FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

14/10/2010

Podrían cerrar las exportaciones de azúcar por falta en góndolas

El gobernador de Tucumán reconoció que hay preocupación por la falta de azúcar en el mercado nacional. Estimó que podría disponerse el cierre de las exportaciones.
GUILLERMO MORENO. Secretario de Comercio.
GUILLERMO MORENO. Secretario de Comercio.

El gobernador de Tucumán, José Alperovich, admitió que existe una fuerte preocupación del gobierno nacional por la falta de azúcar en el mercado doméstico y el consiguiente aumento del precio del producto en las góndolas de supermercados y comercios, y estimó que podría disponerse el cierre de las exportaciones.

“Hoy, a las 8.30, me llamó (el secretario de Comercio Interior de la Nación, Guillermo) Moreno, porque está faltando azúcar en la Argentina, a pesar de que recién terminamos la zafra”, indicó Alperovich.

Previo al encuentro que mantendrá mañana con directivos de los ingenios instalados en su provincia, el gobernador expresó que “esto se tiene que resolver en los próximos días y se van a tomar medidas” para evitar desabastecimiento de azúcar y suba en los valores minoristas. Alperovich aclaró que podría tomarse medidas tales como el cierre de los permisos de exportación de azúcar como la autorización de su importación desde Brasil, para reducir el valor interno.

En tanto, hay tres ingenios que siguen moliendo en Tucumán, de las 15 plantas fabriles ubicadas en la provincia: se trata de La Trinidad, Leales y Santa Rosa, que concluirán con su labor a fines de mes.

Desde el Centro Azucarero Regional de Tucumán (CART), se calculó que la producción local total rondará entre 1,19 millón y 1,2 millón de toneladas, en momentos en que el precio está en $150  por bolsa de 50 kilos, con tendencia alcista.

El año pasado, el precio de la bolsa de azúcar mayorista tocó los $60 al promediar la zafra, cifra que dista del valor que actualmente exhibe el producto. Sin embargo, esta orientación podría variar transitoriamente si se vuelca fuertes cantidades de producto al mercado por parte de los empresarios, que deben realizar pagos a obreros y trabajadores temporarios.

En el ánimo de los ingenios está latente la amenaza lanzada por la Secretaría de Comercio Interior, a cargo de Guillermo Moreno, de paralizar las ventas al exterior para que se incremente la cuota de azúcar fraccionado barato.

Para atender el pedido oficial, los ingenios destinaron un seis por ciento de su azúcar y hasta el momento son casi 200.000 toneladas que se venderán fraccionadas a precio que los industriales califican de quebranto, es decir a un valor de $75 por bolsa de 50 kilos.

Con DyN

14/10/2010

Archivado en:

 

 

Expertos