FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Mercados

10/01/2011

La FED realizó una inyección récord de efectivo en el Tesoro de Estados Unidos

La autoridad monetaria destinará casi la totalidad de sus ganancias de 2010 para a las arcas públicas para estimular a la mayor economía dl mundo. En junio de 2011 comprará títulos públicos.
LUTO. La Bolsa de Nueva York se realizó un minuto de silencio por el tiroteo en Arizona.

La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) anunció este lunes una inyección récord en el Tesoro de U$S 78.400 millones, proveniente de los beneficios que la institución emisora obtuvo en 2010.

La Reserva Federal indicó en un comunicado un beneficio neto récord de U$S 80.900 millones en 2010, es decir un 51% superior al del año precedente, según los resultados provisorios. Este guarismo ya había alcanzado niveles inéditos en 2009.

De acuerdo a analistas privados, la transferencia de fondos tiene por objeto político dotar al Gobierno federal de fondos para realizar programas de inversión que intenten estimular a la economía de Estados Unidos (EE.UU.).

MINUTO DE SILENCIO
Durante la jornada bursátil en Estados Unidos, la Bolsa de Valores de Nueva York se sumó al minuto de silencio que encabezó el presidente Barack Obama en señal de luto por las víctimas del tiroteo en Arizona que acabó con la vida de seis personas. Más información »

Sin embargo, esta transferencia no forma parte del mega-programa de compra de títulos del Tesoro de EE.UU. que realizará la máxima autoridad monetaria a partir de junio de 2011. Vale recordar que el 3 de noviembre pasado la FED decidió una compra de títulos públicos (escalonada en trimestres) que alcanzaría los U$S 600.000 millones.

En aquella oportunidad, la FED emitió un comunicado dando por sentado que este gasto público estará orientado a la creación de empleo y “vigilar la estabilidad de precios”.

La decisión de la FED había llegado después de que el mercado de Estados Unidos no diera síntomas claros de una recuperación robusta: en el tercer trimestre del año el PBI creció sólo 2%. Asimismo, entre las preocupaciones centrales del Gobierno estadounidense se encuentran en el ritmo de generación de empleo: es bajo y todavía continúa la destrucción de puestos.

AFP y Redacción FortunaWeb

10/1/2011

Archivado en: ,

 

 

Expertos