FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

25/06/2010

6 kilómetros de alambrado separarán al G-20 del resto del mundo

Toronto se prepara para el inicio de la cumbre, a la que también asistirá Argentina: se instaló un muro metálico que costó más de U$S 5 millones para proteger a los Presidentes. La ciudad está saturada de policías y se declaró feriado bancario. Por Carmen López Imizcoz * Toronto, Canadá. Enviada Especial “Es la primera […]

Toronto se prepara para el inicio de la cumbre, a la que también asistirá Argentina: se instaló un muro metálico que costó más de U$S 5 millones para proteger a los Presidentes. La ciudad está saturada de policías y se declaró feriado bancario.

VALLADO METÁLICO. Separa al microcentro de Toronto del resto de la ciudad. (Foto: CLI)

Por Carmen López Imizcoz *
Toronto, Canadá. Enviada Especial

“Es la primera vez que estoy en Toronto”, admitió un policía canadiense a esta cronista cuando le preguntó cómo llegar a su hotel. Con 12.000 efectivos y 1.100 guardias privados circulando por las calles, los torontonianos se quejan de ser sede de la cumbre y comparan el vallado de la ciudad con los de Guantamo.

A dos horas de Toronto, en Huntsville, arranca este viernes la cumbre del G-8, -que nuclea sólo a países más desarrollados-, que se superpondrá el sábado con la primera jornada de la del Grupo de los 20 (G-20).

En rigor, el G-20 también iba a tener lugar en esa localidad. Sin embargo, por razones de seguridad, las autoridades locales por emplazarla en Toronto.

“Esperamos que los manifestantes ejerzan su derecho a manifestarse”, dijo el miércoles Dimitri Soudas, director de comunicaciones del Poder Ejecutivo canadiense, durante un conferencia de prensa al ser consultado respecto de las diversas contra-cumbres que impulsan organizaciones sociales y ecologistas. Por si acaso, un anillo de alambrado rodea las cuadras en las que tendrá lugar el encuentro de los mandatarios.

Foto: CLI

Con un costo estimado de U$S 5,28 millones, la cerca de seguridad desplegada en el centro de Toronto, donde esta tarde llegará la comitiva oficial encabezada por la presidenta Cristina Kirchner para participar de la cumbre del G-20, se convirtió en un emblema de la ciudad.

Los turistas -muchos de ellos familiares de los funcionarios que integran las delegaciones oficiales- en vez de sacarse fotos en el CN Tower -el equivalente al obelisco porteño- optan por posar frente al alambrado o rodeados de cuerpos policiales.

Se estima que el vallado metálico de red tiene una extensión de más de 6 kilómetros y tres metros de altura. Por ahora, la presencia policial parece totalmente desmesurada respecto de las esporádicas marchas ecologistas o pro-inmigrantes que han tenido lugar.

Impecablemente uniformados a pesar de las altas temperaturas veraniegas, decenas de efectivos se apostan en cada esquina del microcentro torontoniano.

Otros grupos de efectivos recorren en bicicleta, a alta velocidad, las calles clave, que ahora se encuentran desoladas, ya que se dispuso un feriado bancario y muchos comercios se sumaron voluntariamente a las entidades financieras. Sin embargo, los resultados de semejante operativo, por ahora, sólo se traducen en un detenido por llevar explosivos.

Información vinculada

* De la redacción de Diario Perfil. Especial para FortunaWeb

25/6/2010

Archivado en: , ,

 

 

2 pensamientos en “6 kilómetros de alambrado separarán al G-20 del resto del mundo”

  1. El Skydome (hace bastante mas de un año que no se llama mas asi, sino Rogers Center) no es el equivalente al obelisco porteño. Si lo es la CN Tower, que esta al lado del Rogers Center, el cual es un estadio de beisbol.

  2. La CN Tower es el equivalente al obelisco, exacto. No entiendo el comentario de Emilia Ruiz, ya que la periodista no dice otra cosa.
    Al margen, la policía de Toronto es una de las profesionales del mundo; viví dos años en el microcentro (Financial District) y los vi trabajar a diario. Buena policía, insisto. Y permiten que los oficiales canadienses de origen musulmán puedan usar un turbante azul con el escudo de la institución en vez de la gorra clásica. Un detalle nada más, pero que habla mucho de la sociedad a la que protegen.

Los comentarios están cerrados.

Expertos