FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

28/02/2011

Mazda, condenada por el suicidio de un empleado

La justicia japonesa dictaminó que la automotriz deberá indemnizar con US$770.000 a los familiares de un trabajador que se suicidó en 2007 por exceso de trabajo.
MAZDA. Deberá indemnizar a la familia de un empleado.
MAZDA. Deberá indemnizar a la familia de un empleado.

El grupo japonés Mazda Motor deberá indemnizar con U$S770.000 a los familiares de un empleado que se suicidó en 2007 por exceso de trabajo.

El tribunal consideró que la automotriz debería haber cuidado la salud de su empleado, que sufría una depresión y no recibió ningún respaldo cuando tuvo que ampliar su horario por dificultades con algunos clientes, lo que le llevó a quitarse la vida a los 25 años.

“El trabajo que estaba realizando antes de suicidarse era excesivo desde un punto de vista cualitativo y cuantitativo, y el suicidio es atribuible al trabajo”, dictaminó el juez Ryuki Nakamura, citado por la agencia Kyodo.

No se trata de la primera vez que una empresa debe pagar una indemnización en Japón a causa de ‘karoshi’, un término que el Gobierno nipón reconoció por primera vez en 1992 para designar la muerte causada por la falta de descanso por las obligaciones laborales. En mayo del año pasado, una cadena de restaurantes tuvo que indemnizar a familiares de un empleado que falleció de un ataque el corazón tras haber trabajado un promedio de 112 horas extras mensuales.

28/2/2011

Archivado en: ,

 

 

Expertos