FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

09/10/2010

A pesar de Cristina, no habría más créditos hipotecarios pre-electorales

Funcionarios de la ANSES y del Banco Hipotecario analizan distintos modelos, sin lograr que cierre el financiamiento. La experiencia de 2008 y sus efectos negativos en el mercado.
PRÉSTAMO. Para las elecciones, el BH y la Anses no podrían aportar grandes soluciones

Por Matías Barbería

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) se quedará con $ 450 millones que tenían por destino las arcas del Hipotecario, para completar el plan “El crédito para tu casa”, que ya otorgó $ 1.150 millones en préstamos pero que no alcanzaron para activar el mercado.

Por ello, el lanzamiento del segundo tramo del plan no está entre los planes del Gobierno al menos hasta 2011, año electoral en el que el anuncio podría rendir mejores frutos políticos.

La Cámara Argentina de la Construcción, el ente previsional y el Banco Hipotecario intentan, en conjunto, generar una alternativa de financiamiento que permita al Gobierno contar con una nueva iniciativa antes de las elecciones. En noviembre, el Hipotecario será el anfitrión de un seminario sobre financiamiento a largo plazo que podría ser el punto de partida de esa mesa de trabajo que busca impulsar un nuevo plan hipotecario para el año próximo.

Aun así, la decisión es intentar obtener esfuerzos de terceras partes, para evitar volver a comprometer los fondos de la Anses, principal caja del oficialismo a la hora de hacer política social.

El objetivo es que el nuevo plan logre tener una vida más larga que el que se lanzó en 2009, y que goce de mejor suerte que el que emprendió con poco éxito este año el Banco Nación.

“El plan del año pasado fue un éxito pero no una solución de largo plazo”, confió a PERFIL un alto funcionario de la Anses. “El crédito hipotecario necesita una solución estructural, en la que la Anses puede ayudar, suscribir en parte, pero jamás fondear por completo”, señaló.

MESA TRABADA
La discusión técnica en la mesa de trabajo ya se inició de informalmente, como resultado de la presentación que hizo en la Bolsa de Comercio la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV), con una propuesta de financiamiento a treinta años a tasas del 4 y 6% anual, ajustadas por el índice de salarios del Indec. La propuesta no recibió aval oficial alguno. “Nuestra experiencia en el mercado nos indica que la tasa variable no llega a buen puerto, y la tasa fija es difícil de fondear”, comentó un ejecutivo del Hipotecario.

La Anses, por su parte, se abstuvo de responder y asegura estar analizando la propuesta de los desarrolladores.

El financiamiento de largo plazo es una cuenta pendiente del sistema financiero local, que no logra obtener fondeo genuino por los plazos necesarios para que las familias puedan acceder a su vivienda en cuotas coherentes con su nivel de ingresos.

SIN SOLUCIÓN
En el mercado local, financiar la compra de viviendas a treinta años obliga a elegir entre perjudicar a los deudores o perjudicar a los depositantes. Alta inflación y depósitos de corto plazo obligan a los bancos –o a la Anses– a ofrecer créditos a tasas altas o variables, para no perder ante la desvalorización del peso. Tasas que, desde el punto de vista de las familias interesadas en acceder a la vivienda propia, se vuelven inalcanzables.

El resultado es que en la Argentina los créditos para vivienda no alcanzan el 1% del PBI, contra el 7% en Chile y el 3,5% en Brasil, según Abeceb.com.

9/10/2010

Archivado en: ,

 

 

Expertos