FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

08/11/2010

El Banco Mundial pide volver al “patrón oro” para frenar la guerra de monedas

El presidente del organismo pidió hacer un nuevo sistema de monedas que incluya al dólar, euro, yen, libra esterlina y el yuan. Fue el respuesta a la decisión de la FED de inundar el mundo de dólares.
ZOELLICK. Pidió que el "Bretton Woods II" contemple a todas las monedas enfrentadas.

El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, llamó el lunes a los países del G20 a devolverle al oro su papel de estabilizador en el sistema monetario internacional.

En una tribuna publicada a pocos días de la celebración de la cumbre del G20 en Seúl, Zoellick afirma que el mundo necesita un nuevo sistema para suceder a lo que llama “Bretton Woods II”, el régimen de cambio flotante en vigor desde finales de la convertibilidad del dólar en oro, en 1971.

“Aunque los manuales puedan considerar el oro como una moneda vieja, los mercados utilizan el oro como un activo monetario alternativo hoy en día”, escribe el jefe del Banco Mundial.

El nuevo sistema por crear “debería incluir el dólar, el euro, el yen, la libra esterlina y el renminbi (yuan chino)”.

“El sistema debería también contemplar usar el oro como un punto de referencia internacional vinculado a las previsiones del mercado para la inflación, la deflación y el valor futuro de las monedas”, precisa.

El precio de la onza de oro se ha disparado en los últimos días hasta niveles récord, animada por el debilitamiento del dólar provocado por el anuncio de medidas de reanudación de la FED. Las propuestas de Zoellick intervienen cuando la cumbre del G20, el jueves y el viernes, debería estar dominada por las preocupaciones vinculadas a la “guerra de monedas” lanzada tras la crisis financiera.

La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) fue vivamente criticado estos últimos días por una nueva inyección masiva de dólares en los mercados, denunciada como una fuente de desequilibrios mayores.

En paralelo, los países desarrollados, con EE.UU. a la cabeza, critican la infraevaluación persistente de la divisa china. Las principales economías “deberían ponerse de acuerdo para prevenir las intervenciones monetarias, salvo en las escasas circunstancias aprobadas por los demás”, indica Zoellick.

Su objetivo debe ser “adelantar los problemas en lugar de reaccionar a las tempestades económicas, políticas y sociales”. En el diario, también llama al G20 a promover la reformas estructurales para luchar contra los desequilibrios mundiales, entre otros por el refuerzo de la demanda interior en China y la aceleración de la reducción de la deuda en Estados Unidos.

Con AFP

8/11/2010

Archivado en: ,

 

 

Expertos