FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

17/12/2010

Argentina y Brasil acordaron que en 2013 regirá una nueva política automotriz

Ambos países acordaron en el marco del Mercosur tener una política automotriz común, esta vez fijando la ambiciosa meta de lograr un nuevo esquema para comercio e inversiones en apenas dos años.
AUTOS. Brasil y Argentina acordarán nuevas políticas.
AUTOS. Brasil y Argentina acordarán nuevas políticas.

Según la resolución 56 aprobada por los cancilleres que integran el Consejo del Mercado Común del Mercosur (CMC), referida a las acciones destinadas a perfeccionar la Unión Aduanera, Brasil y Argentina acordaron que a partir de 2013 deberá regir una nueva política automotriz.

La medida dispone “crear un Grupo de Trabajo para elaborar y elevar a consideración del Grupo Mercado Común, en su primera reunión ordinaria del segundo semestre de 2012, una propuesta de Política Automotriz Común, con vistas a su entrada en vigor a partir del 1º de enero de 2013”.

El Mercosur tiene un esquema de comercio administrado de autos, sobre todo entre Argentina y Brasil que son los dos socios con mayor radicación de empresas terminales, y últimamente Uruguay. De acuerdo con las normas aún vigentes, el bloque regional debería ya contar con la liberación total del intercambio, una cuestión que Argentina generalmente ha demorado debido al temor a que las inversiones se desviaran hacia Brasil.

A lo largo de los más de 20 años de historia del Mercosur, los países del bloque ya negociaron en tres oportunidades políticas especiales para los autos. Pero en los últimos años, la fuerte revitalización de la industria en Argentina, donde se espera llegar al millón de unidades producidas en un par de años, permitió al país convertirse en un importante proveedor de autos del principal socio regional.

Las políticas del Mercosur, que tienen una marcada influencia de las empresas multinacionales radicadas en la región, reservaron el papel de proveedor de autos chicos y baratos a Brasil y de medianos y alta gama a Argentina. Pero a pesar del éxito que vive la industria en los últimos años, la rama completa automotriz si se incluye en el balance al autopartismo, deja para Argentina un saldo deficitario.

Tan solo en el comercio de autopartes las empresas esperan que en 2010 el déficit del comercio trepe a los U$S 7.000 millones.

Con DyN

17/12/2010

Archivado en: , , , ,