FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

04/09/2010

Cristina pega un giro y coquetea con la UIA para aislar a Clarín

Podría comprometer a los ejecutivos a moderar sus críticas, y al menos separarlos de la foto que los vinculó con AEA, donde predominan la empresa de medios y Techint.
ACERCAMIENTO. Cristina Fernández y el presidente de la UIA, Héctor Méndez.

Por Carmen López Imizcoz *

Luego de la semana de mayor tensión con el sector empresario de la era K, el Gobierno sorprendió este viernes y confirmó que asistirá al cierre de la conferencia anual de la Unión Industrial Argentina (UIA), que tendrá lugar dentro de dos meses y medio. Después de semanas de ataques, incluso a la propia UIA, entre las gremiales empresarias se leyó el “cambio de actitud” como un intento de desbloquear al sector privado del entorno del Grupo Clarín.

Ni el presidente de la UIA, el empresario plástico Héctor Méndez, se esperaba semejante gesto de seducción, luego de semanas cargadas de embestidas contra el sector privado, que incluyó el freno a la represa Ayuí –propiedad de un directivo de Clarín–, los bloqueos del sindicato de Camioneros, cercano al oficialismo, a la compañía Rabe, la pegatina de afiches anónimos en el microcentro porteño en los que se acusaba a legisladores de la oposición de ser los “empleados del mes” de Clarín, la presión del oficialista gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, para que la conducción de la UIA a nivel nacional no participe de una conferencia regional, entre otras manifestaciones.

“Me dejó asombrado. ¡¿Qué?!, me dije. Me maravillé”, reconoció Méndez en diálogo con PERFIL. La invitación a la Conferencia de la UIA había sido enviada a Presidencia el martes. Por lo general, el Gobierno no confirma su asistencia hasta último momento.

El año pasado, la presidenta Cristina Kirchner decidió que nadie del oficialismo participara en ese evento del encuentro empresario como represalia a la decisión de Méndez de compartir una tribuna con el titular de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, en el 45° Coloquio de IDEA, en Mar del Plata. Sin embargo, el Gobierno ayer se anticipó 75 días y anunció su asistencia, primero a través de Télam, quien adelantó una respuesta del titular de la UIA quien entonces aún no había escuchado la definición de la Presidenta a la pregunta de un periodista.

“Obviamente voy a estar allí presente: siempre he estado”, aseguró la jefa de Estado a la prensa desde la localidad santacruceña de Las Heras. “Siempre estuve presente en todos los actos de la industria, no sólo por un tema protocolar, sino porque nuestro Gobierno cree en ese modelo de país y de producción”, dijo, sin mencionar el faltazo de 2009.

El cambio de rumbo de Cristina también se produjo luego de que la jefa de Estado, en un acto organizado por la CAME calificó de “hipócritas” a los empresarios, que se benefician con el modelo y critican al Gobierno.

La imagen en sus retinas es la foto de un encuentro que tuvo lugar hace algunas semanas entre miembros de la UIA y la Asociación Empresarios Argentinos (AEA), entre los cuales se encontraba el titular del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, horas antes de que se produjera un encuentro del peronismo disidente con el CEO de Clarín en su domicilio particular de Recoleta.

ESPERANZA
Aunque el titular de la UIA se mostró esperanzado, y calificó al anuncio oficial de asistir a la convención como “una buena señal”, otros empresarios son más escépticos. En off the record, advirtieron que las críticas del Gobierno al empresariado se acentuaron luego del encuentro UIA-AEA. Según ellos, no sería descabellado que el último giro oficial, lejos de significar una actitud dialoguista del Gobierno, representara parte de una estrategia direccionada a aislar al grupo multimedial. “Dividir para reinar”, opinan. No obstante, Méndez consideró que “la Presidenta tiene que convivir con la industria del mismo modo que el empresariado tiene que convivir con ella”.

Además, la presidenta Cristina de Kirchner elogió ayer a la petrolera YPF por continuar con sus inversiones en el país y ser el “mayor contribuyente que tiene la AFIP”. El vicepresidente y CEO de la firma, Sebastián Eskenazi, que era el anfitrión del acto, retribuyó los elogios y cuestionó a los empresarios que “hablan sin saber”, anunció que “YPF duplicó su producción” y aseguró que “cada punto del PBI que crece el país, el parque energético tiene que crecer 50%, lo que implica miles de millones de dólares”.

“Estoy cansado de escuchar a los agoreros de siempre que nos tratan de convencer de que no tenemos futuro, que somos malos y no sabemos hacer las cosas en materia energética”, dijo el empresario afín al Gobierno en alusión a las críticas que recibe la compañía de ex secretarios de Energía vinculados con la Alianza y de legisladores de la oposición. “Estamos en inversiones duplicando la capacidad de refino, y ampliando nuestra red de distribución”.

“Querido amigo Sebastián Eskenazi”, dijo Cristina, quien destacó que él está al frente de “la empresa más importante de la República Argentina”.

* De la redacción de Diario Perfil

3/9/2010

Archivado en: ,