayo, es que tanto cuando el PBI creció fuertemente, como cuando lo hizo moderadamente, como cuando se estancó, las fluctuaciones anuales fueron muy intensas.

El contraste con Estados Unidos es notable. Tanto en dicho país como en la Argentina, a lo largo del siglo XX el PBI real total creció aproximadamente 3% anual. Pero (sacando la Gran Crisis de la década de 1930), mientras en Estados Unidos en un buen año la economía creció 4%, y en un mal año 2%, en la Argentina en un buen año el PBI creció 9% pero en un mal año cayó 7%.

Por eso, en la feliz expresión de Lucio Reca, referida al ciclo ganadero pero que transformé para aplicarla a la economía en su conjunto, “La Argentina no es un país cíclico sino un país ciclónico”. O, en la versión de Guido Di Tella, “hacemos lo mismo que hacen los otros países, pero con mucho mayor entusiasmo”.

La extrema fluctuación puede ser fascinante para ilustrar conferencias o clases universitarias, pero en economía resulta sumamente costosa. Aprendemos en los cursos de estadísticas que la varianza, o la desviación típica, cuando más chica mejor. No siempre: en el caso de la vestimenta de las mujeres es preferible que algunas se vistan mucho y otras nada, a que todas se vistan parcialmente. Pero ésta es la excepción a la regla.

¿Por qué es costosa la fluctuación extrema? Porque si bien que todos los días sean iguales puede resultar aburrido, y a algunos seres humanos llevarlos a la depresión o al suicidio, que un día uno tenga mucho trabajo y al siguiente nada, que un día uno sea riquísimo y al otro pobrísimo, que nunca se tenga no digo la certeza sino una duda razonable sobre lo que puede ocurrir en un futuro próximo, es fuente de angustia y preocupación, no de bienestar.

Por consiguiente sería deseable que la extrema fluctuación desapareciera, o al menos se morigerara. Pero para poder recomendar cursos de acción destinados a lograr este objetivo, primero tenemos que explicarnos a qué se debe.

Primer punto, obvio pero muy importante. Cuando el fenómeno que hay que explicar existe desde hace más de 130 años, no se puede deber a un accidente o a la mera mala suerte. En particular no cabe pensar que los argentinos somos todos unos genios, muy buenos tipos y abnegados, pero durante más de un siglo tuvimos la mala suerte de estar gobernados por ignorantes, ambiciosos y malos tipos.

Haber analizado sistemáticamente la política económica argentina durante más de cuatro décadas me convenció de que la referida extrema fluctuación surge de la interacción de un par de elementos, que se retroalimentan.

Por una parte los funcionarios, quienes generalmente tienen ideas cortoplacistas, y por consiguiente buscan lograr objetivos sin prestarle atención a las implicancias de largo plazo de sus acciones. Quien congela alquileres, endeuda al Estado sin límites o agota las reservas del Banco Central, aplica políticas económicas “no sustentables”, entendiendo por tales aquellas que no pueden ser implementadas de aquí hasta el Día del Juicio Final, pretendiendo lograr permanentemente los mismos resultados.

Pero además de los funcionarios están aquellos integrantes del sector privado que pueden presionar para torcer en su favor la política económica, así como la sociedad en general a través de los medios masivos de comunicación, la forma de votar, etc.

Todos estos integrantes del sector privado presionan para que los funcionarios gasten los fondos públicos que tienen, y también los que no tienen pero pueden conseguir… casi a cualquier costo. Durante la presidencia de María Estela Martínez de Perón la deuda externa no aumentó… porque nadie le prestaba, pero; ¿era políticamente posible frenar la presión para aumentar la deuda externa durante los ministerios de José Alfredo Martínez de Hoz, Domingo Felipe Cavallo y otros gobiernos creíbles? No, en la experiencia argentina.

No, me permitiría agregar, en casi toda la experiencia mundial. Ahora en Grecia, pero también en España y Portugal, lamentan la velocidad con la cual aumentaron sus respectivas deudas públicas en los últimos años. ¡Pero si esto lo advirtió cualquier alumno de un curso introductorio de economía! ¿Podía frenarse el endeudamiento público, con el “entusiasmo” con el cual vivieron dichos países en los últimos años?

Un país con 200 años “ciclónicos” en su pasado, no puede pretender esperar 200 “suizos” en su futuro. Ni siquiera, me atrevería a decir, 200 años en promedio menos ciclónicos que los pasados, de manera que si ocurren deberíamos considerarlos una sorpresa agradable, no parte de la estrategia decisoria.

Nos llenamos la boca hablando de “políticas de Estado”, pero no hacemos nada para implementarlas en serio. En cuando a la “sustentabilidad”, implica renunciar a las tentaciones que aparecen en las épocas buenas, para que las épocas malas no resulten tan duras. No hay nada que nos haga pensar que algún gobierno futuro podrá endeudarse, pero renunciará a hacerlo -pagando los correspondientes costos políticos en el corto plazo- para no comprometer el futuro de largo plazo.

En una palabra, más allá de los deseos, este análisis inspirado en el Bicentenario indica que somos incorregibles. ¿Será imposible la vida en la Argentina, entonces? De ninguna manera, lo que estoy diciendo es que, tanto en épocas mejores como peores, existen razones profundas para esperar que la realidad siga siendo extremadamente fluctuante. Para delicia de quienes buscan material para ilustrar sus conferencias y clases, y sacrificio para quienes vivimos aquí.

