FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

06/10/2010

El Banco Mundial aconsejó a Argentina reducir el crecimiento del gasto público

Así lo afirmó economista jefe para Latinoamérica a Perfil. También descató que el país "estuvo entre los que más creció" pero que inflación acortan los márgenes de maniobra de la economía local.
DE LA TORRE. Dialogó con Perfil en Washington, en la asamblea del BM.

Por Alejandro Bercovich *
Enviado especial a Washington

Sin abandonar sus tradicionales recetas de ajuste, el Banco Mundial (BM) se manifestó “sorprendido” este miércoles por “la resistencia de América latina y el Caribe frente al embate de la crisis mundial”. En la previa de la Asamblea Anual conjunta que realizará desde mañana con el Fondo Monetario, el ente admitió que la Argentina “estuvo entre los países que más creció, con sus propias recetas”, aunque advirtió que sus márgenes de acción comienzan a agotarse e insistió con la tradicional recomendación de ajustar el gasto público.

El economista jefe del BM para la región, Augusto de la Torre, destacó en una conferencia de prensa que “Argentina creó grandes márgenes de maniobra inéditos con la megadevaluación de 2001-2002” y opinó que “eso le permitió ser uno de los países que más creció y que más sigue creciendo este año”.

El abandono de la convertibilidad no contó en su momento con la aprobación de los entes multilaterales ni del G-7, que incluso intentaron sostenerla mediante créditos que Argentina hizo entrar en cesación de pago. El BM y el FMI tampoco previeron la crisis financiera que estalló en septiembre de 2008 con el desplome de Lehman Brothers.

Con la evidencia de los últimos años, De la Torre optó por mostrarse cauto: “Argentina no hizo política monetaria con metas de inflación, pero tampoco es pecado hacer otras cosas”.

De todos modos, la advertencia se hizo escuchar: “Ahora esos márgenes –sobre todo cambiarios- se van angostando por la inflación, y por eso debe mejorar sus políticas para poder seguir creciendo”, sostuvo el funcionario del organismo multilateral.

—¿Entonces la recomendación es la misma que para los demás países de la región? ¿Reducir el ritmo de expansión del gasto? –repreguntó Perfil.
Sí, igual que los demás países, deben cuidar sus políticas macro –replicó el economista ecuatoriano.

El consejo había sido inicialmente para toda Latinoamérica. “Las políticas monetarias están siendo muy sobrecargadas por el riesgo de apreciación que implica la llegada de capitales. Y las políticas fiscales deberían colaborar más con las políticas monetarias. Es decir, ahorrar. Y eso se consigue haciendo que el gasto crezca menos que el PBI”, dijo. Aunque aclaró: “Entendemos que esto no es fácil, especialmente cuando tenemos elecciones en breve”.

El funcionario subrayó que “Argentina y los demás países latinoamericanos están mucho menos endeudados que los países ricos, que tienen ratios de más del 100% del PBI frente a un 30% promedio de esos países”.

Ante una consulta por la polémica sobre el pago de deuda con reservas del Centra, De la Torre también se cuidó de exagerar las críticas: “Para pagar deuda, los gobiernos tienen que tener dinero. Cuando el pago va al exterior, siempre involucra dólares. La discusión no pasa tanto por si se usan reservas o no, sino por si el gobierno tiene dinero suficiente para comprar esos dólares”.

El funcionario sí opinó en cambio sobre la deuda impaga con el Club de París, eje de la reunión en Alemania entre Cristina Kirchner y la canciller Angela Merkel. “Es verdad que Argentina está más integrada al mundo a través del comercio que a través de los flujos de capital. Pero para que eso se logre quedan pendientes elementos como la normalización de las relaciones con el Club de París. Los mercados internacionales están esperando que este camino se complete. Estoy seguro que muchos en Wall Street aguardan eso”.

* Especial para Diario Perfil

6/10/2010

Archivado en: , ,

 

 

Expertos