FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Mercados

24/06/2010

Para S&P, el canje no mejoró la calificación de la deuda argentina

La calificadora consideró que el proceso fue  positivo, pero que el país todavía sufre la falta de diversidad en las fuentes de financiamiento. El 66 % de aceptación al canje de deuda en cesación de pagos constituye un paso “importante” para normalizar la relación de Argentina con los mercados financieros internacionales, pero no implica una […]

La calificadora consideró que el proceso fue  positivo, pero que el país todavía sufre la falta de diversidad en las fuentes de financiamiento.

El 66 % de aceptación al canje de deuda en cesación de pagos constituye un paso “importante” para normalizar la relación de Argentina con los mercados financieros internacionales, pero no implica una mejora de la nota soberana del país, advirtió hoy la agencia de calificación de riesgo Standard & Poor’s.

La calificadora aludió a la “falta de diversidad en las fuentes de financiamiento que el gobierno tiene disponibles”, y la desconfianza en las cifras oficiales, especialmente el índice de inflación, entre otras razones, para fundamentar que la nota de la Argentina continúa limitada en su nivel actual.

“A pesar del importante paso alcanzado con el canje actual, la obtención de financiamiento en los mercados internacionales seguirá siendo un desafío importante para Argentina dados los litigios en curso y el monto de deuda que optó por permanecer fuera del canje, estimada en 6.200 millones de dólares”, evaluó.

PROYECCIONES
También S&P estimó que el PBI crecerá “al menos 5% este año”, mientras que proyectó que la cuenta corriente alcanzaría un superávit de un 2% del PBI.

Asimismo, planteó que la capacidad del gobierno para emitir deuda en los mercados locales “sigue limitada por factores derivados de la dinámica de la política económica interna”. “Entre ellos se encuentra el grado de incertidumbre sobre políticas gubernamentales futuras y la falta de credibilidad en las estadísticas oficiales, y en especial en lo que respecta al índice de inflación oficial”, aseguró.

En este sentido, recordó que hasta mediados de 2008, la calificación del país estaba dos escalones más arriba que el grado actual, y remarcó que, pese al default, Argentina tenía acceso a los mercados locales de capitales con emisiones de bonos vinculados a la inflación, y también a inversores extranjeros que compraban esos títulos.

“Este evento crediticio positivo se perdió durante 2007 y 2008 con el incremento de la tasa de inflación y los cuestionamientos sobre la manera en que se medía dicho indicador, entre otras dinámicas negativas”, analizó.

Con DyN

24/6/2010

Archivado en: ,