21/5/2010

Archivado en:

 

 

9 pensamientos en “Bicentenario económico: un par de siglos “ciclónicos””

  1. Juan Carlos, de fato los argentinos tem sido gobernados por incompetentes. Desculpe meu portunhol. ”Del 6 al 8 de septiembre de 2008, la presidenta hizo una visita de Estado al Brasil. Su comitiva estuvo compuesta por: a) 3 senadores y 4 diputados nacionales. Ninguno tenía estudios terciarios; b) 2 gobernadores. De ellos, el de la provincia de Buenos Aires, la más importante del país, carece de mínima formación universitaria; c) 30 funcionarios, de los que sólo 9 tenían estudios terciarios, incluidos entre los 9 el médico, el jefe de la Casa Militar y la edecán presidencial. Los restantes 21 carecían ¡hasta de una tecnicatura!, comenzando por el propio jefe de Gabinete. (Decr. 1427/08). Desde el inicio de la presidencia Kirchner, hace cinco años y medio, desaparecieron los concursos. Los funcionarios de planta se nombran por 6 meses, que se renuevan una y otra vez, como sello de garantía de carencia de idoneidad y de ciega subordinación para evitar reemplazos”.

  2. LA EDITORIAL ME PARECIO MUY BUENA, EL REFLEJO DE UNA ARGENTINA PENDULAR SE DEBE EN GRAN MEDIDA A LA COMPOSICIÓN GENÉTICA, SOMOS CORRUPTOS DESDE EL NACIMIENTO DE NUESTRA PATRIA HASTA NUESTROS DÍAS SEGUIMOS COMETIENDO LAS ACCIONES QUE TODOS NUESTROS ANTEPASADOS LO REALIZARON.
    SOMO INCORREGIBLES EL AUTOR TIENE RAZON.-

  3. Pero Estados Unidos mide su economia en producto bruto nacional al igual que paises de Europa, Argentina no, nosotros medimos el crecimiento economico del producto bruto interno osea lo que se produce dentro de nuestras fronteras, por que nos parece mas TOP(chantas) ¡ PBN Argentino :S? ….. el crecimiento que hay dentro de nuestras fronteras se declara en el exterior lo podemos contar como PBI pero es inútil, es plata extranjera. para mi no es motivo de felicidad el crecimiento del PBI por esto¡. verguenza.

  4. Me parecio muy buena la nota, pone sobre la mesa la realidad argentina, no hay conductas anticiclicas por que no la hay en las familias argentinas, HAY QUE APROVECHAR EL MOMENTO!!, se suele decir, y si no miren lo que pasa en la actualidad, AUMENTO EL 25% LA VENTA DE PLASMAS Y AUTOS CON ENDEUDAMIENTO Y BAJO EL CONSUMO DE ALIMENTOS EL 2,5%, tiene logica?, se podra pagar la deuda contraida a futuro?, eso no importa por ahora me llevo el plasma y el auto y… y despues veo.DIOS ES CRIOLLO!

  5. la nota esta muy buena , y le hago este comentario ya que vivo desde hace muchos anos en SUIZA y al ver escrito el nombre de este pais que me recibio muy bien , y al cual no dejo de admirar , y mas cuando se trada de hacer comparaciones , porque se lo compara unicamente para dar ejemplos , pero si en Argentina que tiene todas las posibilidades naturales de ser un numero 1 a nivel mundial , pero lo que pasa es que no hay unidad , se discute y no se piensa nada mas que se salve quien pueda y no es asi como se hace aqui , cada persona dice primero el pais y despues las diferencias politicas , y para darles una idea hace unos dias me dieron en un vuelto una moneda de 1929 que ironia de la vida justo el ano de la mayor crisis , y aqui se sigue teniendo la estabilidad tan anorada por muchos paises , me pregunto , donde estara la virtud de este pais? es la seriedad y la puntualidad y la no corrupcion , esos creo son los puntos centrales , espero que en los proximos 200 anos se pueda revertir , no para mi , sino para mis hijos , nietos y su prole , suerte

  6. EN UN 100 % DE ACUERDO CON LOS TÉRMINOS DE ESTA NOTA. ES POR ESO QUE MIS HIJOS YA ESTÁN EN OTRO PAÍS, LEJOS DE ESTE Y A SALVO.

  7. perfectamente de acuerdo,las politicas de Estado no aparecen.no se sabe planificar o cuesta mucho trabajo?no se saben redactar leyes.etc.no hay una clase dirigente formada,como dice el amigo brasileño.falta la burocracia intermedialos concursos se evitan alegremente.El Estado asi va a ser siempre bobo,bobisimo..es la costante de nuestro pais

  8. Agradezco no coincidir con ninguno de ustedes, Sr. De Pablo vayase a vivir a EEUU o a Europa. Aca los argentinos luchamos dia a dia por una patria mas justa. Este es un gran pais que lo empobrecieron gente que piensa lo mismo que usted. Deje de tirar mala onda y agradezca vivir aca en otro pais lo hubieran fusilado por vende patria.

Los comentarios están cerrados.

Expertos