FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

28/08/2010

Los super quieren, pero no saben como dejar las cuotas

Directores de supermercados afirman que los esquemas de 50 cuotas no son sustentables. Por Nicolás Gandini * Las promociones que poblaron este año las góndolas de electrodomésticos y bienes de consumo de los supermercados para aprovechar la fiebre mundialista podría tener fecha de caducidad. Este viernes, según cuestionaron los principales referentes del sector, el modelo […]

Directores de supermercados afirman que los esquemas de 50 cuotas no son sustentables.

SUPERMERCADISTAS. Federico Braun (La Anónima), Alfredo Coto y Daniel Fernández (Carrefour).

Por Nicolás Gandini *

Las promociones que poblaron este año las góndolas de electrodomésticos y bienes de consumo de los supermercados para aprovechar la fiebre mundialista podría tener fecha de caducidad. Este viernes, según cuestionaron los principales referentes del sector, el modelo de negocio de venta por cuotas sin interés, que provocó un boom de consumo de LCDs, beneficia, fundamentalmente, a los bancos que financian las operaciones y no a la cadena de distribución.

“Lo primero que hay que hacer es matar a los responsables de las áreas de marketing”, fustigó un irónico Alfredo Coto durante el cierre de las Jornadas ASU, para explicar que las promociones con cuotas y rebajas no se materializaron en el balance de su empresa, el mayor jugador local del segmento.

“Los esquemas de vender electrodomésticos en cincuenta cuotas sin interés no deberían tener mucha vida por delante, porque no son sustentables”, advirtió, en la misma línea, Matías Videla, gerente general de Jumbo Retail, que controla, además, las cadenas Disco y Vea. “Es imposible proyectar el costo financiero a dos o tres años”, completó el directivo.

La modalidad de fomentar el consumo con ofertas en cuotas sin interés y con tarjetas de crédito cobró impulso desde principios de año para sacarle el jugo al Mundial de Fútbol y se mantuvo por los muy buenos niveles de consumo de los sectores medios, que vieron en las promociones una oportunidad frente a la inflación.

“Pero hoy, son los bancos los que más ganan con este modelo de negocios”, continuó Daniel Fernández, presidente de Carrefour Argentina, otro de los grandes jugadores. Lejos de incrementar su rentabilidad, las entidades financieras terminan erosionando los márgenes de los supermercados. “Crecemos en volumen y facturación, pero la rentabilidad sigue cayendo”, indicó a PERFIL el ejecutivo de la compañía francesa que este año facturará el 19% más que en 2009, muy por debajo de la expansión de los salarios del sector, que crecieron el 29 por ciento.

POCA TORTA
Videla afirmó que los supermercaditas se llevan en la Argentina el 30% de la torta total del negocio de distribución de alimentos, bebidas y electrodomésticos, muy por debajo de Chile (60%) y Colombia (50%). Aún así, el problema es cómo salir del esquema de promociones, muy afianzado entre los consumidores argentinos.

“Es muy fácil entrar a los sistemas de promociones porque de inmediato levanta el nivel de las ventas. Pero reducir su peso es complicado. Por eso, quizás este buen momento del consumo sea el indicado para flexibilizar el sistema de cuotas”, destacó Fernández.

Con todo, los popes destacaron las fortalezas del escenario actual. “Si bien la inflación existe, por ahora no nos preocupa. Hay estabilidad para ganar más mercado”, defendió Coto. Para Videla, “este es un año para retomar la inversión y abrir nuevas sucursales”. Jumbo inaugurará en 2010 cerca de treinta plantas. Carrefour, otras cuarenta.

COTO: “LOS POLÍTICOS DEBEN APRENDER”
Conciliadores, los supermercadistas abordaron la disputa in crescendo entre el Gobierno y el empresariado, fogoneada esta semana por el faltazo de la cúpula de la UIA y la AEA a la presentación del informe sobre Papel Prensa y por las declaraciones de Cristiano Ratazzi, presidente de Fiat, que sustuvo que las compañías “no son felpudo del Gobierno”.

En diálogo con PERFIL, Coto se limitó a decir que “el empresariado argentino tiene que madurar a la par de la democracia argentina”. Pero se reservó el cierre de las Jornadas para asegurar que “ojalá los políticos no se pelearan tanto y aprendieran del empresariado a discutir sin que eso genere un conflicto”. Fernández, a su vez, indicó que “no es el mejor clima de negocios, pero hemos pasado por situaciones complicadas y siempre salimos adelante”. “Lo principal es recuperar un clima de concordia”, destacó.

* De la redacción de Diario Perfil

28/8/2010

Archivado en: ,

 

 

2 pensamientos en “Los super quieren, pero no saben como dejar las cuotas”

  1. Creo que el “sistema 50 cuotas” tiene tantos puntos a favor como puntos en contra, por el publico al que apunta. Entonces creo que al tener igualdad de puntos favorables a desfavorables, no es lo rentable que los responsables de area esperaban… Igualmente es un sistema usado hace tiempo en otras economias, en Argentina es un sistema joven, pero esto no quiere decir que sea malo. Habra que “afinarlo” un poco.
    Nicolas.

Los comentarios están cerrados.

Expertos