FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

06/07/2010

Monsanto no pudo prohibir la venta de harina de soja local

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) resolvió que la empresa productora de semillas Monsanto “no puede prohibir” la comercialización en Europa de la harina de soja argentina que contiene, en estado residual, una secuencia de ADN patentada por la empresa estadounidense. Un grupo de magistrados holandeses así lo determinó, luego de una […]

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) resolvió que la empresa productora de semillas Monsanto “no puede prohibir” la comercialización en Europa de la harina de soja argentina que contiene, en estado residual, una secuencia de ADN patentada por la empresa estadounidense.

MONSANTO. Fallo europeo dio no ha lugar a un pedido de la comercializadora de semillas.
MONSANTO. Fallo europeo dio no ha lugar a un pedido de la comercializadora de semillas.

Un grupo de magistrados holandeses así lo determinó, luego de una denuncia realizada por Monsanto por presunta violación de su patente.

Monsanto es titular desde 1996 de una patente europea sobre una secuencia de ADN que, introducida en una planta de soja, la vuelve resistente a un herbicida denominado glifosato. Esta soja modificada genéticamente se cultiva en grandes cantidades en el país, donde la invención de Monsanto no está protegida por una patente.

En 2005 y 2006, algunas empresas europeas importaron harina de soja de Argentina a Holanda, donde Monsanto recurrió a la justicia por presunta violación de su patente al ser comercializada en la UE.

Pero el Tribunal de Justicia de la UE estimó que una patente europea es sólo efectiva cuando el producto protegido es utilizado con la misma función con la que está registrado, según difundió la agencia francesa AFP. En este caso, la utilidad de la invención de Monsanto se da cuando la información genética protege a la planta de soja que la contiene contra la acción del glifosato.

Según la Corte de Luxemburgo, esta función “ya no puede ejercerse” cuando la secuencia de ADN “se encuentra en estado residual en la harina de soja, que es una materia inerte obtenida tras varias operaciones de transformación”. Es por eso que Monsanto “no puede prohibir la comercialización de la harina de soja procedente de Argentina“, dictó el Tribunal.

Con DyN

6/7/2010

Archivado en: ,

 

 

Expertos