FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

07/03/2011

Tras el Carnaval, pondrán más trabas a la importación de 200 productos

En la aduana de Zárate hay más Mini Coopers que los que se vendieron en febrero. El miércoles se aplican nuevas licencias. Siguen frenadas 3.000 autos de lujo en la aduana de Zárate.
VUELO SOBRE ZÁRATE. En una toma. 1. Hay 33 modelos Smart. En febrero se vendieron 56. 2. Se cuentan 75 Mini Cooper. El mes pasado se patentaron 56.

Por Sebastián Iñurrieta *

El viernes fue el turno de las Barbies y el resto de los juguetes de Mattel. Quedaron parados en la aduana porque la AFIP los encontró flojos de papeles. Pero desde el próximo miércoles, tras los feriados de Carnaval, las trabas a los productos importados que erosionan el superávit de la balanza comercial por la pérdida de competitividad del peso y la debilidad de las exportaciones entran en vigencia 200 nuevas Licencias No Automáticas (LNA) entre las que figuran las nuevos frenos para autos de alta gama, cuyos motores tengan cilindradas de más de 3000 centímetros cúbicos, en caso de los nafteros, y de 2.500 para los diésel.

Más allá de que la medida se oficializará esta semana, en la aduana de Zárate están estacionados más de tres mil vehículos de lujo, algunos desde hace más de un mes. Las automotrices negocian desde diciembre su ingreso al país con el Ministerio de Industria, a cargo de Débora Giorgi, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Es por ello que los importadores de Mercedes Benz, Audi, BMW, entre otras, se pusieron de acuerdo en “no hacer olas”. PERFIL sobrevoló la aduana de Zárate y encontró que, en una sola toma, se observan 75 Mini Coopers. Para tener una idea de la dimensión del freno, los registros de la asociación que nuclea a las concesionarias afirman que el mes pasado se patentaron 56 de esos vehículos. En la misma escena se vislumbran 33 Smarts, el modelo de auto pequeño y ecológico fabricado por Mercedes Benz. La marca entregó 42 de esos vehículos durante febrero.

Con el dato de que en 2010 la participación en el mercado local de los autos importados creció del 58 al 62%, y que derivó en una caída del 28% del superávit comercial, Giorgi y Moreno se reunieron con los representantes de las principales marcas extranjeras para reclamarles que disminuyan un 20% las compras fuera del Mercosur, al tiempo que les pidieron que trabajen en planes para aumentar las exportaciones.

“Hasta tanto no se empiecen a viabilizar esos proyectos, la decisión oficial es restringir el ingreso de automóviles importados de extrazona”, afirmaron fuentes oficiales con acceso a las negociaciones. Mercedes Benz, Audi, Porche, Alfa Romeo, BMW y Hyundai son algunas de las marcas importadoras que buscan el visto bueno del Gobierno. Para evitar los frenos, en Industria confían en que una de ellas nacionalizaría “algunos componentes que actualmente se fabrican en Brasil”. Además de que BMW cumpla el insinuado proyecto de instalar una fábrica de motos en Córdoba. Cerca de Giorgi también piensan que algunas automotrices podrían exportar tapizados con cuero argentino y promocionar en el resto del mundo otros servicios y productos nacionales, como la cartelería local y los vinos mendocinos.

“Nunca ganaron tanto como con este gobierno, tienen que dar algo a cambio y ayudar al resto de la industria”, juran en la cartera de Giorgi que fue la orden que “bajó” la presidenta Cristina Kirchner. Mientras tanto, las marcas de coches de lujo guardan silencio a la espera de la reunión con los funcionarios, el próximo jueves.

* De la redacción de Diario Perfil

7/3/2011

Archivado en: ,

 

 

Expertos