FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

11/09/2010

Empresas de cable dicen que el Gobierno quiere confiscarlas

Fuerte crítica de la cámara empresaria de televisión por cable al nuevo ordenamiento de la grilla y la amenazas del Gobierno sobre posibles pérdidas de licencias.
BURZACO. “Somos la piedra en el zapato del control informativo.”

Por Rodolfo Barros *

Aunque no hubo acto de cierre, los propietarios de sistemas de televisión por cable nucleados a ATVC terminaron su jornada anual ayer con fuertes críticas a la resolución por la que, a partir del 1º de octubre, deberán ordenar su grilla de programación. El nuevo orden de las señales de noticias beneficia al gubernamental Canal 7 y al paraestatal CN23, de Sergio Szpolski, empresario altamente beneficiado por la distribución arbitraria de la pauta de publicidad oficial.

Para los cableros: “Las declaraciones del titular de la Afsca (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual), Gabriel Mariotto, al afirmar que quien no cumpla la resolución de la grilla perderá su licencia, es un anticipo de que el Gobierno avanzará por la confiscación a través de sumarios y sanciones que le permitan la intervención de los medios”.

Recordaron que en consonancia con esta declaración, el jefe de Gabinete afirmó que los privados no tienen potestad sobre la grilla y que ésta es del Estado, en una visión anticonstitucional y sin respaldo real.

Las críticas de los propietarios de cables avanzaron también sobre la reglamentación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, a la que consideraron “forzada de la ley, y las resoluciones que derivan de ella son una clara muestra de un avance en dirección a silenciar a los cables como instrumentos de libertad de expresión, violando el derecho de propiedad y del ciudadano a estar informado”.

Walter Burzaco, presidente de la ATVC, destacó que “el cable es una piedra en el zapato a la vocación de control informativo. Se apunta a terminar con una industria nacional de cuajo, a cercenar el pluralismo, a limitar la libertad de expresión. En el camino se eliminarán fuentes de trabajo y cerrarán empresas. Para hacerlo, se construye un discurso falaz para acusarnos de muchas mentiras”.

* De la redacción de Diario Perfil

11/9/2010

Archivado en: , ,