FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

02/10/2010

Juan José Aranguren: el empresario más denunciado por el Gobierno

Es el presidente de Shell y el Ejecutivo presentó 57 causas penales en su contra, muchas más que contra cualquier otro empresario, incluso Héctor Magnetto. La decisión de mantenerse en el mercado sin crecer.
JOSÉ ARANGUREN. Presidente de Shell Argentina.

Por Patricio Ballesteros Ledesma

Shell continúa sus operaciones basada más en un stand by que en intenciones de crecer, aunque tampoco se muestre dispuesta a resignar posiciones y aceptarlo todo. Esto no es casual. El enfrentamiento con la administración K es un factor clave en esta decisión.

Es la única empresa que recibió más de 100 denuncias de la Secretaría de Comercio Interior, que se tradujeron en multas millonarias para la compañía y 57 causas judiciales para su presidente, Juan José Aranguren.

FORTUNA: ¿En qué estado se encuentran las causas penales que le inició el Gobierno a Shell y a usted como su presidente?
ARANGUREN:
Durante 2006 y 2007 fuimos sometidos a una presión importante por parte de Guillermo Moreno, que se tradujo en 117 sanciones por supuesto desabastecimiento, que terminaron en decenas de multas de $ 1 millón cada una y otras tantas absoluciones. En las que fuimos absueltos, la Secretaría de Comercio apeló y en las que fuimos condenados, aunque en un monto más bajo, apelamos nosotros. Esta discusión hoy está en Cámara.

FORTUNA: ¿Y las causas contra usted en forma personal?
ARANGUREN:
En 2007, el secretario Moreno además pidió una prisión de 6 meses a 4 años contra mí como presidente de la compañía, por cada una de las 57 causas que elevó a la Justicia. Eso está a la decisión de la Cámara Penal Económica, que tiene sus tiempos para resolver.

FORTUNA: ¿Quiere decir que podría tener que ir a la cárcel por este tema en un futuro?
ARANGUREN:
Sí, es parte de mi responsabilidad como cabeza de Shell en el país. Si la Justicia dice que cometimos una infracción, tenemos que ser sancionados y si dice que esa sanción merece la prisión del presidente de la compañía, corresponde que así ocurra. Yo espero igual que la Justicia nos de la razón, pero no me gustaría que lo haga cuando el funcionario que pidió la sanción no esté más.

CUESTIÓN DE PRECIO
“En los últimos siete meses hubo una recuperación del precio en pesos del 20%, que le permitió al productor de crudo volver a planificar inversiones y eso fue acompañado por un incremento en el precio de los combustibles del 25%”, relata Aranguren. Es la primera vez en mucho tiempo que los dos eslabones de la cadena tuvieron un ajuste favorable.

“Más que el visto bueno, no hubo llamadas telefónicas, alguien lo toleró”, dice Aranguren en obvia alusión al secretario de Comercio. Sin embargo, la suba duró hasta el 18 de agosto pasado cuando Moreno dijo basta, no por teléfono sino a través de la Resolución 295, de carácter retroactivo, pidiendo que los precios vuelvan a los niveles del 31 de julio.

ARANGUREN. En diálogo con Revista Fortuna.

FORTUNA: ¿Cómo recibieron la noticia en la compañía?
ARANGUREN:
Después de semanas de introducir un recurso administrativo en la Secretaría de Comercio, y varias medidas cautelares en la Justicia, el lunes 27 de setiembre pudimos tomar vista del expediente y allí no había antecedentes ni análisis de costos que justificaran esta nueva resolución, que además no tiene una vigencia ni plazos definidos. Deja abierta una incentidumbre con respecto al futuro mera vez en mucho tiempo que los dos eslabones de la cadena tuvieron un ajuste favorable y, obviamente, la única queja vino por el lado de los que tienen que llenar los surtidores. En ese momento, se decía que ese toque a los precios tuvo el visto bueno del Estado Nacional, por que a diferencia del pasado no hubo discursos en contra ni resoluciones de Comercio Interior.

FORTUNA: ¿En qué medida afecta a la empresa el proyecto del reparto de Ganancias de Recalde?
ARANGUREN:
En realidad, el tema de la participación de los trabajadores en las ganancias de las empresas se está dando ahora por una cuestión política, ante un año electoral: ¿por qué esperamos siete años para discutir esto? Pasa lo mismo que con la Ley de Medios Audiovisuales. Lo que realmente sí me preocupa es el tema de la cogestión de la compañía, que es el otro punto de ese proyecto de ley, porque la gestión corresponde al que invierte y no a los que trabajan.

Lea el artículo completo en la última edición de Revista Fortuna

2/10/2010

Archivado en:

 

 

Expertos