FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

17/09/2010

Proyecto de Recalde: Todas las empresas deberían repartir ganancias en tres años

La iniciativa del diputado cegetista Héctor Recalde -que establece que el 10% de las ganancias se reparta "de forma anual" entre todos sus empleados- fue presentada anoche.
HECTOR RECALDE. Diputado por el FpV.
HECTOR RECALDE. Diputado del Frente para la Victoria y asesor legal de la CGT.

Según la iniciativa, en un plazo de tres años desde aprobada la ley todas las empresas que funcionen en el país deberán repartir de forma anual el 10% de sus ganancias entre sus empleados.

Si bien en un principio había trascendido que la división de utilidades se daría en las empresas de más de 300 empleados, el proyecto estableció que la línea entre los que repartirán y los que no se fijará sobre la base de las ganancias de cada una y no por su cantidad de trabajadores.

En el artículo 31 del texto, Recalde estableció que durante el primer año desde aprobada y promulgada la norma repartan sus ganancias las compañías que tengan más de 300 empleados. A partir del segundo año de entrada en vigencia la ley tendrán que sumarse las empresas que superen los 100 trabajadores, en tanto que después del tercer año de la aprobación de la norma todas las compañías tendrán que acatar la disposición.

También fija la creación de un Consejo Nacional de Participación Laboral, que funcionará como autoridad de aplicación de la ley, en la órbita del Ministerio de Trabajo. Ese organismo estará conformado por representantes del Poder Ejecutivo, de las entidades empresarias y los trabajadores, que podrán fiscalizar los números de las compañías.

Una de las funciones principales del Consejo será fijar un mínimo de ganancias a partir del cual se aplicará la ley.

Además, un 5% del total de las ganancias que se distribuyan entre los empleados será destinado a la creación de un “Fondo Solidario”.

En tanto, el 95% restante del monto a dividir será repartido de forma “proporcional” a los días trabajados.

La ley plantea excepciones a empresas que “tengan menos de dos años de antigüedad”. Tampoco deberán repartir sus utilidades “durante los primeros cuatro años de aplicada la ley” las empresas que se dediquen al rubro de “bienes o servicios nuevos”.

En tanto, quedarán exentas de dividir sus ingresos las fundaciones privadas con personería sin fines de lucro y las asociaciones cooperativas.

17/9/2010

Archivado en: , ,