FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

11/09/2010

Tras captar ganancias de empresas, la CGT buscaría una reforma tributaria

Héctor Recalde confesó que después de la modificación de la Carta Orgánica del BCRA y el plan que alarma al mundo corporativo habrá “más noticias para este boletín”. Los planes de Hugo Moyano.
VICTORIA. Recalde bromea delante de un retrato suyo junto con Fidel Castro, luego de que Héctor Méndez, de la UIA, advirtió del peligro de iniciativas a la cubana.

Por Matías Barbería *

La CGT, conducida por Hugo Moyano, está tomando un rol protagónico en la política económica del Gobierno. Las dos iniciativas que más nerviosos ponen a empresarios y economistas ortodoxos –la participación de los trabajadores en las ganancias de las empresas y la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central– están siendo conducidas por la central obrera y los líderes sindicales van por más.

Lo que podría seguir es la modificación del cómputo del impuesto a las ganancias y una más ambiciosa “reforma tributaria integral”.

Los dos proyectos de ley son de autoría del diputado Héctor Recalde, la mano derecha legal y legislativa del líder camionero. Y reconocen un nacimiento poco ortodoxo para una iniciativa legislativa.

El próximo martes serán tratados, y se descuenta que avalados, por el consejo directivo de la CGT, en la sede de la central obrera en la calle Azopardo, antes de que llegue a manos de comisión legislativa alguna.

El primero de los proyectos persigue la participación de los empleados en las ganancias de las empresas, un derecho constitucional que ya desató una controversia con la Unión Industrial Argentina. La iniciativa afectará al 10% de las utilidades de empresas con más de 300 empleados que no reinviertan sus utilidades en proyectos de ampliación que impliquen mayor producción y empleo.

El otro proyecto de ley que comanda Recalde es la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central, en colaboración con la presidenta de la autoridad monetaria, Mercedes Marcó del Pont. Los antecedentes de sus dos autores, un abogado laboralista y la economista heterodoxa, son una declaración de principios en sí misma.

El proyecto de participación en ganancias ya fue avalado por Néstor Kirchner, el oficialismo parlamentario comprometió un rápido trámite y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, sostuvo que “es un derecho constitucional”.

“Cuando Hugo Moyano lanzó la Corriente Política Sindical, el año pasado, planteó que el movimiento obrero daba para más que acompañar, tenía que profundizar el modelo”, explicó Oscar Plaini, líder del gremio de los canillitas y miembro de la comisión directiva de la CGT.

“Sabemos que podemos estar en el centro de la escena, y por eso es que impulsamos proyectos que fomenten la producción, el empleo, el salario y el consumo”, agregó el sindicalista.

Líderes sindicales consultados por PERFIL aseguraron que la agenda de la CGT no se detendrá con estas dos leyes. Lo que sigue es la modificación al cómputo del impuesto a las ganancias, que afecta los salarios de muchos de los afiliados. “Con el tiempo, tarde o temprano, vamos a tener que discutir como central una reforma tributaria integral para que no sea el que menos tiene quien pague más”, se limitó a decir Plaini.

POR VENIR
Consultado por PERFIL, Recalde defendió su proyecto de participación de los trabajadores en las ganancias de las empresas y aseguró que trabaja codo a codo con Marcó del Pont para reformar la entidad monetaria.

—¿Por qué ahora? ¿Hay un visto bueno del Gobierno que hasta ahora no existía?
—Si usted me pregunta por qué ahora sí, tendría que responderle por qué no. Es algo que vengo planteando hace muchísimo, hemos trabajado en cantidades de iniciativas en pro de los trabajadores y se va avanzando de a una por vez. Ninguno de los dos proyectos responde a otra coyuntura más que al hecho de que estamos creciendo económicamente y queremos consolidar un crecimiento con igualdad.

—¿Por qué recae en Ud. la reforma de la Carta Orgánica del BCRA, algo más asociado a especialistas financieros?
—Mucha gente no sabe que yo fui “chofer” de Mercedes Marcó del Pont, desde 2005 hasta el 2007… Eramos diputados, y cuando terminaban las sesiones yo la dejaba en su casa. Ya de esa época trabajábamos juntos. Lo conversé con ella y con Moyano. Decidimos impulsarlo porque persigue el sostenimiento de la actividad, el empleo y la producción.

—¿Qué otros proyectos están en la agenda de la CGT?
—Yo, que soy un viejo oyente de radio, le respondo como un programa que cerraba diciendo: “Habrá más noticias para este boletín”.

11/9/2010

Archivado en: , ,