FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

27/01/2011

Récord de subsidios para mantener quietas las tarifas de luz, gas y transporte

El Gobierno gastó en 2010 gastó $48.032 millones en subsidios. El monto representa un 47% más que en 2009, según un informe de la Asociación Argentina de Presupuesto Público.
SUBSIDIOS. Seguirán incrementándose en 2011.
SUBSIDIOS. Seguirán incrementándose en 2011.

El Estado sigue aumentando el gasto en subsidios para controlar las tarifas de energía y del transporte, los precios de determinados productos alimenticios, la importación de combustibles y el funcionamiento de empresas públicas.

En 2010 gastó $ 15.350 millones más respecto al año anterior, según un informe de la Asociación Argentina de Presupuesto Público difundido esta mañana por el matutino Clarín. Mediante esta inyección de dinero, el Gobierno buscó evitar subas en las tarifas públicas para contener la inflación. Sin embargo, y a pesar de las tarifas subsidiadas, solamente en los últimos cuatro años la inflación trepó un 120%.

El informe agrega que para 2011, las tarifas seguirán sin cambios, pero con una inflación que se estima que rondaría el 30%. “Esto obligará al Gobierno a incrementar el gasto en compensaciones abriendo interrogantes sobre la sustentabilidad de este esquema de subsidios”, asegura el diario.

Más de la mitad del total subsidiado se lo llevó el sector de energía, fundamentalmente a CAMMESA para sostener las tarifas eléctricas y ENARSA por la importación de combustibles . De acuerdo con los datos del comercio exterior, en 2010 las compras de combustibles y lubricantes del exterior totalizó US$ 4.443 millones, con un incremento del 69% por mayores precios y volúmenes importados.

El transporte se llevó otros $13.306 millones “principalmente para compensar los incrementos de los costos de las empresas de servicios de transporte público automotor de pasajeros urbano e interurbano, asignaciones para gastos de explotación y de inversión a favor de los concesiones de trenes y subtes del área metropolitana, transferencias a Aerolíneas Argentinas y al Ferrocarril General Belgrano”, explica el informe de ASAP. El resto se repartió entre la industria agroalimentaria y el sector rural y forestal.

27/1/2011

Archivado en: , , , ,

 

 

Expertos