FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

24/01/2011

Los reclamos salariales se ajustan a la inflación de las consultoras desde 2007

Desde 2007 los reclamos salariales base que se realizaron todos los años duplicaron al índice de precios del INDEC y se ubicaron casi el mismo nivel que las mediciones privadas.

En los últimos cuatro años, los reclamos salariales de los sindicatos se ajustaron casi linealmente a la inflación estimada por las consultoras. Entre 2007 y 2010 inclusive, la suba de precios calculada por privados fue en torno a 120%, mientras que para el INDEC fue 34,3%.

De hecho, en cada uno de estos últimos cuatro años los reclamos salariales promedio terminaron siendo más del doble que la inflación anual informada por el INDEC. Por ejemplo, en 2010 los pedidos de aumento más austeros se ubicaron en el orden de 20% y los precios medidos por privados terminaron por incrementarse en torno a 26% (y 10,9% para el organismo estadístico).

Analistas consultados por FortunaWeb admiten que existe una fuerte correlación entre el nivel de reclamos y las expectativas inflacionarias de los consumidores (que para este año se ubican entre 25% y 30%, según un estudio de la Universidad Torcuato Di Tella).

Las claves de 2011

El secretario general de la CGT, Hugo Moyano, deslizó que un piso razonable para comenzar a discutir aumentos sería entre 20% y 25%. El líder gremial elige evitar una confrontación directa con el INDEC y afirma que los reclamos estarán guiados por “la inflación del supermercado” dado que los alimentos y bebidas son los bienes de mayor impacto en la canasta de los asalariados (pero también los que mayores aumenton registran).

En la vereda de enfrente, la CTA conducida por Pablo Michelli y la ‘CGT Celeste y Blanca’ que lidera Luis Barrionuevo pidieron 35%.

Para Javier Paz, analista de Ecolatina, “la negociación del gremio docente (en marzo) marcará un punto de partida, dado que su salario viene retrasado hace algunos años”, pero apunta que “no hay que perder de vista” los dos puntos fuertes del año 2010:

  • Los gremios que habían acordado entre enero y marzo negociaron una pauta muy por debajo de los que acordaron entre mayo y junio. A partir de abril la escalada del precio de la carne recalentó precios e hizo acordar mejores incrementos a partir de mayo.
  • Hubo mucha diáspora entre los aumentos -el rango fue entre 20% y 40%- entre los sindicatos. Así, algunos sobre fin de año acordaron sumas no remunerativas adicionales o bonos.

Gabriel Caamaño, de Joaquín Ledesma & Asociados, opina que “los salarios de los sectores con alta sindicalización se negociarán por expectativas” y agrega que “en 2011 el crecimiento del PBI se desacelerará pero la inflación será mayor (estima 28%)”. “El análisis se deberá hacer sector por sector, si los aumentos no están acompañados de un incremento de productividad, es más factible que se trasladen a precios”, completa.

Para Caamaño, el escenario de 2011 es diferente al que mantenían las empresas en 2007: “En parte, las empresas no tienen hoy grandes márgenes de absorción por rentabilidad. En los últimos dos años el crecimiento del PBI no estuvo acompañado de una suba de igual importancia en el nivel de empleo”.

Redacción FortunaWeb

24/1/2011

Archivado en: , ,

 

 

Expertos