FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

21/02/2011

Efecto Moreno: En Córdoba ya cerraron más de 200 estaciones de servicio

El mercado petrolero se concentra cada vez más. El control de precios, los cupos de las petroleras y la suba de costos son factores determinantes en los cierres.
EN RETIRADA. Son varias las estaciones que cierran sus puertas en el Interior.
EN RETIRADA. Son varias las estaciones que cierran sus puertas en el Interior. (Foto: la Voz)

La comercialización de combustible está concentrando el mercado en manos de menos jugadores. En Córdoba, por ejemplo, ya desaparecieron más de 200 estaciones de servicio.

Según estimaciones de la Federación de Expendedores de Combustibles, en 2002, funcionaban en la provincia 700 estaciones de servicio. Actualmente y -de acuerdo a datos de la Asociación de Estaciones de Servicios (AES)- en esa ciudad estarían funcionando ahora 506 puntos de venta.

Esa entidad aseguró a La Voz que el año pasado cerraron en el país 250 estaciones,  con lo que quedan en funcionamiento 4.400 en el mercado nacional. “Hay un enorme problema de rentabilidad, que el sector venía arrastrando y que se agravó en 2010. El cierre se nota mucho en el interior de la provincia”, advirtió el titular de la Federación de Expendedores de Combustibles, Raúl Castellanos. Las más golpeadas son las estaciones blancas, que reciben muy poco combustible por parte de las petroleras.

Según confiaron empresarios del sector, la venta de combustible en una estación YPF reporta una rentabilidad promedio de 7,5%. Los precios bajos de la marca se compensan con los grandes volúmenes de venta, a pesar de que por el sistema de cupos los puntos de venta pueden quedarse sin nafta súper a fines o inicio de la semana.

En tanto, marcas como Petrobras, Shell y Esso ofrecen una rentabilidad que puede duplicar la de YPF, pero los volúmenes de venta son sensiblemente menores porque compiten con precios mayores, ya que no reciben los subsidios que tiene la marca líder en ventas.

A su vez, estas marcas también aplican cupos de venta, por lo cual las estaciones de la marca Petrobras y Shell, por ejemplo, no sólo venden menos que las YPF sino que no reciben el volumen de combustible que necesitan.

“A aquellas estaciones que se salen del circuito de las marcas tradicionales les cuesta abastecerse, no consiguen combustible y terminan cerrando”, explicó a ese diario Luis María Navas, asesor de AES.

21/2/2011

Archivado en: , , ,