FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

02/08/2010

Día del Niño: Importan 40% más de juguetes, pero faltarán Barbies

Los fabricantes locales disputan espacio con los extranjeros, pero coinciden en que las barreras a las compras externas los complican por igual por la alta estacionalidad. Las ventas crecerán 20%. Por Carmen López Imizcoz * A una semana del Día del Niño, importadores y fabricantes de juguetes se frotan las manos a la espera de […]

Los fabricantes locales disputan espacio con los extranjeros, pero coinciden en que las barreras a las compras externas los complican por igual por la alta estacionalidad. Las ventas crecerán 20%.

FARAONI Y RESTAINO. Uno representa a los nacionales y quiere más participación de mercado. El otro pide mayor consumo.

Por Carmen López Imizcoz *

A una semana del Día del Niño, importadores y fabricantes de juguetes se frotan las manos a la espera de que el boom de consumo se traduzca en ventas hasta 20% mayores en volumen que en el festejo de 2009, cuando la economía local atravesaba una recesión.

Las subas salariales y los recientes anuncios del Gobierno, que engrosaron los bolsillos de los padres de los homenajeados, se sumaron a la alta inflación, que desalienta el ahorro e impulsa una filosofía consumidora de “vivir el presente”.

Reunidos por PERFIL, Carlos Restaino, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Empresas de Juguetes y Afines (Aadeja, que nuclea a gigantes importadores como Mattel, así como a las cadenas de juguetería; y Miguel Faraoni, presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ), que aglutina a los fabricantes locales, coincidieron además en que las licencias de importación, que rigen desde 2005, agregaron incertidumbre al mercado y que tanto importadores como fabricantes pierden oportunidades de negocios por ellas.

Sin embargo, Restaino y Faraoni también pujan en sentidos opuestos. El mercado del juguete en la Argentina se reparte entre 35% de producción nacional y 65% de importados. Mientras Faraoni apunta a que la industria local acapare la mitad del mercado, Restaino habla de “agrandar la torta” y destaca que las compras al exterior también generan puestos de trabajo en el país.

Consultados sobre sus perspectivas para el próximo fin de semana, Faraoni explicó que “desde 2003, venimos recomponiéndonos. Incorporamos diseñadores industriales y gráficos para fabricar productos distintos a los chinos y exportar”. Indicó que la producción nacional creció 15% en el primer semestre con respecto al del año pasado. También crecieron las importaciones, entre un 30 y un 40% con relación a 2009. Según los comerciantes, las ventas en volumen crecerán entre 10% y 20%, indicó.

“Esperamos un Día del Niño bueno, aunque no sé si tan bueno”, dijo en cambio, Restaino. “Las ventas de juguetes tienen dos picos: el Día del Niño y las fiestas, que nos imponen una dinámica muy especial. Las medidas oficiales, tratando de acotar las importaciones, nos afectan”, explicó. En 2009, se importó 30% menos kilos de juguetes que en 2008. Esto permitió que la industria local no se viera afectada por la crisis internacional, dijo el representante de los importadores.

¿Habrá problemas de abastecimiento de productos importados como la Barbie?, le preguntó PERFIL a Restaino quien respondió: “Creemos que, en cantidades, va a haber algo menos, pero que el consumidor no lo va a sentir. Hay una sola excepción que es la Barbie”.

Explicó que ese producto es fabricado por Mattel, “que tiene diferencias con la administración que hace el Gobierno. Quizás algunas de las categorías de su portafolios de juguetes, no solamente Barbie, no cubran la demanda”. Para Faraoni, “si a los importadores los perjudican las demoras, a los fabricantes también. Los comerciantes, que buscan surtido, no nos hacen el pedido hasta último momento, cuando ya es tarde o problemático para la empresa”.

VIDEOJUEGOS vs. MUÑECOS
“Los videojuegos le restan posibilidades al juguete. Antes, una nena jugaba con muñecas hasta los 10 años. Hoy, a los 5 o 6 ya está con una computadora. La edad del chico con el juguete se achica”, explicó Miguel Faraoni, que representa a los fabricantes nacionales.

Estimó que “el juguete es necesario para el crecimiento: le permite compartir, dialogar. La máquina, no. El chico ya no dialoga, no sabe expresarse ni compartir con un amiguito. Nuestro consejo es que los adultos compren juguetes según la edad del chico y no los gustos del padre” dijo el empresario que llama a los padres a no quemar etapas de los niños.

* De la redacción de Diario Perfil

2/8/2010

Archivado en: