FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

18/08/2010

El Gobierno sólo obligará a Shell a bajar los combustibles

El Gobierno publicará en el Boletín Oficial que las petroleras deberán retrotraer los precios al 31 de julio. Pero el intento de aplicar la ley de abastecimiento abarcará únicamente a las dos últimas subas que aplicó Shell. La ley de abastecimiento, que intenta combatir los aumentos de precios de los combustibles, abarcará a las últimas […]

El Gobierno publicará en el Boletín Oficial que las petroleras deberán retrotraer los precios al 31 de julio. Pero el intento de aplicar la ley de abastecimiento abarcará únicamente a las dos últimas subas que aplicó Shell.

SUBAS. La medida de la Secretaría de Comercio sólo alcanzará a la petrolera Shell.
SUBAS. La medida de la Secretaría de Comercio sólo alcanzará a la petrolera Shell.

La ley de abastecimiento, que intenta combatir los aumentos de precios de los combustibles, abarcará a las últimas subas que aplicó Shell, con la que el Gobierno mantiene un largo enfrentamiento.

El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, dejó trascender que los precios de combustibles “deberán retrotraerse a los valores comercializados al 31 de julio“.

Esta medida deja a salvo a petroleras como Esso, YPF y Petrobras pero no alcanza a los aumentos que en agosto aplicó Shell, según adelanta La Nación.

Entre enero y julio todas las petroleras aplicaron aumentos del 20 al 30% en todos sus combustibles. La norma que quiere aplicar el Gobierno apenas recortará menos del 2% en algunos productos.

De todos modos, hasta ayer ninguna de las petroleras había recibido ninguna notificación sobre la resolución que congelaría los precios al 31 de julio. Tampoco se habían producido inspecciones en las estaciones de servicio.

En declaraciones a DyN, el presidente de Shell Argentina, Juan José Aranguren, aseguró que le llama la atención que se “asuste” con la ley de abastecimiento a “un sector abastecido”.

Aranguren señaló también que el paso previo a la imposición de la norma de 1974 es la declaración de la “emergencia”, pero que eso no se ha hecho “porque no hay ninguna emergencia”.

Al respecto, el funcionario de la petrolera estimó que “el problema no es el producto y no hay exceso de demanda, por lo tanto nadie se aprovecha de eso subiendo los precios, sino que a alguien le parece que el valor no es el que corresponde. Además, entendemos que la Ley no está vigente”.

Para Aranguren, “son varios” los factores pos los cuáles suben los precios, entre ellos el costo del petróleo. “Estamos convencidos que si no se permite un incremento del costo las reservas van a desaparecer y vamos a tener que pagar más para traerlo del exterior. Lo que me preocupa es que las reservas de la cuenca neuquina alcanzan para tres años”, agregó.

18/8/2010

Archivado en: , ,