FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

20/07/2010

El Gobierno acordará un nuevo precio y más oferta de garrafas ante la ola de frío

Buscará esta tarde acordar con productores, fraccionadores, distribuidores y comercializadores de gas licuado en garrafas, un nuevo precio y más oferta ante el virtual desabastecimiento y el recrudecimiento de la ola de frío que azota a todo el país. Para eso esta tarde se realizará una reunión en la Secretaría de Comercio con productores, fracccionadores […]

Buscará esta tarde acordar con productores, fraccionadores, distribuidores y comercializadores de gas licuado en garrafas, un nuevo precio y más oferta ante el virtual desabastecimiento y el recrudecimiento de la ola de frío que azota a todo el país.

GARRAFAS. Reunión clave por precios y abastecimiento.
GARRAFAS. Reunión clave por precios y abastecimiento.

Para eso esta tarde se realizará una reunión en la Secretaría de Comercio con productores, fracccionadores distribuidores y comercializadores de gas en garrafa para revisar situación de precios y suministros.

La convocatoria oficial tiene por objeto analizar y corregir las distorsiones de precios que existen en las ventas al consumidor final, en las distintas regiones del país.

A excepción del comercio, los precios están regulados aunque en la etapa minorista, las autoridades habían establecido un precio de referencia de $16 para la garrafa de 10 kilos, de $20 para las garrafas de 12 kilos y de $25 para los recipientes de 15 kilos.

En Santa Fe, se registraron numerosos inconvenientes por la falta de garrafas en distintas localidades donde sólo se logra conseguirlas al precio de $16 en las distribuidoras.

El secretario de Servicios de Apoyo al Desarrollo de Santa Fe, Osvaldo Audagna, señaló hoy que “hay una faltante del 50% en la provisión de gas. No hay suficiente suministro y no hay un abastecimiento normal en la provincia”.

Por otra parte, pobladores de localidades del interior de la provincia, donde la ola polar es más intensa, han tenido que recurrir a los tradicionales braseros y para cocinar utilizan leña o carbón, ante la falta de garrafas. En Mendoza, las restricciones en la carga de GNC en las estaciones de servicio de los tres departamentos del sur ha provocado largas colas de vehículo y malestar entre los usuarios. A raíz de esta situación que se suscitó para preservar el consumo de gas domiciliario ante las bajas temperaturas, “hay largas colas de usuarios esperando que los atiendan, pero bueno, no hay ninguna otra posibilidad por el momento de atenderlos”, explicó empresarios.

Si bien el rigor invernal no cede, las temperaturas tienden a estabilizarse, lo que podría redundar en una baja del consumo de energía.

A pesar de ello, a las 21 de ayer, la Compañía Argentina del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA), informó que la energía entregada al sistema interconectado nacional se acercaba nuevamente a los 20.000 MW, un nivel considerado crítico para la sustentabilidad del tendido eléctrico.

La energía entregada a esa hora llegaba a los 19.946 MW muy cerca del pico registrado el jueves 15 del corriente cuando se alcanzó los 20.396 Megavatios.

En lo que respecta al gas natural importado desde Bolivia, la ola de frio polar derivó en un aumento de los volumenes ingresados que fueron de casi 7 millones de metros cúbicos el viernes, y de casi 7,8 millones los días sábado y domingo.

Dicho volumen de gas boliviano resulta similar al que se importa vía barcos y se regasifica diariamente en el puerto de Bahía Blanca.

La producción interna de gas ronda los 115 millones de metros cúbicos diarios.

Con DyN

20/7/2010

Archivado en: , ,

 

 

2 pensamientos en “El Gobierno acordará un nuevo precio y más oferta de garrafas ante la ola de frío”

  1. me hace reir esto de que salen a castigar a quienes vendan más caro.

    este gobierno prefiere la escasez a aceptar el verdadero valor del peso.

    Vean las consecuencias del Edicto de Precios Maximos de Diocleciano (301 DC)

    Nadie trabaja para perder plata, para eso se quedarían en su casa. Y si la gente se queda en su casa, nadie produce nada por lo que todo termina en escasez.

  2. En los países comunistas se hacía exactamente esto y nunca había productos, salvo que se los compráse en el mercado negro. Ningún comerciante va a vender nada a pérdida.

Los comentarios están cerrados.