FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Estilo

27/11/2010

Artusi, un sommelier de café

El experto en esta infusión habla del mercado, la competencia entre las cadenas y el desconocimiento de los consumidores locales. Sus capacitaciones y su pasión por esta bebida.
ARTUSI. Durante uno de sus cursos.

Con más de mil cafeterías gourmet en Capital Federal, la competencia en el mercado del café se ha hecho cada vez más dura en el país. Cada mes, Havanna, Aroma, Starbucks, Café Martínez, Tea Connection o The Coffee Store anuncian alguna apertura.

Sin embargo, a pesar de esta proliferación de las cadenas, todo se resume a pedir un café sin mayores pretensiones. Hay casi un desconocimiento total sobre todo el mundo que rodea al café.

“Todavía se nos debe a los argentinos capacitación para crear la cultura del café, pero noto que hay un gran interés por aprender”, le cuenta a FORTUNA Nicolás Artusi, un periodista que hace cuatro años se interesó en esta bebida y hoy en día se ha convertido en sommelier de café y uno de los mayores referentes del tema en el país.

En estos años asistió a capacitaciones en todo el mundo, como Italia, Costa Rica o Brasil, y hace un par de semanas lo invitaron a Suiza conocer la planta de Nestlé Nespresso, la mayor fabricante de café en capsulas, con una producción de 14 millones de cápsulas al día y más de 8 mil millones al año.

Ahora estoy muy interesado en ir a la Universidad del Café en Italia para profesionalizarme más. Hay muchas cosas que se pueden aprender sobre el café y todos los pronósticos indican que está empezando a recorrer un camino parecido al que hizo el vino hace algunos años.

Habrá cada vez más información, más especialistas, más degustaciones de café y habrá más variedades. Hace 20 años, en la Argentina estaba el vino de mesa y el vino fino. No mucho más. Ahora hay cerca de 150 marcas, todas diferentes. De a poco, esto irá pasando con el café”, asegura Artusi.

OFERTA Y DEMANDA
Pero Nicolás Artusi no sólo sabe sobre degustaciones y variedades de café, sino que es un conocedor del mercado y la fuerte competencia que hay en el país. “Hay un fenómeno muy importante que está pasando que es la cantidad de cafeterías gourmet que están abriendo, que lo positivo que tienen es que están acercado a un público joven al consumo de café.

La verdad que esto se explica a partir de la llegada de Starbucks, que impulsó al resto. Son chicos de 16 años que toman café casi sin darse cuenta, porque han migrado de consumirlo como una infusión a tomarlo como un postre. El café empieza a competir con el helado porque tiene crema, espuma, vainilla, chocolate, hielo, de todo, y en el fondo, café” cuenta Artusi.

Pero para el sommelier son precisamente las cadenas las responsables de la falta de conocimiento. “Están en deuda todavía porque te sirven un café sin contarte que podés elegir entre diferentes variedades.

La verdad es que las marcas están preocupadas porque el consumo en el país está estancado desde la década del 70. Se consume un kilo de café por habitante por año; y lo grave de este estancamiento es que cada vez hay más cafeterías, entonces la oferta está desfasada con la demanda. Por suerte, las compañías del sector están estimulando el consumo”, concluye Artusi.

Lea el artículo completo en la última edición de Revista Fortuna

27/11/2010

Archivado en:

 

 

Expertos